noviembre 29, 2021

Al primer semestre de 2012: Informe macroeconómico de la CEPAL

La Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (CEPAL) emitió informe macroeconómico sobre el comportamiento de las economías de la región para el primer trimestre del presente año 2012.

El informe manifiesta optimismo, dado que los datos de los indicadores macroeconómicos principales muestran haberse recuperado, en relación a la tendencia reduccionista del periodo anterior, 2011. El primer trimestre transcurrió con señales de disminuir la desaceleración que se produjo en el último semestre del 2011, en varios países de la región.

A efectos de resumir los aspectos principales de este informe, nos concentraremos en algunos países seleccionados, Bolivia y sus vecinos inmediatos, haciendo referencia comentada a los siguientes indicadores: 1) actividad económica, 2) índice de la actividad industrial, 3) tendencia inflacionaria y 4) los términos de intercambio.

Índice de actividad económica

La tendencia a la desaceleración de los países de la región, en conjunto es continua, del 5.5% en el primer trimestre del 2011 se disminuyo al 3.3% para el primer trimestre de este periodo. De los países seleccionados, el Brasil es el que denota mayor desaceleración al primer trimestre del 2012, 0,8% (ver cuadro 1), la Argentina cuyo índice bajo del 9,9% al 4,8%. En ambos casos se trata del efecto de la crisis económica de los países desarrollados, EE.UU y Europa, puesto que gran parte de sus exportaciones tienen ese destino (ver Cuadro 1).

Por el contrario, economías como la boliviana, la peruana, incluida la chilena están más vinculadas a economías asiáticas con sus exportaciones, por tanto sujetas a crecimiento o desaceleración que vaya acontecer las economías del Asia. Esta dependencia es necesaria que se vaya tomando en cuenta para proyectar este “boom” económico hacia el fortalecimiento de mercados internos y regionales que comiencen a funcionar y fortalecerse en el mediano y largo plazos.

El caso del crecimiento negativo del Paraguay -3,1%, se debe a la sequía que soportó su producción agraria, aspecto que afecto sobre sus exportaciones de productos alimenticios.

De acuerdo a las conclusiones de la CEPAL, no se tuvo mayor desaceleración o índices negativos de crecimiento porque el poco crecimiento estuvo asociado al crecimiento del mercado interno, se afirma que: “Durante el primer trimestre de 2012 la actividad del sector de servicios, en particular del comercio, le permitió seguir siendo uno de los sectores más dinámicos…”, se incrementó el consumo privado y permitió una menor desaceleración. En el caso de los países que exportan minerales e hidrocarburos, los precios altos de sus exportaciones también lograron ingresos para el consumo interno.

A ello se añade la recuperación de las remesas provenientes de los envíos de migrantes que envían sus ingresos a sus familiares.

Índice de la actividad industrial

A excepción de Bolivia, en el resto de los países vecinos, la actividad industrial entro en serios problemas de recesión, en relación al primer trimestre del 2011.Los casos más preocupantes se dieron en el Brasil y el Perú, con índices negativos de -3,1% y 0,9% respectivamente, (ver cuadro 2). Chile y la Argentina también mostraron decrecimiento en sus índices de actividad industrial (ver Cuadro 2).

El comportamiento de este índice en el caso de Bolivia, sin duda, se debe al funcionamiento de proyectos industriales que fortalecieron la capacidad instalada de nuestro país, tanto en el sector de hidrocarburos cómo en el minero.

Tendencia de la inflación

El informe de la CEPAL afirma que la tendencia inflacionaria ha disminuido, en toda la región, en relación al último semestre del año pasado. En cuanto a los países seleccionados para nuestro análisis: hay dos países que incrementaron su tasa de inflación, Chile de 3,2 a 3,5 y Perú de 3,3 a 4,1 (ver cuadro 3), Argentina incrementa de 9,7 a 9,8. El resto de nuestros vecinos tienen una tendencia a la disminución inflacionaria (ver Cuadro 3).

El caso más interesante es el caso de Bolivia, la tasa de inflación disminuye drásticamente, del 11 al 4,2, (índice de precios al consumidor).

En relación a incremento de precios de los alimentos, hay dos países cuyo índice disminuye de manera importante: Bolivia que baja del 16,7 al 3,2 y Paraguay con una baja del 15,6 a -1,7. En el caso de Bolivia se explica por las políticas de abastecimiento alimentario que se realizan, tanto con las importaciones como son el programa de fomento a la producción de alimentos básicos de la canasta alimentaria. El caso del Paraguay tiene que ver con el crecimiento de la oferta alimentaria que es la base de sus exportaciones, producción que ayuda al abastecimiento de su mercado interno.

Conclusión

de estos indicadores convencionales, concluimos que, al primer trimestre del presente periodo la región continúa por un camino importante de crecimiento económico. Aspecto que la CEPAL considera como auspicioso, frente a la desaceleración de las economías desarrolladas. Se plantea un crecimiento del 3,7% para la región de América Latina y el Caribe. Dentro de la región los países de mayor crecimiento serian: Perú con 5,7%; Chile con el 4,9% ; Colombia con 4,5% y Bolivia con el 4,1%.

Sin embargo es importante no dejarnos encandilar con las cifras. Lo importante es debatir las causas de este boom económico por el que estamos pasando y entender los grados de dependencia en el que nos encontramos, cual es el rol que estamos cumpliendo en el marco de la economía mundial y el fortalecimiento de los países emergentes; para diseñar las transformaciones necesarias de mediano y largo plazo, rumbo a nuestra independencia y soberanía económica.

*          Docente Investigador Titular de la UMSA

Be the first to comment

Deja un comentario