julio 13, 2024

El matrimonio igualitario en Argentina: un paso hacia la igualdad y el reconocimiento de los Derechos Humanos


Por Soledad Buendía Herdoíza * -.


El matrimonio igualitario, entendido como la unión legal entre personas del mismo sexo, ha sido un tema de gran relevancia en el debate público y político en toda la Región en las últimas décadas. Analizaremos el caso de Argentina, país que ha desempeñado un papel pionero al aprobar la legislación que permite el matrimonio igualitario. Exploraremos los argumentos a favor de esta medida, los beneficios que ha traído consigo y las críticas que ha enfrentado.

En 2010, hace 13 años, durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, Argentina se convirtió en el primer país de América Latina y el décimo en el mundo en legalizar el matrimonio igualitario. Esta histórica ley modificó el Código Civil para permitir que las parejas del mismo sexo accedan al matrimonio en igualdad de condiciones que las parejas heterosexuales. La aprobación de esta legislación fue un hito importante en la lucha por los derechos LGBTIQ+ y marcó un avance significativo hacia la igualdad y el reconocimiento de los Derechos Humanos.

Uno de los principales argumentos a favor del matrimonio igualitario es el principio de igualdad ante la ley. Negar el acceso al matrimonio a las parejas del mismo sexo se considera una forma de discriminación y una violación de los derechos fundamentales. Al reconocer el matrimonio igualitario, Argentina garantiza a todas las parejas, sin importar su orientación sexual, los mismos derechos y responsabilidades legales, así como los beneficios sociales y económicos asociados al matrimonio.

Además de promover la igualdad, el matrimonio igualitario ha tenido efectos positivos en la sociedad. En primer lugar, ha contribuido a la visibilización y aceptación de la diversidad sexual. La legalización del matrimonio igualitario ha ayudado a romper estereotipos y prejuicios, promoviendo una sociedad más inclusiva y respetuosa de la diversidad. Asimismo, ha brindado a las parejas del mismo sexo la posibilidad de formar una familia legalmente reconocida, lo que les otorga estabilidad y protección legal.

Las principales críticas provienen de sectores conservadores y religiosos que argumentan que el matrimonio debe estar reservado exclusivamente para las parejas heterosexuales, basándose en interpretaciones religiosas y tradicionales. Sin embargo, es importante destacar que el matrimonio civil es una institución legal y no religiosa, y que el Estado tiene la responsabilidad de garantizar la igualdad de derechos y trato para todos los ciudadanos.

La aprobación del matrimonio igualitario en Argentina fue un hito histórico que marcó un gran avance en la lucha por la igualdad y el reconocimiento de los Derechos Humanos. Permitió que las parejas del mismo sexo accedan al matrimonio en igualdad de condiciones, promoviendo la igualdad ante la ley y la aceptación de la diversidad. Además, ha brindado a estas parejas la estabilidad, los derechos y las protecciones legales que el matrimonio proporciona.

Si bien el matrimonio igualitario ha enfrentado críticas de parte de sectores conservadores, cabe subrayar que la igualdad de derechos no es negociable. La diversidad sexual es una realidad innegable y garantizar la igualdad y el reconocimiento legal a todas las personas, independientemente de su orientación sexual, es un paso esencial hacia una sociedad más inclusiva y justa.


*       Asambleísta ecuatoriana.

 

Sea el primero en opinar

Deja un comentario