octubre 30, 2020

ANDAMIAJES Los sentidos y orígenes del Carnaval

Año tras año, el inicio del mes de febrero nos prepara para recibir las fiestas de carnavales en varios países de América Latina, una tradición que habiendo sido introducida con la colonización española, va cobrando con el tiempo diversos significados, como resultado de la hibridación y el mestizaje, e incorporando nuevos significados que a su vez, con el tiempo, también van cambiando, porque la cultura es dinámica.

Existen variadas interpretaciones sobre los significados que las diferentes culturas le atribuyen al carnaval, una de las fiestas más populares que se celebra tanto en el mundo occidental europeo como en Latinoamérica. En Bolivia, en su diversidad cultural, también se hacen visibles variados significados y diversas formas de celebrar esta fiesta, y si bien el más conocido en el mundo es el carnaval de Oruro, para los pueblos indígenas del Altiplano, o para las culturas del Oriente y del Chaco, el carnaval representa otra cosa.

Del mismo modo, ocurre en otras latitudes, y resulta tanto para historiadores como para los estudiosos de las culturas, una tarea compleja definir los orígenes de esta celebración, y sobre la cual existen también diversas, y algunas veces hasta confusas, teorías al respecto. Sin embargo, la búsqueda de los orígenes de las cosas resulta una tarea apasionante.

Al respecto, por ejemplo, algunos historiadores señalan que existen rasgos fundamentales del carnaval que están presentes en muchas culturas y no necesariamente por influencia europea.  Otros señalan que, en Occidente, tiene su origen en las fiestas paganas romanas, de donde se cree que se difundió a Europa y de allí habría sido introducido a América. También se habla de que otra fuente de origen sería Egipto y Sumeria, hace más de 5.000 años.  Otros, en cambio, refieren que se trata de una fiesta celta que penetró a través del mundo romano en el cristianismo.

En cambio, sobre las características y los significados de los carnavales para los pueblos indígenas andinos, principalmente, se menciona un carácter ritual vinculado con los ciclos de reproducción, tanto agrícola como a la actividad de crianza de los animales, donde también se cruzan costumbres paganas, así como otras provenientes de la religión católica, heredadas de la Colonia.

Pero qué caracteriza a la mayoría de los carnavales hoy en día, sobre todo en las urbes, si no es el carácter de espectáculo, de catarsis, de ritual de conversión, como una suerte de válvula de escape, necesario para liberar las tensiones, posturas y máscaras que las sociedades se ven obligadas a sostener a diario.

Entretanto, en esta indagación sobre los diversos sentidos del carnaval, encontré uno que calza con mi sentir, y de seguro con el de muchas y muchos de ustedes: se trata de los sentidos de renovación, de limpieza, de transformación, de cambio, de despojarse de aquellas cosas, sentimientos, situaciones y pensamientos que es necesario abandonar, para transitar ligera por los andamios del nuevo ciclo que comienza.

________

* Comunicadora y periodista

Be the first to comment

Deja un comentario