octubre 23, 2020

Tiwanacu Patrimonio de las culturas vivas

El sitio arqueológico de Tiawanacu es un centro histórico precolombino único en el mundo que no solo es patrimonio cultural de las y los bolivianos, sino patrimonio de la humanidad desde el año 2000 por la UNESCO.

Tomando en cuenta su importancia y el descuido que ha sufrido en los últimos años se está trabajando en la creación del Centro de Investigaciones Arqueológicas, Antropológicas y Administración de Tiwanaku (CIAAAT) instancia que tendrá un directorio técnico y una dirección ejecutiva para proteger y promover el sitio arqueológico y los museos regionales.

Participaran todos los niveles estatales cada uno desde sus competencias, contribuirán para que el centro pueda cumplir con sus objetivos estratégicos y operativos. El sitio arqueológico es fundamental en nuestra historia, no solo a nivel precolombino, sino que marcó el inicio de los tiempos de cambio cuando fue el escenario de la posesión del Presidente Evo Morales, primer presidente indígena de nuestra historia. Del mismo modo, año tras año, es el testigo del regreso del sol al celebrar el Willkakuti cada 21 de junio, momento en que empieza otra vez la vida.

El Centro de Investigaciones Arqueológicas, Antro-pológicas y Administración de Tiwanaku (CIAAAT) tiene por la salvaguarda, promoción y difusión del sitio arqueológico, entre sus características prima su descentralización, asumiendo de ese modo responsabilidad para la gestión, administración, protección, conservación, preservación, mantenimiento, medición, resguardo, repatriación, refacción, restauración, seguimiento, investigación, promoción, exhibición y difusión del Patrimonio Cultural del Complejo Turístico de Tiwanaku, como lo determinan las Leyes del Estado y los convenios internacionales.

Para que entre en funcionamiento este Centro es necesaria la firma de un Decreto Supremo, que establece su creación y normativa, garantizando de este modo, el respaldo del Estado en la todas las instancias que implican al sitio arqueológico.

Con la aprobación de mencionada norma se logrará obtener el financiamiento necesario para la protección del sitio arqueológico y refacción de los museos regionales.

Por otro lado, se lograra promover el turismo en la región, aspecto que es fundamental para nuestro país, en la lógica de respeto a la Madre Tierra, el turismo es nuestra industria sin chimeneas. Actualmente este rubro significa alrededor del 3% del producto bruto interno a nivel nacional, pero necesitamos subir este porcentaje con la participación de todas y todos los actores del sector a nivel público y privado.

La actividad turística de la región tiene que ofrecer las garantías de calidad y seguridad que merece cada uno de nuestros atractivos, en particular Tiwanaku, para las y los visitantes nacionales o extranjeros.

Finalmente, tengo el gusto de invitar a todas y todos los seguidores de esta columna a participar en el acto de la firma de este importante Decreto Supremo el próximo 16 de septiembre en el sitio arqueológico de Tiwanaku, será un día de fiesta para celebrar uno de los patrimonios culturales más importantes de nuestras culturas vivas.

Be the first to comment

Deja un comentario