octubre 15, 2021

Marcha indígena en Bolivia avanza aún sin peticiones al Gobierno

La Paz-. La marcha indígena iniciada hace un mes en Bolivia y prevista para llegar hoy a la ciudad de Santa Cruz, aún cerca de su destino sigue sin presentar un pliego de peticiones al Gobierno nacional.

Esta movilización partió el pasado agosto del departamento del Beni con el objetivo de arribar a la plaza 24 de septiembre, en el día de la efeméride santacruceña, y según medios locales reunirse con el gobernador opositor Fernando Camacho, a quien se le acusa de manipular a estos movilizados para satisfacer sus intereses.

Debido a percances el grueso de los marchistas no llegarán hoy a su meta sino el fin de semana, cuando se espera divulguen su pliego petitorio ya que recién se conformaron las comisiones para articular las demandas, según reportó Bolivia TV.

Hace unos días el presidente de la Central Indígena Regional Amazónica, Eloy Cartagena, expresó que este movimiento carece de legitimidad por tener un trasfondo político.

También el representante de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente, Chaco y Amazonía, José Manuel Pintola, reveló que la marcha ‘responde a intereses personales de exdirigentes de esas comunidades’.

Pintola alegó que la caminata está presidida por Adolfo Chávez y Marcial Fabricano, otrora líderes del sector, ‘pero ahora sin representatividad porque no fueron elegidos por las organizaciones indígenas legítimas’.

Igualmente el movimiento aimara Ponchos rojos desconoció la legitimidad de esta columna y se desmarcó de cualquier alianza política con el Comité Cívico de Santa Cruz y su directiva.

Según el diario El Deber, una segunda movilización de indígenas chiquitanos llegó el pasado martes a Santa Cruz después de una caminata de 19 días desde San José de Chiquitos y ayer tuvo su primer contacto con Camacho.

El gobernador resaltó en un discurso con motivo de la efeméride de la ciudad que va a defender ‘hasta la muerte’ a los pueblos indígenas de tierras bajas que se encuentran movilizados.

Sobre el tema, el analista Hugo Siles advirtió que el solo hecho de que Camacho y varios políticos de oposición apoyen esta marcha y asuman un rol de interlocutores deslegitima al movimiento.

Resaltó que este respaldo contrasta con la realidad, pues históricamente los pueblos originarios de las tierras bajas y altas del país han sido marginados por ellos.

Siles explicó que esta agenda política manejada por el Comité Cívico santacruceño es de confrontación por tierras y responde a un propósito de conflicto con el Gobierno de Arce.

Be the first to comment

Deja un comentario