octubre 26, 2020

Mujer-Madre y maternidad

Las primeras celebraciones dedicadas a las Madres se remontan a la antigüedad. En la Grecia clásica se rendía honores a la diosa Rhea, siendo Creta y Atenas los lugares de culto más importantes. Por su lado, los romanos celebraban “La Hilaria”, una serie de ofrecimientos en el templo de Cibeles que duraban del 15 al 17 de marzo. En la Inglaterra del siglo XVII se celebraba el “Domingo de servir a la Madre” y, entre los primeros seguidores de Cristo se honraba a la virgen María por ser madre de Jesús.

En la actualidad, en la mayoría de los países europeos se festejan las virtudes y el sacrificio de la madre el primer domingo de mayo; en Alemania y Estados Unidos es el segundo domingo del mismo mes y, en los países latinoamericanos la fecha de celebración varía convirtiéndose en otra festividad comercial.

En este contexto, el “Día de la Madre Boliviana” conmemora la resistencia y valor de las cochabambinas, quienes el 24 de mayo de 1812, atrincheradas en la Colina de San Sebastián, repelieron la invasión de las tropas realistas comandadas por José Manuel de Goyeneche; y, una vez derrotados los patriotas dirigidos por Esteban Arze, el 27 de mayo la heroica resistencia femenina sucumbió y Goyeneche logró tomar Cochabamba.

Si bien, el 8 de noviembre de 1927, durante el gobierno de Hernando Siles se promulgó una Ley estableciendo que cada 27 de mayo se celebrará el “Día de la Madre”, debiéndosele rendir honores en colegios e instituciones educativas; es una asignatura pendiente prestar una adecuada atención a las condiciones en las cuales les toca vivir a las madres en Bolivia.

Debe destacarse que, de los más de ocho millones de habitantes, casi dos millones son mujeres que asumen el rol de madres. Si bien la mayoría tiene entre 1 y 9 hij@s, Santa Cruz posee una tasa de fecundidad similar al promedio nacional (4 hij@s por mujer), mientras que Potosí y Pando registran tasas más elevadas llegando a 6. Por otra parte, a diario mueren tres madres por enfermedades relacionadas con la maternidad y el aborto 1.

En torno a la edad, las bolivianas comienzan a ejercer la maternidad previo los 21 años; 1 de 3 da a luz antes de los 20 años y, el 18% es madre antes de cumplir 18. Nótese que en el altiplano el embarazo a partir de los 14 años, es un patrón cultural que demuestra fertilidad.

A su vez, la situación socioeconómica de las últimas décadas ha provocando reducciones en los niveles salariales, desintegración familiar, deterioro en la calidad de vida, y por ende un aumento de la presencia femenina en el mercado laboral. Las circunstancias actuales demuestran que la jefatura femenina del hogar en hogares monoparentales es del 78%. Por su parte, la Encuesta de Hogares del programa Mecovi realizada por el INE, reveló que de 1.682.335 madres, desempeñan trabajos en los sectores informal, estatal, empresarial y doméstico un total de 1.053.522.

Con el trasfondo de estas consideraciones, y dado que se conmemoran 199 años desde que estas mujeres bolivianas nos dieron una muestra de compromiso, entrega, valor y sacrifico al enfrentarse cara a cara con el dominio español que regía en nuestra América; y a pesar del reconocimiento del decisivo rol que cumplen las mujeres en el desarrollo del país y, a la existencia de diversos tratados y convenios a favor de los derechos de la mujer-madre, es evidente que bajo el amparo de nuevas leyes o mejorías en la aplicación de las ya existentes, las madres bolivianas aún no están integradas socialmente en el escenario nacional.

Congruente con lo citado, en la singularidad de la celebración del “Día de la Madre”, y al margen de una serie de festejos que las homenajean con premios, concursos, festivales, show artísticos, obsequios y promociones, como un merecido reconocimiento que glorifica el rol maternal de las mujeres, la ocasión es oportuna para destacar y rendir un homenaje a las madres bolivianas que hoy siguen siendo tan luchadoras y valerosas como lo fueron las de la Coronilla.

*     Politóloga y magister en relaciones internacionales.

1          Datos del último Censo Nacional de Población y Vivienda.

Be the first to comment

Deja un comentario