octubre 31, 2020

Era hora de visibilizarlos. Ninguneados por la Historia Oficial

por: Edgar Ramos Andrade

La segregación y discriminación se dio por razones étnico raciales, pero también se la legitimó en textos oficiales, historiadores, académicos en general y hasta en la prensa especializada. Aquí una primera respuesta.
Premisa básica: El relato de la historia de nuestro país es parcial e incompleta. Es muy probable que las “Matrices Determinativas Históricas” o Factores Epistemológicos o de origen del conocimiento de la Historia de Bolivia, utilizados por la historiografía en general y por los historiadores en particular, hayan estado marcados al menos por cuatro insuficiencias. Ello generó en una “discriminación académica” sin respuestas… hasta ahora.

Estas debilidades se muestran al menos en dos textos, utilizados como referentes: “Historia de Bolivia” de Herbert S. Klein (7ma edición. Ed. Juventud. La Paz 1997, traducido por Josep M. Barnadas) e “Historia de Bolivia” de Teresa, José y Carlos Mesa Gisbert (5ta edición actualizada y aumentada. Ed. Gisbert y Cia SA. La Paz 2003). Vayamos al detalle.

Occidentalismo preferente

En ambos textos es insuficiente la mención y/o explicación de los hechos históricos ocurridos en las regiones del Chaco, la Amazonía y en general el oriente boliviano, lo que a su vez conlleva a abundar en reiteraciones y detallismos de la realidad histórica, o de situaciones críticas de los pueblos quechua, aymara, chipaya u otros radicados en el occidente de Bolivia.

Ejemplos de esta segregación son: a) La lucha del pueblo chiriguano-guaraní, desde la época colonial hasta fines del siglo XIX reflejados en hechos como la contribución del capitán Kumbay a la Guerra de la Independencia, o b) La resistencia y tragedia de Apiaguaiqui Tumpa ante el gobierno de Bolivia y sus aliados los hacendados-terratenientes del Chaco (1885-1892). Es difícil comprender la historia de Bolivia si se insiste en “occidentalizar” los hechos históricos. Es como decir que China tuvo su “Edad Media” lo cual tampoco es cierto.

Elitismo y gobiernismo


Alguna vez, en sus clases de Maestría en Historia de Bolivia, el estudioso Alexis Pérez manifestada que “la Historia de Bolivia en muchos casos se remite a un inventario de Presidentes”. Esta afirmación está casi confirmada cuando leemos acerca de las disputas personales, hasta casi psicológicas, de los gobernantes, especialmente durante el siglo XIX, lo que distrae las motivaciones que tuvieron esos personajes que condujeron los destinos del país.

A su vez, esta conducta historiográfica —reproducida por la mayoría de historiadores y académicos, libros, revistas especializadas, empresas editoriales y hasta periodistas especializados— legitima una acción política, elitista y excluyente, protagonizada por personajes de la historia boliviana. Ejemplos: a) Se omite hablar de los niveles de analfabetismo y consecuente inacción política de miles de personas gobernadas por esas élites; b) Todo el siglo XIX hasta mediados del XX no se permitía votar a indios y mujeres, por lo que el “Padrón Electoral” era reducido y poco democrático.

Fuentismo parcial

En el capítulo dedicado a la historia de la segunda mitad del siglo XIX, el citado libro de Klein (página 307) habla de una “negligencia de estudios económicos” y de un “renacimiento importante de la historia social”. Entonces, el estudioso norteamericano cita, como fuentes de estudio histórico, a 10 autores: Ramiro Condarco, Marie D Demelas, Silvia Rivera, Erwin P Grieshaber, Brooks Larson, Erick D Langer, Tristan Platt, Klein, Nova Americana y Gustavo Rodríguez.

En su estudio sobre el mismo período histórico, la tríada de los Mesa y su citado libro (páginas 641 al 646) menciona a 93 autores, lo que haría pensar que “perdieron varias pestañas y cabellos” de tanto leer. Pero no. En esa larga lista se omite (lo mismo que en el caso de Klein) a imprescindibles autores como de Hernando Sanabria Fernández y su libro “Apiaguaiqui Tumpa. Biografía del pueblo chiriguano y de su último caudillo” (Ed. Los Amigos del Libro. La Paz, 1972). Otra omisión-segregación bibliográfica es Edgar Oblitas Fernández y su poco difundido texto “Historia secreta de la guerra del Pacífico” (Ed. Gráficas Yunque. La Paz 1978).

Insuficiente denominación y explicacion de hechos

El caso del despojo violento de recursos naturales y de negación unilateral a Bolivia de acceso al Océano Pacífico, superficialmente denominado “Guerra del Pacífico” es ejemplo de esta debilidad. Está fuera de duda que lo ocurrido en febrero y marzo de 1879 y los hechos consecuentes, en el irrenunciable Litoral boliviano, fueron: a) Una ocupación militar sin declaración de guerra, b) Una usurpación interesada de recursos naturales (salitre, guano, pesquería y otros) y c) Negación del acceso soberano al Océano Pacífico con el que Bolivia nació como República en 1825.

Por aquella época, empresarios-senadores chilenos como Melchor Concha y Toro, accionista mayoritario de la “Compañía Huanchaca de Bolivia” asociado con el boliviano empresario-presidente Aniceto Arce; o el chileno Jerónimo Urmeneta, un empresario-canciller que fue socio principal de la mina boliviana Coro Coro, necesitaban darle salida de ultramar (por tren y con amplias facilidades) a los minerales que explotaban en Bolivia. Entonces, la agresión militar unilateral de 1879 de los grupos de poder económico chilenos, fue solamente la búsqueda de ampliación de sus fortunas y capitales a costa del sacrificio y la sangre de soldados bolivianos, chilenos y peruanos.

