octubre 23, 2020

Medios anti patrias

por: Rafael Artigas

Con raras excepciones y reservándose en tomar posición en temas que forman parte del interés de la patria, los medios de comunicación privados, en una mayoría de sus notas tergiversaron y manipularon a gusto y criterio de sus editores de prensa, los temas referidos a la agenda marítima.

Después de las intervenciones de ambos presidentes en Chile, la prensa boliviana en tono sensacionalista se apresuró a poner estos titulares en sus portadas: “Piñera pone en apuros a Evo en Chile con el Mar”, “el mar debate de grueso calibre”, con imágenes expresivas de Piñera.

Y por si fuera poco forzaron, con clara intención confrontadora, el tema: “Gas por Mar”, cuando el presidente Morales no sugirió, ni pretendió el intercambio del recurso hidrocarburífero por mar en las negociaciones, manipulando con estos títulos: “Evo retoma la idea de cambiar gas por mar”, “Chile rechaza propuesta gas por mar”, “Evo incluye el gas en la negociación por mar”.

Se añaden a éstas frases sensacionalistas típicas de la línea opositora de los medios, otras que replican las expresiones de medios internacionales como la de una ministra chilena calificando al presidente Evo como “Majadero” y de otros voceros chilenos.

Y finalmente de los “analistas” y “ana-listos” que parecen ser más voceros de esa oposición y a la que con sus declaraciones, le hacen un flaco favor al discurso chileno que, sin necesidad de utilizar a sus voceros mediáticos de Chile son los que descalificaron la estrategia y causa nacional que no tiene afanes políticos partidarios, peor aun, un protagonismo especifico.

Esas son las actitudes de los anti patrias que llevan nombre y apellido y que actuaron y actúan de voceros de Chile en nuestro país. Los medios de comunicación privados desde la prensa escrita, radial y televisiva (El Deber, Los Tiempos, El Día, El Mundo, Página Siete, Red Uno, PAT, ERBOL, Fides, Panamericana, entre algunos…) que refirieron junto a sus “analistas”: Gustavo Aliaga, un dizque ex diplomático, Carlos Cordero, o periodistas como Amalia Pando y Andrés Gómez, el libreto del antipatriotismo.

Existen los execrables y entreguistas quienes, por el sólo hecho de mostrar su rechazo a la política del gobierno actual, harían lo que mejor les convenga y no les importaría para nada defender la causa nacional como la que hipócritamente la defendían, o cuando cogobernaban junto a los “neoliberales” del que recibían alguna parte de los gastos reservados.

Son también estos los que se aplazaron junto a sus analistas, estando casi tres décadas en el poder, teniendo los recursos, contando a hombres y mujeres influyentes de la política exterior, con aliados estratégicos que les colocaron a su gente más “reconocida”, su labor fue nula de cabo a rabo, no consiguieron nada y nadie les dijo nada!

Y como en el cacho también, lo que se ve se anota, frente a las grandes presiones mediáticas de Bolivia y de Chile, el gobierno actual, con todas sus dificultades está extremando todas las posibles salidas, para una salida al mar con soberanía.

¿O no es, por ejemplo, que ha invitado a todos los ex presidentes y ex cancilleres para que aúnen sus aportes para esta empresa? ¿O acaso no ha agotado todos los mecanismos de diálogo, para tener que recurrir ante La Haya, para plantear una demanda jurídica?

Los medios de comunicación que responden a la dinámica capitalista y de hecho lo legitiman, imprimen su sello de presentar las cosas del modo que les conviene y así formar una visión distorsionada de la realidad y el pensamiento alternativo, mucho mas notorio cuando existen estos temas.

Lo que resalta con evidencia, además que ha sido comprobada, es su hipocresía y su notoria ausencia de patriotismo. Una causa nacional de ésta naturaleza pregonada centenariamente y por quienes se identificaron en el anonimato y con su lucha diaria, marca de lejos a éstos que por el sólo hecho de oponerse a éste gobierno, dejan de lado abanderar una demanda justa e histórica, que tarde o temprano pasará de ser más que de un sólo país, sino de todo un continente.

*          Rafael Artigas, es comunicador y periodista orureño

Be the first to comment

Deja un comentario