octubre 31, 2020

Genealogía de la elección de magistrados y autoridades del Órgano Judicial y Tribunal Constitucional

Este breve recorrido nos permite visualizar la filial compleja de la formación del texto constitucional, tanto en los informes de comisión, tanto en los textos aprobados en Sucre, y luego en Oruro. Ninguna de las redacciones anteriores quedó plasmada de manera íntegra e idéntica en la Constitución Política del Estado de 2009, es decir en la CPE vigente, sin embargo es posible encontrar los rastros, las intenciones, la densidad política que puso en juego la Asamblea Constituyente, en tanto acontecimiento.

Genealogía del Presente

Estamos delante de un futuro que se abre, se despliega, siempre al ras de lo acontecido, de los momentos constitutivos de la política. Estamos delante de uno de los desplazamientos de la política respecto a la elección de magistrados y autoridades del Órgano Judicial establecidos por mandato constitucional.

En nuestra tradición jurídica, el denominado Poder Judicial era parte de la división de poderes, y sus magistrados, ministros y autoridades eran nombrados por el Poder Legislativo. Hoy en una lógica distinta la potestad de administrar justicia emana del pueblo boliviano conforme a lo establecido por el artículo 178 de la Constitución, y es la población la que elige a los magistrados y autoridades del Órgano Judicial y del Tribunal Constitucional. ¿Cómo llegamos a esto?, no hay otra forma de comprender este presente que vivimos sin la referencia a una pluralidad de acontecimientos que sucedieron y que decantaron en este momento, y que a la vez se proyectan a un futuro. Por ello proponemos reflexionar a partir de una genealogía del presente.

Entendemos por genealogía a la filial compleja del presente, es decir la manera en la que el presente tiene una multiplicidad de pasados, de pliegues y repliegues que permiten comprender aquello que se desata, se desarrolla y se proyecta en el presente continuo.

La filial compleja de la elección de magistrados se la puede encontrar, recortando algunos hechos históricos, en el desarrollo del Proceso Constituyente 1.

Una instantánea del proceso constituyente

Como es sabido, la Asamblea Constituyente se organizó en Comisiones. Una de ellas la Comisión del Órgano Judicial, estaba a cargo de deliberar y redactar una propuesta de texto de constitucional al respecto.

Al interior de la Comisión de Justicia se presentaron dos propuestas, la primera perteneciente al partido político MAS y la segunda perteneciente al partido político PODEMOS – MNR. La primera se plasmó en los informes de mayoría, y la segunda en los informes de minoría.

Respecto a la propuesta del MAS, la relación según el informe de mayorías era la siguiente:

Artículo 4 Tribunal Supremo de Justicia.- Es el máximo tribunal de justicia contencioso administrativo de la jurisdicción ordinaria. Está compuesto por nueve magistrados titulares y suplentes, elegidos, uno por cada departamento (…).

 

Artículo 6 Selección, Elección de Magistrados.- Los magistrados serán elegidos mediante voto popular, sobre la base de la participación ciudadana, que garantice la legalidad, legitimidad e idoneidad en el desempeño de sus delicadas funciones. El control disciplinario administrativo de la justicia efectuará una pre selección de los postulantes por cada Departamento y remitirá a la Corte Nacional Electoral la nómina de los pre calificados, para que éste proceda al sufragio electoral en cada Departamento. Resultando elegidos el que hubiera obtenido, simple mayoría de votos, debiendo el Presidente de la República suministrarle posesión en su cargo.

 

Artículo 7 Requisitos para su elección.- Para ser miembro del Tribunal Supremo de Justicia se requiere:

 

  1. a)Ser boliviano de origen y ciudadano en ejercicio.
  2. b)Tener la edad mínima de 35 años.
  3. c)Tener Título de Abogado en Provisión Nacional
  4. d)Haber desempeñado, con honestidad, ética y buen crédito, el ejercicio de las funciones judiciales por 10 años, o haber ejercido el mismo tiempo la profesión de abogado o la Cátedra Universitaria.
  5. e)Estar inscrito en el registro electoral, y
  6. f)No haber sido condenado a pena corporal, no tener pliego de cargo ejecutoriado, ni tener sanción de destitución del Consejo del Control Disciplinario Administrativo de Justicia.

 

Durante la pre selección y elección de los magistrados, cuando se encuentren en funciones jurisdiccionales no podrán pertenecer a partidos políticos o agrupaciones ciudadanas.

