diciembre 3, 2021

Crisis financiera europea: ¿perplejidad?, ¿resignación?, ¿o qué?

Tanto los ciudadanos europeos como de muchas partes del mundo están perplejos con los sucesos que sobrevienen por la “Crisis”. Unos dicen: “es increíble!!” Otros: “no lo puedo entender!!” Otros se indignan: “es una barbaridad!!” Otros: “como no entiendo no me importa y no hago nada!!” El caso es que esto de los rescates tanto a países como a sistemas financieros es un entramado de intereses con objetivos político-financieros muy definidos y comprensibles.

Les aclaro el tema, siempre en base al método clásico: observación de la realidad, siguiendo por un camino inductivo, realizando las deducciones pertinentes y finalmente concluyendo. Caso: Economía española. Proceso: hasta 09/06/2012

Un mundo institucionalizado a la medida

Ha habido varias experiencias de “rescates financieros” en toda esta crisis europea. En que consisten? Hay un marco de instituciones 1, una de ellas es el Banco Central Europeo (BCE) que es el banco central de los Estados de la Unión Europea (UE), como es el caso de España, Portugal, Grecia, Italia, Irlanda, Alemania, Francia por supuesto y etc.

Los fondos del BCE es el dinero aportado por los ciudadanos de la UE, en proporción a la riqueza de cada país. A Alemania le correspondió poner un 20% del total. En suma, los 17 países de la UE que se adhirieron al euro (eurozona), aportaron un 70% del capital social y los restantes 10 países, de los 27 Estados de la UE, contribuyeron con un 30%.

El capital social deberá llegar a finales del 2012, hasta elevar el capital del banco a 10,6 billones de euros.

Resulta que, por reglamento el BCE no presta dinero a los Estados sino a los sistemas financieros que lo requieran. De este modo, la UE prestará 100.000 millones de euros para sanear los bancos españoles y rescatar al sistema financiero de la insolvencia. Ya el BCE había dado dinero a los Bancos europeos para “inyectar liquidez al sistema” y dinamizar la economía. Todo indica que aquellas inyecciones no funcionaron, no llegaron a los requerimientos del tejido empresarial, ni español ni europeo en general

Los Estados que tienen necesidades financieras (expresadas en déficit que crean la deuda soberana) no pueden prestarse directamente del BCE sino del sistema bancario. Así, el BCE, de mayo a diciembre del 2010 prestó cerca de 72 MIL millones de euros a países del euro, a la llamada “deuda soberana”, a través de un conjunto de bancos, al 1%. Y ese conjunto de bancos prestaron a los Estados (España, Portugal, Grecia, etc.) al 6 o 7%. A que es un negocio redondo pero inmoral?.

Diferencias odiosas

Los gobiernos europeos recaudan dinero de los ciudadanos europeos para que vaya a un fondo del BCE que a su vez preste a los bancos al 1%, para que, después, estos presten del 5 al 7% a los gobiernos de los países con necesidades financieras. Pero el tratamiento no es igualitario para todos los Estados, por ejemplo a Alemania, que se entiende que es solvente, los bancos sólo le cobran un 3%. A Grecia, Portugal, Irlanda, etc. que están asfixiados, se les cobra intereses del 6-7 o mas % (a ese diferencial se le llama “prima de riesgo”.

Siguiendo con las diferencias odiosas: no es lo mismo un trabajador de la limpieza que gana 400 ó 600 euros al mes, o un albañil que anda desempleado, que un gran accionista que percibe 5 ó 6 millones de € de dividendos por año, o un administrador de Banco o de una gran empresa que ganan, con las primas a que tienen derecho, unos 50, 100, o 200 MIL euros por mes.

Otro ejemplo, Raymond McDaniel, que era el presidente de la Moody’s, una de esas agencias de “rating” que clasificaron la credibilidad para pagar la deuda de Portugal, Grecia, etc. como “bono basura”, dejando los países por el suelo, fue “apartado” y “pasado a la reserva”. Este tal McDaniel se llevó una indemnización de 10 millones de dólares, a la “que tenía derecho”… Así otros como él.