En este caso, Klein y los Mesa omiten explicar los intereses en juego u otros detalles mencionados por estudiosos como Oblitas Fernández o Hugo Roberts Barragán.

Respuestas necesarias y urgentes

Ante tanta debilidad, acabamos de publicar el documento “100 Personajes – 365 Hechos Ninguneados por la Historia”, con dos contenidos básicos: a) Fotografías de personajes mayoritariamente segregados por Klein, Mesa y otros autores de la Historia Oficial y, b) Relatos históricos que tienen como protagonistas a la base social boliviana, que padeció despojos de tierras, asesinatos, desaparición forzada, ayunos voluntarios como protesta política, el arte como manifestación social y otros.

Tiene dos formatos: 1) Calendario de Pared (Medidas: Base 60 cms. Altura 40 cms.) para que quede como documento perenne, en casa, el aula o el salón de nuestra junta vecinal, sede social o Club de Amigos. 2) Cartilla Didáctica de Bolsillo (Medidas: Base 11 cms. Altura 10 cms) para que podamos manejarla con comodidad, en el aula, el bus o minibus, en una Sala de Espera o como pasatiempo muy útil. El costo de cada uno es de Bs.10 para el público y Bs.5 para estudiantes. Tratamos siempre de publicar textos útiles, didácticos y económicos. Ya lo saben.    Personajes históricos segregados •    Tomás Katari

•    Teresa Quispe

•    Micaela Bastidas Puyuqawa

•    Bartolina Sisa

•    Gregoria Apaza Nina Vargas

•    Julián Apaza Nina

•    Pedro Ignacio Muiba

•    Manuela Josefa Gandarillas

•    José Manuel Blanco Baca

•    José Santos Vargas

•    Juana Azurduy Bermúdez

•    Kumbay

•    Iguandari

•    Andrés Ibáñez Justiniano

•    Apiaguaiki Tumpa

•    Pablo Zarate

•    Juan Lero

•    Bruno Racua

•    Santos Marca T’ula

•    Adela Zamudio Rivero

•    Dionisio Foianini Bánzer

•    Germán Bush Becerra

•    David Toro Ruivola

•    Gualberto Villarroel López

•    Jorge Ruiz Calvimontes

•    Sebastiana Kespi

•    Sergio Almaraz Paz

•    Angel Capari Berríos

•    Jorge Sanjinés Aramayo

•    Ernesto Che Guevara de La Serna

•    Loyola Guzmán Lara

•    Tamara Bunke Bider

•    Roberto Peredo Leigue

•    Efraín Quicáñez Aguilar

•    Edgar Jofré Ávila Yayo

•    Alfredo Domínguez Romero

•    Guido Alvaro Peredo Leigue

•    Benjamín Inda Cordeiro

•    Emilio Quiroga Bonadona

•    Estanislao Villca Colque

•    Osvaldo Peredo Leigue

•    Juan José Tórrez Gonzales

•    Nila Heredia Miranda

•    Nilo Rixio Soruco Arancibia

•    Hugo Andrés Serrano Sanjinés

•    Judith Muñoz Durán

•    Luis Alberto Ballón Sanjinés

•    Oscar Gonzales Alfaro

•    Eduardo Moisés Urquieta Morales

•    Jorge Mansilla Torres

•    Graciela Rutilo Artés

•    René Zabaleta Mercado

•    Aurora Villarroel Pérez

•    Luzmila Rojas Rioja

•    Domitila Barrios Cuenca

•    NN Viuda de Francisco Mamani Quispe

•    Luis Espinal Camps

•    Lidia Gueiler Tejada

•    Marcelo Quiroga Santa Cruz

•    Guillermo Lora Escobar

•    Carlos Palenque Avilés

•    Jaime Junaro Durán

•    Genaro Flores Santos

•    Isaac Sandóval Rodríguez

•    Dante Federico Uzquiano Peñarrieta

•    Miguel Peña Guaji

•    Gregorio Iriarte

•    Luis Rico Arancibia

•    María Lohman

•    Walter Solón Romero Gonzáles

•    Matilde Cazasola Mendoza

•    Jesús Durán Bejarano

•    Antonia Rodríguez Medrano

•    Luis Iván Guzmán de Rojas Riskowsky

•    Mauricio Bacardit

•    Julio Tumiri Javier

•    Isabel Vizcarra Quezada

•    Gladys Moreno Cuellar

•    Felipe Quispe Huanca

•    Marcia Mandepora Chundary

•    Luzmila Carpio Sangüeza

•    Silvia Rivera Cusicanqui

•    Enrique Mariaca Bilbao

•    Vidal Pinto Blanco

•    Eugenia Felipa Condori Álvarez

•    Marlene Nancy Rojas Ramos

•    Hugo Gutiérrez Quisberth

•    Mario Conde Valdez

•    Edgar Ramírez Santiesteban

•    Reymi Ferreira Justiniano

•    Juan Evo Morales Ayma

•    Silvia Lazarte Flores

•    Rafael Puente Calvo

•    Susana Picaneray

•    Álvaro Marcelo García Linera

•    César Brie

•    Bernardino Racua Cordero

•    Rosa Albina Aradíez Grande

•    Lucía Fátima Da Silva Choma

•    Francisca Yépez Miki    *    Edgar Ramos Andrade. Comunicador e Investigador Social. Es autor, entre otros, del libro “Nuestra Historia Clandestina”.

Be the first to comment

Deja un comentario