diciembre 8, 2021

¿Qué es el Tribunal Constitucional Plurinacional?

El Tribunal Constitucional en Bolivia es además Plurinacional, es decir está llamado a la construcción de un Constitucionalismo Plurinacional a partir de dar vida al pluralismo jurídico y la interlegalidad, es decir a plurales sistemas de justicia.

El Tribunal Constitucional Plurinacional es un órgano constitucional independiente; distinto y separado de los órganos del poder público, como el Ejecutivo, el Legislativo y el Electoral cuyos actos, resoluciones y decisiones controla.

El Tribunal Constitucional Plurinacional es un órgano, en tanto es una entidad pública que cumple una función: el Control de Constitucionalidad, es decir controlar que la Constitución se cumpla y no sea vulnerado por ningún acto, por ninguna norma menor a la Constitución (una ley, un decreto, una resolución son normas inferiores a la Constitución). Es un órgano constitucional en tanto esta entidad se encuentra establecida en (y por) la Constitución Política del Estado.

Debe repararse en la condición de Tribunal de esta entidad. Pues es Tribunal en tanto está conformado por un conjunto de magistrados que administran colegiadamente justicia. Este conjunto de Magistrados, para ponerse de acuerdo, votan esta acción de los magistrados es la que otorga sentido al denominativo de Tribunal y la que a la vez muestra el carácter político del mismo. Los votos pueden ser en consenso pero a la vez puede registrarse votos en disenso.

En tanto Tribunal Constitucional, este órgano responde a la cualidad de ser un órgano de Control de Constitucionalidad concentrado, es decir que el Control de Constitucionalidad sólo puede ser llevado a cabo por un solo órgano, generalmente denominado Tribunal Constitucional 1. Como efecto de este control concentrado se presume la constitucionalidad de toda norma hasta que el Tribunal no la declare inconstitucional.

Según Néstor Pedro Sagüés para la existencia del Control de Constitucionalidad es necesario que concurran los siguientes requisitos:

  • Constitución rígida o parcialmente rígida. Es decir que la Constitución sea la norma suprema y su reforma sólo pueda ser llevada por procedimientos extraordinarios y en algunos casos por órganos extraordinarios;
  • Órgano de Control independiente. Es decir que el Órgano sea independiente de los demás Órganos de Poder Público, cuyos actos y resoluciones busca controlar;
  • Facultades decisorias del Órgano de Control. Es decir que sus decisiones no puedan ser revisables por otros órganos del poder público de un Estado, con excepción de la Corte Interamericana de Derechos Humanos;
  • Derecho de los particulares para solicitar el Control. Es decir que la legislación debe posibilitar a las personas individuales y/o colectivas a la legitimación activa —facultad de los ciudadanos— cuando se encuentren afectados por una norma infraconstitucional;
  • Sometimiento de toda actividad estatal al Control. Es decir que sea un Estado Constitucional de Derecho, en el que todos los órganos públicos se encuentren subordinados a las normas previstas por la Constitución, de esta manera ningún órgano, autoridad funcionario público pueda sustraerse al Control de Constitucionalidad.

En contraste con el modelo de control de constitucionalidad concentrado existen los modelos de Control de Constitucionalidad difusa, en el que esta labor la puede realizar cualquier juez o tribunal 2, y en contraste también con los sistemas de control político de constitucionalidad, que generalmente se encargan a órganos políticos como el Órgano Legislativo 3.

En la historia del constitucionalismo moderno 4 los primeros controles de constitucionalidad fueron políticos (siendo el caso de Francia el más significativo), y en los incipientes controles judiciales de constitucionalidad los primeros fueron los difusos (siendo el caso de EE.UU. el más significativo). El Control de Constitucionalidad concentrado se desarrolla a partir de las discusiones entre Hans Kelsen y Carl Schmitt en el año 1931, respecto a quién debe ser el Defensor de la Constitución 5. El primero abogó por un Tribunal Constitucional, en cambio el segundo defendió el carácter político de la Constitución y en consecuencia la necesidad de que el órgano deba ser político. El desarrollo histórico del constitucionalismo y los actuales neo-constitucionalismos parecen haber dado la razón a Kelsen, sin embargo hoy en día se otorga al Tribunal Constitucional una labor mucho más creativa que la que Kelsen concedía a los Tribunales en la primera mitad del siglo XX.

En Bolivia, el Control de Constitucionalidad fue primero confiado a un órgano político, situación que se desarrolló durante una buena parte del siglo XIX 6; luego el Control de Constitucionalidad se confió a los jueces y a la Corte Suprema de Justicia 7, lo cual generaba un modelo mixto de Control de Constitucionalidad es decir, tanto concentrado como difuso. Fue en la reforma de 1994 que se introdujo el Tribunal Constitucional 8 y en consecuencia se avanzó hacía un modelo de Control de Constitucionalidad concentrado, que se mantuvo en la reforma de 2004 y en la actual Constitución Política del Estado de 2009.

Sin embargo debe repararse que el Tribunal Constitucional en Bolivia es además Plurinacional, es decir está llamado a la construcción de un Constitucionalismo Plurinacional a partir de dar vida al pluralismo jurídico y la interlegalidad, es decir a plurales sistemas de justicia.

