febrero 4, 2023

Experto advierte que alentar al ciudadano a perseguir a la policía es “altamente peligroso para el Estado”

La Paz (ABI). – Urgir al ciudadano a ejecutar una “persecución casi de inteligencia” contra los miembros de la fuerza pública en el departamento de Santa Cruz, como lo hizo el sábado el extremista presidente del Comité Interinstitucional Cívico, Rómulo Calvo, “es altamente peligroso para el Estado”, advirtió un experto en seguridad y defensa.

“Es altamente peligroso para el país amedrentar el trabajo policial, cuyos miembros son funcionarios públicos y cumplen un mandato constitucional de preservar la seguridad interna del país”, dijo el analista constitucional y experto en seguridad y defensa, Pedro Ugarte, en referencia a la convocatoria ciudadana de Calvo que pido públicamente, en el marco de una supuesta “nueva relación con el Estado”, “identificar con fotografías, nombres y apellidos” a los policías que habrían cometido supuestamente “actos de extorsión y abuso de autoridad” durante los 36 días de conflicto.

El líder cívico, al anunciar el fin del paro, justificó la convocatoria por el “inadmisible abuso, odio y racismo” de la institución del orden contra la región durante las violentas jornadas que se iniciaron el 22 de octubre pasado.

De acuerdo con Ugarte, fueron, por el contrario, los cívicos, a través de sus grupos de choque, quienes cometieron actos de racismo y discriminación contra la población indígena como la ayorea en el área rural, y gremiales, comerciantes y campesinos en la ciudad por oponerse al paro.

Señaló que la orden de persecución policial, que también es un acto de discriminación, podría extenderse peligrosamente a las familias de los uniformados y provocar una espiral de violencia de imprevisibles consecuencias.

Mientras los miembros de la policía no vulneren el orden constitucional, y su ley orgánica, dijo el experto, son libres de ejercer su profesión.

Pero ordenar casi una persecución, agregó, es alentar a que no exista orden en la región.

En las últimas cuatro décadas solo las mafias ligadas al narcotráfico, particularmente en Colombia y México, han ordenado perseguir a la fuerza pública cuyos resultados han sido crueles y sangrientos.

Inseguridad ciudadana

Durante el violento paro cívico la inseguridad ciudadana en los puntos de boqueo, entre el ocaso y la madrugada, provocaron la muerte de tres personas en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, una violación grupal, cientos de casos de extorsión a los conductores y al menos una docena de casos de lesiones graves y gravísimas entre quienes estuvieron a favor y contra de la medida que exigía censo en 2023.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, Julio César Cossío, declaró en su momento que las condiciones sociales “hostiles” dificultaron las investigaciones y el trabajo de inteligencia operativa.

Mototaxista

Eduardo Arancibia Barrancos, de 22 años, falleció al ser casi decapitado por un cable de tendido eléctrico que los bloqueadores dejaron amarrado a baja altura entre dos árboles.

El joven chofer de mototaxi circulaba de madrugada en su vehículo de dos ruedas y, al intentar sortear un punto de bloqueo en el barrio Tres Lagunas, ninguna señal le advirtió del letal obstáculo.

En el barrio Latino dos hombres fueron atacados a puñaladas por un grupo de personas.

Uno falleció y el estado de salud del otro, que está internado en un centro de salud de la ciudad, es de diagnóstico reservado.

De acuerdo con el comandante de la Estación Policial Integral 9, Jorge Espejo, el fallecido es José Eduardo Sosa, de 28 años.

El secretario general de la Fiscalía General del Estado, Edwin Quispe, reveló desde la Capital del Estado que Sosa perdió la vida al desangrarse por múltiples puñaladas y que, además, “le extirparon el corazón”.

Otra persona murió al ser atropellada por un motorizado que intentó esquivar una barricada que bloqueaba el paso.

Violación grupal

La madre de una víctima pidió a la Casa de la Mujer que denuncie que, en un punto de bloqueo durante el tercer día de paro cívico, se cometió una violación agravada por múltiples agresores.

“La Policía activó inmediatamente todos los mecanismos de investigación para encontrar a los responsables del hecho”, informó el director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia, Carlos Oporto.

En este caso, el secretario general de la Fiscalía General del Estado también explicó que se trata de una joven de 21 años y que ya se desplegó un equipo multidisciplinario especializado para avanzar en el caso.

El hecho habría ocurrido el 24 de octubre en la zona periurbana de Pampa de la Isla, en el barrio Señor de los Milagros, próximo al cuarto anillo.

Puerto Quijarro

Julio Taborga fue el primer fallecido del paro cívico. Murió en la madrugada del 23 de octubre en Puerto Quijarro, en la frontera con Brasil.

Taborga era funcionario del municipio fronterizo.

Derechos Humanos

El exrepresentante de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) en Bolivia, Denis Racicot, consideró en su momento que en Santa Cruz rige de facto una “masiva y sistemática” violación a los derechos humanos como efecto del paro.

El Defensor del Pueblo, Pedro Callisaya, dijo que en la capital cruceña ocurrieron múltiples vulneraciones de derechos a la salud, a la vida, a la integridad y a la libre circulación.

Callisaya indicó que en 35 días de paro se registraron 68 denuncias sobre vulneraciones a los derechos humanos.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario