octubre 22, 2020

Recuperando la memoria

El jueves 10, en Cochabamba, el intelectual boliviano Rafael Puente ha presentado su libro “Recuperando la memoria: una historia crítica de Bolivia”, en cuya introducción señala lo siguiente:

En este libro no entramos en el estudio de las culturas ni de las estructuras sociales anteriores al momento de la invasión española, no porque carezcan de importancia sino precisamente porque son demasiado importantes. Precisamente porque son importantes, hay diferentes versiones -y visiones- muchas veces contrapuestas concretamente sobre las culturas y formaciones estatales andinas falta mucho por estudiar, y lo que ya se conoce es tan complejo y amplio que supera nuestra presente tarea de historiación. Además hay escuelas y teorías muy diferentes, y no queremos entrar en polémica con ninguna (no nos sentimos capaces).

Y esa dificultad se agranda si queremos prestar atención a la historia pre-colonial de los pueblos de Tierras Bajas, todavía mucho menos estudiada.

Tampoco entramos en el tema de la Conquista y la Colonia españolas como tales. Seguro que sería importante preguntarse cómo pudo ser tan fácil la conquista de todo un estado -”imperio” le han llamado algunos- poblado por millones de personas y con un sorprendente nivel de desarrollo tecnológico y organizativo. Al respecto se ha hablado de divisiones internas y de conquistas previas, y probablemente todo ello jugó un importante papel (en todo caso insuficientemente investigado). Pero habría que ve si, ante todo, no está el tema del estado. El venezolano Rangel afirma que la diferencia entre la conquista de Norteamérica por los ingleses y la de Centro y Sudamérica por los españoles está en que los primeros trataron a los aborígenes como a animales salvajes y los segundos los trataron como a animales domésticos… La idea es sugerente, pero no resiste un examen más minucioso. ¿Por qué en la India, por ejemplo, los ingleses se comportaron de otra manera y no trataron a la población aborigen como a animales salvajes? Y a la inversa, ¿por qué españoles, en la misma América, sí trataron como animales salvajes a los indios Caribes, y a los Charrúas y a muchos otros? No parece que se trate de actitudes esencialmente diferentes de unos y otros conquistadores, sino más bien de las condiciones en que se encontraban los pueblos conquistados. Tal vez se pueda llegar a comprobar que allá donde los pueblos conquistados no habían llegado a organizarse como estado, y por tanto ofrecían una resistencia de vida o muerte, la tendencia de todos los conquistadores sea la de aniquilarlos; mientras que a los pueblos que sí se encontraban organizados como estado -el estado supone una actitud de aceptación y sumisión por parte de comunidades e individuos- a los conquistadores les resultaba mucho más fácil y más útil tratarlos como a animales domésticos, y para aprovechar esa sumisión prefirieran limitarse a cortar la cabeza del estado…

Para hablar en serio de todo esto tendríamos que dedicarle mucho tiempo y un volumen aparte, tal vez algún día.

Para simplificar, y porque nuestra preocupación es obtener lecciones de la historia para comprender el presente y diseñar el futuro, nos limitamos aquí a la historia de lo que ha sido nuestra actual Bolivia; y sólo echaremos mano de la época colonial en la medida en que sea necesario para comprender la existencia misma de la república, es decir por qué al llegar el momento de la independencia ya había las condiciones que la hacían posible.

Que no se nos pida pues lo que no estamos pretendiendo hacer…

 

El autor<–>

Be the first to comment

Deja un comentario