El carácter de Plurinacional del Tribunal Constitucional vigente, recae tanto en su composición, que conforme al Artículo 197 de la Constitución Política del Estado posee representación del sistema ordinario y del sistema indígena originario campesino, como en su labor, pues si la Constitución ha caracterizado al Tribunal como Plurinacional es lógica que su labor construirá un Derecho Constitucional Plurinacional.

No debe olvidarse que de acuerdo al Artículo 178 de la Constitución La potestad de impartir justicia emana del pueblo boliviano y se sustenta en los principios de (…) pluralismo jurídico, interculturalidad (…). Conforme lo establece el Artículo 3 de la Constitución, el pueblo boliviano, del cual emana la potestad de impartir justicia refleja una sociedad plural, compleja y que consolida constitucionalmente la pre-existencia de las naciones y pueblos indígena originario campesinos, los mismos que poseen autoridades, principios, valores culturales, normas y procedimientos propios en lo que respecta a la administración de Justicia. El Tribunal Constitucional Plurinacional tendrá la virtud de armonizar los plurales sistemas de justicia reconocidos en la Constitución Política del Estado, en consecuencia, la condición de Plurinacionalidad del Tribunal deberá expresarse en la puesta en práctica de los criterios de pluralidad y pluralismos jurídico, económico, político, cultural, institucional y lingüístico. Asimismo conforme a la voluntad del constituyente la interpretación de los derechos fundamentales deberá realizarse interculturalmente 9.

*          Profesor de Derecho Constitucional de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Católica Boliviana “San Pablo” y miembro del grupo Pensar.

1          También se denomina Corte Constitucional, Corte Constitucional Federal, Tribunal de Garantías, Sala Constitucional, etc. Todas esta denominaciones se caracterizan por referirse al ente que tiene el monopolio del Control de Constitucionalidad de las leyes y de los actos de los órganos de poder público.

2          Este es el caso del modelo estadounidense o de revisión judicial (judicial review). Este modelo se concretó a partir la sentencia del juez Marshall en el famoso caso Marbury versus Madison. Debe repararse que en este modelo el juez no declara la inconstitucionalidad de la ley, sino simplemente la declara inaplicable para el caso concreto, es decir para el caso de su conocimiento, sin que esta declaración tenga efectos erga omnes (es decir para todos los casos).

3          El sistema de control político de constitucionalidad es anterior al modelo judicial y concentrado de constitucionalidad. Este sistema político, desconfía de la labor de los jueces, postura asumida desde la revolución francesa de 1789 por la Asamblea Popular francesa, que veía en los abogados la prórroga de los privilegios monárquicos.

4          Se denomina constitucionalismo a la experiencia concreta de las Constituciones. La primera constitución escrita del mundo moderno fue la norteamericana de 1787, la misma que inaugura el denominado constitucionalismo liberal.

5          La argumentación de Hans Kelsen se desarrolla en su pequeño opúsculo denominado “Quién debe ser el Defensor de la Constitución”, en éste defiende el Tribunal Constitucional Austriaco (de la Constitución de Austria de 1920, primera en introducir este tipo de institución), frente a las críticas de Carl Schmitt. El tratamiento del Defensor de la Constitución de Schmitt se desarrolla en su Teoría de la Constitución y en su breve texto La Defensa de la Constitución, en los que argumenta que un Tribunal Constitucional acarrea una equívoca mezcla de política y jurisdicción en la cuál la política no tiene nada que ganar y la justicia todo que perder. Hace algunos años Gustavo Zagrebelsky ha destacado que la política es parte de la actividad del Tribunal Constitucional, sin embargo esta política no es otra que una Política Constitucional.

6          Cámara de Censores en 1826, Consejo del Estado en 1831, Consejo Nacional en 1843, de nuevo Consejo de Estado en 1861 y 1871. Los Consejos de Estado, son tribunales que conocen procesos de Derecho Público suscitados entre los particulares y el Estado, es también conocido como una jurisdicción administrativa.

7          Reforma introducida en la Constitución de 1861, la misma que en su Artículo 65 otorgó a la Corte Suprema la atribución de “conocer de los negocios de puro derecho, cuya decisión dependa de la constitucionalidad o inconstitucionalidad de las leyes”. Otorgar esta atribución a la Corte Suprema llevó consigo un amplio e intenso debate, dado que se cuestionaba la infalibilidad de la ley y a la vez del Legislativo, que la crea. En la reforma constitucional de 1878, se otorgó un mayor alcance al recurso de inaplicabilidad por inconstitucionalidad.

8          Si bien el Tribunal Constitucional fue creado en la Reforma de 1994, las labores del Tribunal Constitucional comenzaron el 1 de junio de 1999.

9          Tanto en los informes de mayoría, como en el Proyecto de Constitución aprobado en Chuquisaca se enfatiza en la interpretación intercultural de los derechos fundamentales. Asimismo en la propuesta del Pacto de Unidad —que fue central a momento de definir los borradores de Proyecto de Constitución en el Proceso Constituyente— la interpretación de los Tratados Internacionales de derechos humanos debe realizarse interculturalmente. El carácter intercultural en la interpretación de derechos no debe entenderse como negación de derechos, sino como una ampliación de horizontes en la concepción de los derechos, estos se enriquecerían con la interpretación intercultural.

Be the first to comment

Deja un comentario