octubre 21, 2020

El petróleo de Libia trofeo de guerra de la OTAN

Los acontecimientos trágicos de una invasión capitalista

Transcurrido el desastre natural en el Japón con consecuencias aún no cuantificadas ni resueltas debido a los desastres ocasionados en sus plantas nucleares, se decide por ejecutar hechos más destructivos y macabros en el norte africano. El “Consejo de Seguridad de la ONU” decide intervenir en un problema que solo le atañe resolver a la soberanía de Libia, país africano con inmensas riquezas petroleras. Dicha intervención se autoriza a través de la resolución 1973, documento que a pesar de restringir la intervención solo a una zona de exclusión aérea, en los hechos está siendo utilizada como carta blanca a tres potencias militares (EE.UU, Inglaterra y Francia) para invadir Libia, ocasionando mayor número de víctimas, de las que ya tenían, entre la población civil y militar.

La intervención militar a Libia ya se anticipó antes de que existiera la resolución de la ONU y su consejo de seguridad. Declaraciones agresivas en contra de la soberanía de Libia eran manifestadas por altos funcionarios norteamericanos, como la Sra. Clinton, vomitando su mordacidad en los siguientes términos: “El gobierno de Obama está dispuesto a ofrecer” cualquier tipo de asistencia “a los libios que buscan derrocar a Muammar Gadafi, la secretaria de Estado Hillary Clinton dijo que [Febrero 27]” hemos estado llegando a muchos libios diferentes que están tratando de organizarse en el este y que la revolución se mueve hacia el oeste, allí también “, dijo Clinton.” Creo que es demasiado pronto para decir cómo se va a jugar, pero vamos a estar listos y preparados para ofrecer cualquier tipo de ayuda que cualquier persona desea tener de los Estados Unidos. “Se están realizando esfuerzos para formar un gobierno provisional en la parte oriental del país, donde la rebelión se inició a mediados de mes.” ( Clinton: EE.UU. listo para ayudar a Libia a la oposición – Asociado, Prensa , 27 de febrero de 2011, énfasis agregado)

A partir del 20 de marzo del presente año se observa la acción militar más cruenta y grande desde que las fuerzas militares estadounidenses invadieran Irak el año 2003. Es preciso recordar que todos los argumentos que justificaban esa invasión constituían una sarta de mentiras que nunca pudieron ser comprobadas. La invasión a Libia utiliza, para su justificación, los mismos argumentos de entonces.

Es importante tomar en cuenta que con estas intervenciones agresivas se están agudizando los problemas energéticos, es un asunto de la crisis energética, es parte de la gran crisis del capitalismo y que tiende a ser un asunto de larga duración, espacio de tiempo en que el capital y sus grandes transnacionales petroleras intentarán sacar la mayor ventaja ganancial posible. Por ejemplo, el petróleo de Libia puede estar fuera del mercado mundial durante muchos meses. Aspecto que ocasionará precios altos de este recurso natural no renovable, ganancias que favorecen a las transnacionales que están ubicadas en territorios que poseen estos recursos naturales y que poco favorecen a sus poblaciones oriundas.

Libia es productor grande de petróleo de alta calidad

Libia es uno de los países más grandes en exportación de petróleo, produce, en épocas normales, alrededor de 1,58 millones de barriles diarios. Este flujo está siendo reducido a su mínima expresión, como consecuencia de la violencia desatada por el conflicto interno que será incrementada por la invasión y agresión militar de occidente

Libia produces some of the highest quality, “sweetest” crude oil around. El petróleo extraído del subsuelo libio tiene alta calidad en varios aspectos, es de fácil refinación en gasolina y diesel, tiene bajo contenido de azufre y la calidad en el quemado es más limpio. Características que comparadas por el petróleo de los países árabes son de mejor calidad. En términos comparativos, se requieren tres barriles de petróleo de Arabia Saudita para la obtención de combustible diesel que ha sido obtenido con uno de Libia, es decir que existe una relación de tres a uno.

