abril 20, 2024

Destacan que Bolivia avanza hacia la suficiencia energética con primera Planta de Biodiésel

La Paz-. (ABI). – Con la puesta en funcionamiento de la primera Planta de Producción de Biodiésel, Bolivia avanza hacia la autosuficiencia energética y establece un precedente en la región en desarrollo sostenible y cuidado del medio ambiente, destacó el ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina.

La autoridad resaltó que este proyecto es posible gracias a la colaboración de profesionales de distintos países y universidades internacionales, así como a la dedicación y visión del Gobierno boliviano.

“Con la puesta en marcha de esta planta, Bolivia no solo avanza hacia la autosuficiencia energética, sino que también establece un precedente en la región en términos de desarrollo sostenible y cuidado del medio ambiente”, afirmó.

La planta de biodiésel, concebida como parte del plan de Gobierno del presidente Luis Arce, “tiene como objetivo principal la reducción de las importaciones de combustibles fósiles, al tiempo que impulsa la industrialización y diversificación de los recursos naturales de Bolivia”.

El presidente Luis Arce, al destacar la importancia de este proyecto, afirmó que la puesta en marcha de la Planta de Biodiésel representa “no solamente un hito en la historia de los biocombustibles del país, sino también en la gestión de Gobierno”.

Este proyecto es un pilar fundamental para el Gobierno nacional, alineado con su visión de desarrollo económico y social comunitario.

Ubicada en la refinería de Santa Cruz, esta planta procesará aceite vegetal para producir biodiésel, utilizando también aceite reciclado como materia prima, lo que contribuirá a la reducción de residuos y al fomento de la economía circular.

Además, el biodiésel producido tendrá un menor contenido de azufre, lo que beneficia tanto al medio ambiente como a la vida útil de los vehículos.

Se espera que la planta, cuya construcción comenzó a finales de 2022, tenga un impacto significativo en la economía del país, con una reducción estimada de los costos de importación de combustibles.
Esta medida no solo refleja un ahorro para el Estado, sino también una estrategia sólida de sustitución de importaciones y un paso firme hacia la soberanía energética.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario