diciembre 3, 2021

Golpe de estado congresal en Paraguay: Democracia: cuántos crímenes se cometen en tu nombre

por: Aguaraguazú

Demos, pueblo, Cratos, poder… poder del pueblo. Su origen: Grecia, la sociedad más esclavista y productora de desigualdad social y política en la historia.

Este concepto tuvo un mal parto y hasta nuestros días, es un constructo contradictorio, una bolsa donde se puede meter de todo, un instrumento que puede ser usado para la vida y la muerte indistintamente. Una máquina que fagocita a sus sinceros e idealistas cultores y empodera a sus detractores.

En nombre de la democracia, el dictador Pinochet se convirtió en Senador de la República de Chile y casi hasta el final de sus días, fue objeto de honores. La democracia convirtió a esa bestia parda del fascismo latinoamericano, en un “digno” político que desde su curul… ayudaba con su experiencia al buen gobierno del presidente de turno. Oh! mágica democracia que conviertes en demócratas a dictadores.

Como la historia se repite una vez como comedia y la siguiente como tragedia, en Bolivia, hoy tenemos a un traidor a la patria, venido de las filas de otro dictador como Banzer, convertido también en senador, para protegerse por la entrega de las únicas armas de defensa estratégica tierra-aire que Bolivia poseía. Así la democracia lo protege y lo hace impune y por protocolo hasta lo hace Honorable.

Pensar que fueron ideas democráticas las que inspiraron la revolución francesa así como fueron también ideas democráticas las que fundamentaron la revolución en Norteamérica? Y sin embargo produjeron sociedades con profunda desigualdad social interna y racistas con árabes, africanos y latinos.

Como a las revoluciones el primer día se las ensalza y el segundo ya las quieren mandarlas al patíbulo, a las revoluciones radicales, obreras, masivas, populares, se las llama dictadura proletaria… no se las llama democracias obreras o populares… se las llama simplemente dictaduras. Así se maneja abusivamente la palabra.

La historia contemporánea de América Latina muestra que la democracia ahora posee apellidos:

Democracia viable, Democracia controlada, Democracia gobernable. La paternidad de estos apellidos corresponde a Carter, Reagan y Busch.

El premio Nobel de la paz, Obama, también tiene su propia versión de la democracia para la región: no usa la fuerza militar (será por eso del premio Nobel) para readecuarla, sino a los parlamentos para derrocar a los presidentes que incomodan sus planes: sino pregúntenle a Zelaya en Honduras.

El modelo Obama de democracia adecuada, para su patio trasero, es preocupante: invoca a la legalidad constitucional, para sacar por métodos viciados a presidentes mayoritariamente votados por su pueblo; invoca a la legitimidad, pues hace de los parlamentarios, los representantes con autoridad delegada por el pueblo, los instrumentos para derrocar presidentes. Es decir, instrumenta a los órganos de la democracia para sus propios fines.

Hacen algunas horas, en nombre de la democracia, el Presidente de Paraguay Fernando Lugo, fue separado de su cargo, tras un inédito juicio político, que duró apenas horas y en el que no hubo posibilidad de defensa. Y eso ocurrió también en nombre de la democracia.

Por qué eso ocurrió en Paraguay? Porque la historia sociopolítica de los pueblos, produce cultura política y si recordamos la estructura heredada de Stroessner a Oviedo, no debe extrañarnos que en Paraguay la democracia sea como una malla de camuflaje, sólo un bien instrumental que encubra y esconda, las verdaderas intenciones de políticos/empresarios, siempre ligados a la agroindustria, la ganadería y el contrabando, ahora también sirviendo como soporte para el narcotráfico extracontinental.

Casualmente, entre este élite oficialmente gubernamental, se podrán observar a descendientes de fascistas alemanes y croatas ultraderechistas, como parte de su sostén y apoyo.

A Fernando Lugo, le impusieron un Vicepresidente del estilo de Franco, justamente sabiendo que podía producirse un evento como el de hoy. En un contexto de conspiración permanente y de negación de las propuestas de Lugo, Franco se convirtió en la ficha precisa para la democracia adecuada en el modelo Obama.

No olvidemos que la oligarquía paraguaya, aceptó la presencia de una base militar norteamericana en su territorio y entre otras cosas, también otorgó refugio al Yaya Cossio, ex gobernador de Tarija, sobre quien pesaban responsabilidades en el ámbito penal con la justicia boliviana…, causal que hacía a Cossio una persona no elegible para el refugio, “detalle” que la Comisión Nacional del Refugiado de Paraguay, pasó por alto por su sentido “humanitario”… otra vez en nombre de la democracia.

Estaba claro, Lugo dormía con el enemigo y por eso debió hacer concesiones que terminaron empoderando al representante de los terratenientes, después de un sangriento incidente que produjo diez y siete muertos entre campesinos sin tierra y policías. Es que el problema de la tierra, es en Paraguay, una espada de Damocles, que pende permanentemente sobre la cabeza de indígenas y campesinos.

Una vez más quedó claro, que no radicalizar procesos, lleva a retrocesos.

Después de los intentos de golpes de Estado contra Chávez, Morales y Correa, felizmente el Mercosur y la CAN se han impuesto cláusulas democráticas para frenar cualquier intento de quiebre de la institucionalidad democrática. De igual manera, UNASUR, el ALBA y CELAC, tienen sus propios principios para preservar a los gobiernos de las mayorías: es que para estos mecanismos latinoamericanos y del Caribe, la democracia tiene un valor y concepto diferente al de matriz griega: la democracia es el gobierno de las mayorías y no el instrumento de élites.

Felizmente, inmediatamente se dieron declaraciones de desconocimiento al espúreo gobierno de Franco. Es de esperar que las cláusulas democráticas de estos mecanismos actúen en consecuencia, y se produzcan incluso los cierres de fronteras prescritos para devolver la institucionalidad democrática de las mayorías, vulnerada por el manoseo congresal.

Esta será también otra prueba de fuego para la OEA. Esperemos que esta, no reconozca inmediatamente al Presidente impuesto por el amañado uso de las leyes en Paraguay. Si lo hace, no solamente merecerá el repudio de sus componentes, sino que también terminará de develar a que intereses sirve, en una especie de muerte anunciada.

También será un mecanismo de testeo de la actitud política de los países componentes de la Alianza Pacífico: Chile, Perú, Colombia, Panamá, México, Honduras, Costa Rica.

Sin duda alguna, este no es ni será un acto aislado. Es parte de la nueva ofensiva de la derecha latinoamericana apoyada por el Tío Sam. Los cambios de eje en la política exterior de Obama y el nuevo posicionamiento de sus fichas comienza a producir esos efectos.

No será extraño que como en los sesenta se produjeron golpes de Estado militares en cadena, o en los 80 el retorno a la democracia fuera también producto de la doctrina Carter, hoy estemos empezando a vivir un nuevo proceso de re-acomodamiento democrático orientado a fortalecer la presencia gringa en la región mediante el cambio de Presidentes “no deseados” por el imperio, utilizando argumentos leguleyos que interpreten el “tipo de democracia que nos conviene”

*          Lobo de crin en guaraní

Be the first to comment

Deja un comentario