mayo 17, 2022

Fiscal pide adelantar juicio por corrupción a dirigente neoliberal

Lima-. El fiscal Anticorrupción José Pérez pidió hoy adelantar el juicio a la dirigente neoliberal peruana Keiko Fujimori, para evitar que una reforma legal en proyecto pueda dejar impune a la acusada y más de 40 co-inculpados.

El fiscal que investigó a Fujimori por lavado de activos y otros cargos y ha pedido para ella más de 30 años de cárcel, dijo que el adelanto es necesario para que la reforma, que acota el procedimiento de colaboración eficaz (delaciones de implicados), sea usada con el fin dejar impunes a los imputados.

La modificación reduce el plazo de la negociación de los acuerdos de colaboración, los somete a mayor control y prevé sanciones de cárcel a quienes revelen el nombre de cualquier delator o el contenido aunque sea parcial de su aporte a la Fiscalía.

Pérez pidió al juez del caso, Víctor Zúñiga, garantizar el avance del proceso con el adelanto de las declaraciones en el juicio, del expresidente de la empresa brasileña Odebrecht, Marcelo Odebrecht, y su exrepresentante en Lima, Jorge Barata.

Ambos, en virtud de un acuerdo de colaboración eficaz, declararon a Pérez en Brasil, en la fase de investigación, que aportaron en secreto un millón de dólares a Fujimori con fines electorales y deben confirmarlo en el juicio oral, actualmente en una fase preparatoria.

Pérez dijo que la reforma aprobada en primera instancia por la comisión de Justicia del Congreso de la República, puede tener efectos adversos en los procesos por corrupción en marcha, como el que tiene en el banquillo a la hija del exgobernante de mano dura Alberto Fujimori, preso por corrupción confesa y otros crímenes.

Añadió que si se adelantan las confesiones de Odebrecht y Barata en la fase de juzgamiento, se asegurará la validez de sus testimonios, pues no podrán ser afectados por la reforma legal en preparación.

Recordó el caso del israelí Josef Maiman, excolaborador del expresidente neoliberal Alejandro Toledo (2001-06) y quien antes de morir ofreció un testimonio minucioso y con pruebas contra Toledo.

Confesó que fue intermediario de sobornos por más de 30 millones de dólares, que Odebrecht confesó haber pagado a Toledo por contratos de obras públicas, testimonio que conserva su validez para cuando el exgobernante sea juzgado, previa extradición de Estados Unidos.

Entretanto, esta semana se inició el proceso al expresidente Ollanta Humala (2011-16), su esposa, Nadine Heredia, y otros acusados por lavado de activos y otros cargos, y continúa siendo investigado en libertad condicional el exmandatario neoliberal Pedro Pablo Kuczynski (2016-18).

Sea el primero en opinar

Deja un comentario