Los acontecimientos tensos en Libia están ocasionando movimientos en el precio del crudo, aunque con poca rapidez, pero esta ocasionando alerta en los países importadores de este crudo y cuya calificación es de economías emergentes, es el caso de países del Asia.

Alerta en los países importadores de crudo

Los países que en las últimas décadas tuvieron economías crecientes, pese a la crisis múltiple del capitalismo mundializado, están previendo las consecuencias de una posible escases de los combustibles fósiles.

A la cabeza de China, los países asiáticos, estas procediendo al reforzamiento de sus reservas estratégicas de petróleo, debido a la inminente disminución de la oferta y de los precios altos tanto del petróleo como del gas natural y sus derivados

La China pretende tener cerca de 500 millones de barriles de petróleo en sus reservas hasta el 2020, esta cantidad equivale a tres meses de sus importaciones, y se constituiría en la segunda mayor reserva del mundo. Por su parte La India quiere almacenar alrededor de 40 millones de petróleo hasta fines del 2012, cantidad que equivale a dos semanas de sus importaciones.

Estas medidas asumidas en las proyecciones de reservas por parte de estas dos economías emergentes tendrán sus efectos en el incremento de los precios del petróleo, precios muy altos que ni el propio Wall Street proyecta actualmente.

En resumen, la conclusión es simple, los motivos de la invasión a Libia no son de índole humanitaria sino de claros objetivos económicos.

Los objetivos económicos de la invasión a Libia

Se valora en cuatro trillones de dólares las reservas de petróleo existentes en el subsuelo de Libia, ese es el objetivo real de la intervención armada por parte de los países desarrollados y no sus argumentaciones hipócritas de defender la vida de los civiles en dicho país.

Libia es una de las potencias grandes en el mundo de recurso petrolero, en su territorio se encuentra alrededor del 3,5% de las reservas mundiales del petróleo, con esta cantidad dobla a las reservas de los EE.UU. consecuentemente el real motivo de la invasión a Libia es tomar pertenencia de sus reservas petroleras, privatizando la industria petrolera de este país, transfiriendo el control y la propiedad de este recurso a empresas transnacionales afines a sus intereses mezquinos de concentrar la riqueza mundial. No existen objetivos humanitarios ni democráticos en este acto de genocidio. El gobierno libio que surja después de este acto de invasión, comenzara debiendo todas y cada una de la bombas y balas utilizadas por los ejércitos imperialistas, porque el capital no perdona sus deudas ni eroga recursos sin tener retornos gananciales, incluso cuando cometen actos criminales. Esa deuda que está acumulando Libia con estos invasores se la tendrá que pagar con su Petróleo.

Últimas estimaciones sobre los recursos que tiene Libia dan cuenta que, las reservas de petróleo llegan a 60 Mil Millones de barriles, sus reservas en gas natural llegan a 1.500 Millones de metros cúbicos. La producción fluctúa entre 1,3 a 1,7 Millones de barriles por día, producción que está por debajo de su capacidad de su instalación productiva. El objetivo de producción a largo plazo se proyecta a 3 Millones de barriles por día de petróleo y 2.600 millones de pies cúbicos por día, cifras proporcionadas por la Corporación de Petróleo Nacional (NOC), empresa petrolera nacional de Libia.

Libia es el botín de guerra, la guerra ha sido, es y será un instrumento excelente para los negocios. El petróleo libio será el trofeo de guerra de estas potencias invasoras, EE.UU y la OTAN.

Fuentes:

    http://www.taringa.net/posts/offtopic/9739034/Insurreccion-e-intervencion-militar-en-Libia-_1_.html (Artículos de Investigación Mundial por Michel Chossudovsky)

    Telesur

    http://www.elmundo.es/elmundo/2011/03/21/internacional/1300709636.html

    www.sinpermiso.info

    http://www.elonce.com/secciones/internacionales/nota.php?id=206273

*     Docente Investigador Titular del IIE-UMSA, economista

       brahamap@gmail.com

Be the first to comment

Deja un comentario