La propuesta del MAS se sustentaba, según el informe de mayorías, en la siguiente información: de 90 propuestas de la sociedad civil, 15 planteaban la elección de Magistrados por 2/3 del Congreso; 48 planteaban elección directa mediante voto de los magistrados; 9 por pruebas de idoneidad; 2 por meritocracia; 5 por examen de competencias; 2 por Carrera Judicial; 4 por Cabildo; 2 por Organizaciones de la Sociedad Civil; y las demás combinaban la elección de magistrados con lógicas de pre selección por parte del Órgano Electoral. En consecuencia, según el informe de mayorías, un 54% de las propuestas proponían la elección de autoridades del Órgano Judicial y del Tribunal Constitucional por voto universal. Esto suponía según la fundamentación del informe de mayorías, que la sociedad plural boliviana buscaba intervenir directamente en la reconstrucción de la justicia en Bolivia, así sea de la forma más simple, como es la elección de estas autoridades.

Respecto a la propuesta de PODEMOS – MNR, encontramos lo siguiente manifestado en el informe de minoría de la comisión respectiva.

Artículo 3.- El Tribunal Supremo de Justicia es la máxima instancia de la justicia ordinaria y contenciosa administrativa de la República. Su organización y funcionamiento se establecen en la ley orgánica, además de las disposiciones siguientes:

 

  1. Se compone de dieciocho ministros, que se organizan en salas especiales con sujeción a la ley.

 (…)

 

III. Los Ministros son elegidos por el Consejo de la Magistratura en los siguientes términos:

 

  1. a)Nueve Ministros conforme a las normas de la Carrera Judicial uno por cada uno de los departamentos.
  2. b)Los restantes provendrán de cada uno de los departamentos, serán nombrados por el Congreso Nacional, por 2/3 de votos del total de sus miembros, de ternas numeradas por el Consejo de la Magistratura, dichas ternas serán el resultado de calificación curricular y convocatoria pública. Desde la recepción el Congreso tiene 30 días de plazo para realizar el nombramiento, caso contrario de forma automática se designará al primero de la terna.

 

  1. Desempeñarán sus funciones por un periodo personal e improrrogable de seis años, computables desde el día de su posesión, pudiendo ser reelegidos solo por un nuevo periodo.

En la propuesta de Podemos-MNR se planteaba la existencia de jueces vecinales nombrados por el Consejo de la Magistratura de ternas de las Juntas Vecinales (artículo 14 de la propuesta de PODEMOS – MNR); propuesta que planteaba una cercanía de la justicia a los ciudadanos.

Asimismo en la propuesta de PODEMOS – MNR el Consejo de la Magistratura estaba integrado por 9 miembros que eran designados de la siguiente manera: Dos por la Asociación de Jueces y Magistrados de Bolivia; Dos por el Colegio Nacional de Abogados; Uno por las Universidades Públicas; Uno por las Universidades Privadas acreditadas; Uno por la Confederación de Profesionales de Bolivia; Uno por la Federación de Empresarios Privados de Bolivia; y Uno por la Central Obrera Boliviana. Como puede observarse el Consejo de la Magistratura en la propuesta de PODEMOS – MNR era altamente corporativa.

En los encuentros territoriales, casi la totalidad (podríamos decir un 99%) de las intervenciones y propuestas dirigidas a la temática del Poder Judicial (futuro órgano Judicial) planteaban la intervención de la población en la elección de los jueces, magistrados y autoridades del mismo. La población que asistió a los encuentros territoriales manifestó enfáticamente la necesidad de participar, intervenir en las instituciones de justicia, más específicamente en el Poder Judicial (actual Órgano judicial).

En el texto constitucional aprobado en Sucre la redacción del artículo 192 era la siguiente:

Artículo 192

  1. Las Magistradas y los Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia serán elegidas y elegidos mediante sufragio universal, según el mismo procedimiento, mecanismo y formalidades que los miembros del Tribunal Constitucional Plurinacional

Y respecto al Tribunal Constitucional, el artículo 207 señalaba lo siguiente:

Artículo 207

  1. Las Magistradas y los Magistrados del Tribunal Constitucional Plurinacional se elegirán mediante sufragio universal.

 

  1. La Asamblea Legislativa Plurinacional preseleccionará a las candidatas y a los candidatos por cada departamento, y remitirá al Consejo Electoral Plurinacional la nómina de los precalificados. El Consejo Electoral Plurinacional procederá a la organización del proceso electoral en cada departamento.

 

III. Serán elegidos Magistradas y Magistrados del Tribunal Constitucional Plurinacional las candidatas y los candidatos que obtengan mayoría simple de votos. La Presidenta o Presidente del Estado les suministrará posesión en sus cargos.

En el texto Constitucional aprobado en Oruro, señalaba en su artículo 183:

Artículo 183

  1. Las magistradas y los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia serán elegidas y elegidos mediante sufragio universal.

