mayo 17, 2022

Mathias Forteau: La demanda de Chile no tiene razón de ser, porque reconoce que Bolivia tiene soberanía sobre el Silala

Bolivia ratificó este martes que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya debe emitir un fallo que reconozca su soberanía sobre los canales e infraestructura de las aguas del Silala, porque Chile acepta tal propiedad territorial. Así lo afirmó Mathias Forteau, abogado internacional que asesora al Estado plurinacional en el litigio por los manantiales.

“La primera contrademanda no tiene ninguna ambigüedad: Bolivia le pide a la Corte que diga y que falle que Bolivia posee la soberanía sobre los canales y demás infraestructuras situadas en su territorio y que tiene el derecho de decidir si y cómo estas instalaciones se deben mantener (sic)”, aseveró en su intervención.

Aseguró que esta demanda no debe plantear el mínimo problema, porque una soberanía de este tipo queda reconocida en el derecho internacional, incluida en la jurisprudencia de la Corte y que Chile reconoce en sus escritos que Bolivia posee estos derechos soberanos.

“Tras haber observado que las instalaciones concernidas se sitúan exclusivamente en territorio boliviano, Chile ha indicado efectivamente que acepta que Bolivia tiene la propiedad de la infraestructura situada en su territorio, propiedad que, como indica Chile, se basa en el principio fundamental de la soberanía territorial”, sostuvo el jurista francés.

Hizo énfasis en que Chile reconoce la soberanía que Bolivia tiene sobre los canales y los sistemas de drenaje artificiales del Silala, situados en su territorio, así como el derecho de decidir si los mismos deben mantenerse y de qué manera.

Se refirió al caso luego de que Chile planteara que una restauración de los humedales puede justificar un posible desmantelamiento de estas infraestructuras, incluso alienta a Bolivia a restaurar estas zonas.

“Chile reconoce, y sigo citando, que no tiene derecho de pedir a Bolivia que instale o que mantenga infraestructuras para su propio beneficio. Chile ha añadido en su réplica que la primera contrademanda no sería impugnada por Chile, de lo que cabe deducir, según Chile, que no existe diferendo alguno a este respecto y que en consecuencia esta demanda no tendría razón de ser (sic)”, añadió.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario