noviembre 29, 2021

Según el periodista brasileño Luis Naciff. Veja hace un periodismo anticomunista y de chantaje

La revista se encuentra en un callejón sin salida; todavía tiene fuerza pero cada día que pasa se cae más y más debido a un periodismo de “mierda”, que es lo que ella practica. Existe algunos medios periodísticos que manipulan la información, pero la Veja no, ella miente descaradamente.

Una tendencia sensacionalista y anticomunista es la combinación que expresa la revista brasileña Veja, cuya credibilidad —a pesar de su popularidad— se ha venido abajo en los últimos años y que la tiene enfrentando varios juicios por manipulación informativa con fines de chantaje.

El periodista Luis Naciff, uno de los primeros en salir al frente para denunciar los alcances de la concepción y la práctica periodística de Veja, responde a varias preguntas que La Época publica en exclusividad.

Después de escuchar las palabras de Naciff, la publicación de Veja el 11 de julio pasado sobre “La república de la cocaína”, en la que hace alusión a Bolivia y la presunta relación no probada de un Ministro boliviano con un narcotraficante brasileño, la conclusión no puede ser otra que la de estar al frente de un reportaje bastante cuestionado y sensacionalista.

La Época (LE).- ¿Cuál es la causa del proceso?

Luis Naciff (LN).- La revista Veja en los últimos quince años cayó de cabeza en un tipo de periodismo muy complicado, un periodismo de chantaje; se alió a un bicheiro en Brasilia, que es un mala persona, que se llama Carlinho Cachueira y pasó a utilizar grabaciones clandestinas a diversas personas con el objeto de hacer jugadas empresariales y periodísticas. Aquí en Brasil, en el año 2007, se alió a un banquero muy polémico, llamado Daniel Dantas y empezó a atacar a todas las personas que pensaban denunciar a Daniel Dantas, incluyendo a los periodistas, como en mi caso.

Y su estrategia consiste en colocar a algunos periodistas, atacando violentamente a quienes osen denunciarla por esas prácticas. Yo decidí enfrentarla y escribí una serie de artículos en Internet en el caso de Veja denunciando los desfalcos que hubo en la empresa y logré el apoyo de 800 blogs. Ahí fue cuando la revista se dio cuenta que iba a perder la batalla, dejó de atacarme pero al mismo tiempo abrió una serie de acciones judiciales en mi contra y yo en contra de ella. Es una editora en decadencia que ya perdió todos sus valores éticos y periodísticos.

LE.- ¿Usted sabía que la revista Veja estaba haciendo campaña en contra del ex presidente Lula da Silva?

 

LN.- Sí, de forma directa, la revista llegó a publicar 40 páginas y portadas en contra de Lula, lo que constituye una persecución sin fundamentos, una persecución llena de prejuicios, lo que constituye una tentativa para derrocar a los gobiernos. La revista ya había logrado derrocar al presidente de la República, Fernando Collor de Melo, mediante su noticiero; intentaron derrocar a Fernando Henrique, intentaron derrocar a Lula. Es una escalada de prepotencia de la revista que algún día debe ser detenida.

LE.- ¿Quisiera saber su percepción sobre la tendencia política de la revista?

 

LN.- La revista recurre a un anticomunismo antiguo, anacrónico y a un macartismo pesado para poder disfrazar sus jugadas empresariales. Lo que pasa es lo siguiente, como el mercado de medios de comunicación o de internet hoy en día tiene mucha competencia, intentó con sus falsos escándalos ganar poder político, intentando elegir a un presidente de la República, para poder defenderse de la competencia del internet, entonces acude a prejuicios, a un macartismo anacrónico y un anticomunismo totalmente degradado. Cada día que pasa pierde más prestigio.

LE.- Tengo entendido que la revista Veja últimamente habló sobre el narcotráfico en Bolivia, quisiera saber si usted conoce del tema.

LN.- Lo que la revista Veja ya dijo de mentiras, y no te imaginas en qué medida sus reportajes ya no tienen relación con la realidad. Por ejemplo, ella realizó un reportaje sobre un supuesto acuerdo del gobierno de Lula con las FARC, que era totalmente falso, después se descubrió que era Bicheiro Carlinhos Cachueira quien otorgaba la información. Era un reportaje que no tenía ni pies ni cabeza.

También utilizó a Bolivia y Venezuela para intentar crear un clima de amenaza comunista, que cualquier persona con sentido común sabe que no existe. Entonces, es una revista que no tiene la menor credibilidad para las personas intelectuales del país, solamente puede captar un público lector muy poco informado.

LE.- Tengo entendido que en una de las denuncias en contra del ex presidente Lula, la revista establecía en una de sus portadas que él estaba siendo financiado por Cuba.

LN.- Es un tema absurdo. Cuba es un país que hoy no tiene dinero, en la revista dijeron que Cuba mandaba dinero enrollado dentro de botellas. Eso es un absurdo, te imaginas si enrollas dólares y los metes dentro de una botella, ¿haber cuántos entran?

Ellos se excedieron del límite inventando una historia que nunca fue comprobada, hicieron cosas más graves como ser la divulgación de grabaciones falsas de algunos ministros del Supremo Tribunal Federal, divulgaron relatos falsos en base a pinchazos telefónicos del Supremo Tribunal Federal. Hoy en día, ella tiene una tradición de mentiras en temas muy serios y actualmente se encuentran en una situación muy complicada, porque la CPI (Comisión Parlamentaria de Inquerito), que investiga el juego ilegal en Brasil, descubrió relaciones muy estrechas que existen entre la revista y el jefe del juego, que es Carlinhos Cachueira. Así que hoy en día se encuentra en una situación muy delicada.

LE.- Quisiéramos saber de su caso. ¿Cuáles fueron las medidas que tomó? Explíquenos un poco más…

LN.- Cuando la revista perdió la batalla publicitaria, decidió atacarme financieramente, abriendo varias acciones judiciales en mi contra, por lo que gané algunas y perdí otras, y probablemente al final ganaré todas, pero como consecuencia de esas acciones, estoy gastando mucho dinero en el pago de abogados. Yo tengo tres acciones judiciales en contra de la revista, que ya llevan cuatro años paradas porque los jueces tienen miedo de ella y sus abogados recurren a todo tipo de recursos para dilatar el proceso.

La semana pasada, una de sus acciones judiciales vino al Tribunal de Justicia en Sao Paulo, y yo asistí. Sólo que los abusos de la revista, hoy el Poder Judicial ya empezó a interpretar de una forma más amplia, ya existe mucha gente en el Poder Judicial que no tolera las mentiras de la revista, y existe mucha gente en la Universidad, que aunque están en contra de Lula, ya no soportan sus mentiras.

Entonces, la revista se encuentra en un callejón sin salida; todavía tiene fuerza pero cada día que pasa se cae más y más debido a un periodismo de “mierda”, que es lo que ella practica.

LE.- ¿Usted tiene conocimiento si la Veja posee otros procesos, al margen de los suyos?

LN.- Tiene muchos procesos, muchos procesos. Si agarras su balance, ella está obligada a mantener en reserva casi 50 o 60 millones de reales para prevenir futuras acciones judiciales en contra de ella.

Existen muchas, muchas, centenas de acciones judiciales en contra de la revista de personas que fueron perjudicadas con sus ataques, pero como la justicia brasilera es muy lenta, ella logra postergarlas mediante maniobras. Son muchos los procesos y tal vez sea la revista brasilera más procesada porque ella perdió la noción del buen periodismo. Existe algunos medios periodísticos que manipulan la información, pero la Veja no, ella miente descaradamente.

LE.- ¿Cómo la Veja tiene tanto poder en el Brasil?, ¿quién es la persona o asociación que financia la revista?

LN.- Las publicaciones de las revistas o periódicos van muriendo lentamente, ellas crecen, crean un hábito de lectura y tienen un conjunto de lectores, hasta que empiezan a decaer… Existe una clase media que lee la Veja y cree en lo que ella dice, tapando un poco su objetivo, pero su objetivo es grande. Su modelo de hacer escándalos falsos encima de escándalos falsos terminó llevándola a un descrédito y entonces mantiene ese poder, sin embargo cada día que pasa ese poder es menor. Por ejemplo, el poder que ella tenía el 2008, cuando yo empecé la guerra con ella, era mucho mayor al que tiene hoy.

Existe un esquema entre agentes publicitarios y publicaciones de esos grupos que ya es un sistema viciado, que hace que mucho dinero destinado a la publicidad vaya a esas publicaciones, y cada día que pasa existe más dinero destinado a la publicidad en internet y Veja atraviesa por problemas muy serios viviendo un proceso de decadencia desde hace 15 años, perdiendo así un canal de televisión y un portal, vendiendo el TV cable que poseía; entonces cada día que pasa se hunde más, es una cuestión de tiempo para que desaparezca.

LE.- ¿También quisiera saber cuál es el vínculo entre la Veja y la dictadura de los años 70´s?

LN.- Ella fue así como otros grupos periodísticos de allá; la editora Abril fue muy beneficiada por la dictadura, pero no sólo por la dictadura, fue muy beneficiada por el gobierno de Sarney y también del propio gobierno de Fernando Henrique, pero principalmente fue muy beneficiada en el gobierno de Sarney, ganando un canal de televisión en cable y también un conjunto de beneficios; durante la dictadura ella ganó dinero para montar redes de hoteles, pues todo lo que hizo le salió mal, quedando prácticamente solo con Veja para asegurar la editora Abril.

Be the first to comment

Deja un comentario