Caso de estudio: España y su sistema financiero

Ayer, 9 de junio, el Ministro de economía, Luís De Guindos decía que “no se trata de un rescate sino de un préstamo para salvar el sistema financiero conseguido por el Gobierno con el objetivo de que la ayuda fuera directamente a los bancos y no afectara a las finanzas nacionales” Lo cierto es que los 100 mil millones de euros para la banca privada, se desembolsarán al FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria), es decir al Estado quien en última instancia avala dicho préstamo si algún banco no pudiera cumplir con sus obligaciones.

¿Bajo que condicionamientos se otorga este rescate? “No hay condición macroeconómica, fiscal, fuera del sector financiero”, dice De Guindos. Es decir que, en principio, no se somete a España a la intervención directa en sus finanzas como ha sido el caso de Grecia, Irlanda y Portugal. Pero no es una dádiva, hay condiciones en el saneamiento del sector financiero. Internamente en España se han hecho muy mal las cosas que han dado lugar a agrandar la bola de nieve financiera que terminó por sepultar a los actores de la economía real: fusión de cajas de ahorros deficitarias convertidas en bancos zombis y sostenidas por criterios políticos, con todo el coste que implica dando lugar que el sistema financiero no tenga liquidez alguna para dar créditos a la empresas ni familias que así lo requieran.

El comunicado de las autoridades europeas señala: “El Eurogrupo confía en que España respetará sus compromisos con arreglo al procedimiento de déficit excesivo y en relación con las reformas estructurales. con el objetivo de corregir los desequilibrios macroeconómicos en el contexto del semestre europeo. Se vigilará de cerca y de forma periódica el progreso en estas áreas al mismo tiempo que se proporcione la ayuda financiera.”. Esta vigilancia periódica y cercana es, en los hechos, una intervención en toda regla. Más aun si están sobre la mesa € 100.000.

Que coste tiene esta operación? “Esto es un préstamo en condiciones muy favorables, más favorables que las del mercado”, dice De Guindos refiriéndose al 3% de intereses. Lógicamente, frente al 6 o 7% que cuesta financiar la deuda del Estado español y con una prima de riesgo rondando los 500 puntos, hubiera sido muy difícil que pudiera además emitir deuda adicional para salvar a los bancos.

Aquí ha habido implicaciones políticas y esta claro que la Casa Blanca, la Comisión Europea, el BCE y el Gobierno alemán no se han movilizado solo para salvar a Bankia (el Banco con el mayor agujero de la historia de España), sino que muy probablemente muchos bancos más estarán afectados al nivel de recurrir a este fondo de rescate.

Lo que si esta claro es que España tiene mayor dimensión y entidad que las otras economías rescatadas (léase Irlanda, Portugal y Grecia), de manera que el Gobierno ha hecho todos los esfuerzos para que no se asimile a estos países y a sus administraciones débiles, vulnerables e inestables. Por lo tanto, no tendrá una intervención directa del FMI en su capacidad de decisión política y así evita al menos la injerencia directa de la “troika” (Comisión Europea, BCE y FMI) que condiciona la soberanía de los otros países.

Queda en el tintero ver que ocurrirá en “los mercados” a medio plazo puesto que España puede contar ahora con fondos suficientes para rescatar a su sistema financiero pero al mismo tiempo encontrarse con que los mercados sólo están dispuestos a aceptar un tipo de interés superior al 6% para comprar sus bonos a diez años hasta que llegue el día en que tenga que rendirse. ¿Quién puede fiarse de la reputación financiera de un país que no puede respaldar financieramente a sus bancos, como así lo han hecho otros estados?

La única salida positiva seria que fluya dinero al sector empresarial productivo e innovador de manera que desde la base económica se reestructure un sistema económico sólido y sostenible.

Los europeos saben que la supervivencia del €uro está en juego y con él, la UE.

1          Para mayor referencia seguir el siguiente enlace:

            http://europa.eu/about-eu/institutions-bodies/index_es.htm

Be the first to comment

Deja un comentario