diciembre 3, 2021

La gira del Premier Chino Wen Jiabao por el Sur de América Latina y la invisibilidad boliviana en ese contexto

Una vez puede ser falta de claridad, dos error, pero tres o cuatro… ya no tienen nombre. En las relaciones internacionales, las señales son importantes, y ya ni hablar de los gestos y actos que producen cultura, entendiendo por esto una práctica, una forma de actuar y relacionarse.

Resultó muy significativo que el Presidente Morales, aún siendo Presidente Electo, en la primera gira internacional que realizó, —famosa por la carismática chompa a rayas—, tuvo en la R.P. China uno de sus puntos centrales.

De allí para adelante, en sus siete años de gobierno, Evo tuvo una visita de trabajo, visita no oficial, aprovechando una invitación a la Olimpiada Universitaria que se realizaba en Shanghai. El contar las gestiones que se realizaron para propiciar ese encuentro entre Evo y Hu Jintao, merece un anecdotario, segunda parte del primer encuentro sostenido en Nueva York, con motivo de una reunión de las Naciones Unidas.

En este período de tiempo, todos los Presidentes de América Latina y el Caribe, excepto aquellos de países que sostienen relaciones con Taiwán, estuvieron en una permanente romería hacia el gigante asiático.

Me pregunto cómo es posible mantener esa actitud, cuando casi dos cientos países del planeta buscan por todos los medios consolidar sus relaciones con la mañana locomotora de la economía y la política en el mundo?

Y no hablemos sólo de política y economía sino también su posición ante problemas tan cruciales para la salud del planeta, como el cambio climático y su clara posición expuesta en la Cumbre de Río+20, posición diferente cualitativamente a la de las potencias tradicionales de occidente.

Es inconcebible que teniendo tantas coincidencias y por supuesto y como es lógico, también algunas divergencias, no seamos capaces de aprovechar las coincidencia mutuas, para beneficio de ambos pueblos, relación de la que podríamos obtener grandes beneficios.

Cierto es que saltamos del asfaltado de la Avenida Buenos Aires al Satélite Tupak Katari, y los aviones de transporte y de entrenamiento militar, pero ese no puede ser el parámetro de nuestra relación. Esta relación tiene el potencial de ser homnidireccional, es decir abarcadora de un conjunto de posibilidades tan grandes como nuestras aspiraciones en tecnologías, inversiones e intercambios comerciales complementarios.

Hacen tres años el Presidente Hu Jintao visitó el Perú con motivo de la reunión del APEC. En esa oportunidad visitó también Colombia y Venezuela como países del Área Andina y aprovechó de visitar a su vieja aliada Cuba y su reciente nación amiga incorporada a su lista de países con quienes desde un año antes iniciaron relaciones diplomáticas: Costa Rica.

Ayer, el Premier Chino, concluyó su visita a Brasil, Uruguay, Argentina, en expresión de su acercamiento a los países del MERCOSUR. Por supuesto, Chile se coló y logró también la vista de Wen Jiabao para lograr acuerdos estratégicos de inversión en ambas naciones.

Las sugerencias del Premier Chino hacia los/las Presidentes de la región fueron: a) Intensificar la comunicación estratégica y confianza mutua para coordinar acciones en asuntos internacionales y regionales así como coordinar la cooperación en foros multilaterales. b) Profundizar la cooperación pragmática: poner en práctica consensos alcanzados, optimizar la estructura comercial, elevar la competitividad de sus productos, alcanzar hasta el 2016 la meta de 200mil millones de $us. en intercambios comerciales, ampliar las inversiones recíprocas, así como la cooperación científica y tecnológica para incentivar los intercambios económicos y comerciales. Estudiar la posibilidad de abrir una zona de libre comercio y promover la construcción de una red vial de transportes en la región sudamericana, además de precautelar sus intereses mutuos en el sistema comercial multilateral. c) Incrementar la amistad entre los pueblos: promover los intercambios entre servidores públicos del MERCOSUR y China, ampliar el intercambio turístico, cultural y educativo, para cimentar las relaciones y el conocimiento entre los pueblos.

Esa la agenda propuesta por Wen Jiabao o dicho de manera más precisa, de la R.P. China hacia el cono sur de nuestra américa.

Y nosotros como país, ausentes tanto en la visita a la CAN como a la reciente visita al MERCOSUR, aun teniendo roles tan importantes como ser el centro de la región y tener gravitación en las posibles conexiones entre el Atlántico y el Pacífico con las posibilidades que eso nos brindaría para los futuros desarrollos industriales del Mutún o Uyuni y otros.

De seguir con esta actitud…. Como denominaremos la siguiente oportunidad perdida?

*          Fernando Rodriguez Ureña es zoociologo, con maestría en quimeras. Hizo su doctorado en la pluriversidad de Los Sauces en Lian Ma He Nan Lu. Alguna vez fingió como diplomático.

Be the first to comment

Deja un comentario