diciembre 2, 2020

Errores de un comité cívico

La decisión del comité cívico de Santa Cruz de ingresar en huelga de hambre para exigir la designación de vocales electorales para ese departamento está alentada en objetivos opositores y ciertamente es una afrenta a la inmensa mayoría de la población de su propio departamento.

El argumento elegido por el presidente del ente cívico es que se trata de una medida para presionar a los diputados de la Asamblea Legislativa Plurinacional. Mayor error no se pudo cometer, pues los asambleístas no se reunieron, entre otras cosas, por participar en la Cumbre del G77+China. Pero también, como ha señalado el Vicepresidente Álvaro García Linera, la ALP no actuará en base a presiones.

Esta forma de presión de los dirigentes cívicos, al parecer en la línea de lo que será una constante en la medida que nos vayamos acercando a las elecciones generales del 12 de octubre, quedará registrada en la historia política del país como una falta de respeto al pueblo boliviano y a las delegaciones oficiales de una cumbre que exitosamente se desarrolló en la cálida Santa Cruz. El show no le hizo ni un rasguño al gobierno, pero sí a la imagen de un departamento que quiere vivir en armonía con el resto del país.

No hay duda que el comité cívico, que responde a las mismas logias que quisieron derrocar por la violencia al presidente Evo Morales en el período 2006-2009, está desesperado por recuperar un protagonismo que lo ha perdido desde hace mucho tiempo, pero al mismo tiempo está instrumentalizado por alguna fuerza política que no tiene otra manera de tratar de acumular espacio político-electoral.

Be the first to comment

Deja un comentario