 

  1. El control administrativo disciplinario de justicia efectuará la preselección de las postulantes y los postulantes por cada departamento, y remitirá al Consejo Electoral Plurinacional la nómina de los pre calificados para que este proceda a la organización, única y exclusiva, del proceso electoral. Serán elegidos y elegidas las candidatas y los candidatos que obtengan mayoría simple de votos. La presidenta o el presidente del Estado administrará posesión en sus cargos.

 

III. Durante la preselección y la elección las magistradas y los magistrados no podrán a pertenecer a partidos políticos o agrupaciones ciudadanas, ni realizar campaña electoral a favor de su candidatura. El Consejo Electoral Plurinacional será el responsable de difundir los méritos de las candidatas y los candidatos.

 

  1. Para optar a la magistratura del Tribunal Supremo de Justicia será necesario cumplir con los requisitos generales establecidos para los servidores públicos: haber cumplido 30 años de edad, poseer título de abogado, haber desempeñado con honestidad y ética, funciones judiciales, profesión de abogado o cátedra universitaria durante ocho años y no contar con sanción de destitución del Control Administrativo Disciplinario de Justicia.

 

  1. El sistema de prohibiciones e incompatibilidades aplicado a las magistradas y los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia será el mismo que para todos los servidores públicos.

 

Este breve recorrido nos permite visualizar la filial compleja de la formación del texto constitucional, tanto en los informes de comisión, tanto en los textos aprobados en Sucre, y luego en Oruro, que nos permite tener una dimensión de la sedimentación política que se encuentra detrás del presente que vivimos. Ninguna de las redacciones anteriores quedó plasmada de manera íntegra e idéntica en la Constitución Política del Estado de 2009, es decir en la CPE vigente, sin embargo es posible encontrar los rastros, las intenciones, la densidad política que puso en juego la Asamblea Constituyente, en tanto acontecimiento.

El conjunto de artículos que corresponden hoy a la Constitución vigente son el resultado del acuerdo de viabilización política realizado en el Congreso de la República en octubre de 2008, que si bien contiene muchas de las características de lo establecido durante el proceso constituyente, terminó por incorporar una redacción más compleja, introduciendo la elección de los postulantes por intermedio de la Asamblea Legislativa Plurinacional, y decantar en los hechos políticos que hoy en día vivimos. Pues seremos convocados a elegir a estas autoridades, aunque en el fondo del entramado del proceso constituyente se respira la necesidad de transformar nuestra justicia, no sólo de elegir a magistrados y consejeros de la magistratura, sino de transformar íntegramente una justicia que responda al pueblo boliviano.

Es necesario recuperar los acontecimientos que están detrás de este presente complejo que hoy vivimos, es necesario mirar al proceso constituyente, pues este aún está en juego, está en desarrollo, y vive en la multiplicidad de pliegues y repliegues que dejan en claro la necesidad de la población de transparentar la Justicia, de poder tener algún control social sobre ella, de poder acercarla más a la población.

Una nota final sobre el Acontecimiento

De manera reiterada hemos señalado que el proceso constituyente ha puesto en juego un conjunto de acontecimientos. Para finalizar reflexionemos sobre el acontecimiento.

Un acontecimiento no es lo que ocurre 2, sino aquello que es dado en lo que ocurre, algo que ha sido realizado en el evento, que transpira en el presente que se analiza, en este sentido el acontecimiento que toma la(s) forma(s) de presente(s) en movimiento, es algo que actúa y busca transformar, es un dínamo que no encuentra significación final sino que se abre a la querella por la interpretación, mucho más si tomamos en cuenta que se nos convocan a una realización futura, es decir el acontecimiento, tanto como el presente no están desplegados sólo en la Constitución, sólo en el texto, sino que buscan su realización transformadora. Un acontecimiento siguiendo a Zizek 3 es un frágil absoluto, es decir es frágil porque es delicado, y es absoluto porque es valioso y puede darnos respuestas futuras. Estos acontecimientos que se develan en el proceso constituyente se proyectan en la historia política de aquello que abre esta Constitución.

Se ha abierto cada categoría y cada artículo a múltiples posibilidades de valoración, en sus infinitas posibilidades de interpretación.

Cuando el filósofo francés Jean Luc Nancy dialoga con unos niños sobre lo abierto hace referencia de la siguiente manera al cielo y a lo abierto:

“Me ha dicho que se le había dicho ‘el cielo comienza al ras de la tierra”. He encontrado extraordinarias estas palabras. Eso quiere decir que está justamente al ras de la tierra. Hablo de manera metafórica, simbólica. Eso quiere decir que desde que la tierra se termina comienza el cielo, comienza esta dimensión de apertura. Al mismo tiempo, al ras, eso quiere decir allí, todo el tiempo, en cada lugar, bien pegado a la tierra, está siempre el cielo” 4.

Be the first to comment

Deja un comentario