diciembre 3, 2020

Un país para organizar cosas grandes

La organización y el desarrollo exitoso de la Cumbre del G77+China en Bolivia está demostrando que el país está hecho para cosas grandes. Los bolivianos hemos dejado de lado las inseguridades y los complejos. La verdad es que es un orgullo saberse parte de un Estado Plurinacional que se muestra soberano y al mismo tiempo comprometido con el destino del mundo.

Pero el éxito de todo lo que se hizo antes y durante los días de la cumbre del G77+China -una organización que reúne a dos tercios de los países miembros de las Naciones Unidas-, no hubiera sido posible, hay que subrayarlo las veces que sea necesario, sin dos factores dialécticamente articulados: primero, la firme decisión del presidente Evo Morales de colocar a Bolivia en la vitrina mundial, y segundo, las condiciones materiales favorables. Ambos factores se explican a la vez por un proceso de cambio que ha elevado la autoestima de los bolivianos, por un liderazgo carismático y decidido, y por una economía que ha crecido a niveles antes inimaginables.

Pero no es solo la celebración de la Cumbre del G77+China lo que muestra la fortaleza del país. Lo es también lo que Bolivia le incorpora al ideario mundial: los valores, principios y objetivos de un proyecto alternativo al capitalismo. Ahí están las propuestas para caminar en dirección de lograr seguridad y soberanía alimentaria para la humanidad, de enfrentar el cambio climático desde la perspectiva de salvar a los seres humanos y el planeta, y de promover la democratización de las Naciones Unidas, entre otras.

Bolivia está hecha para cosas grandes. La mayor parte de los bolivianos lo sienten de esa manera, independientemente del color político que tengan. Solo un grupo muy reducido ha tomado frente a la organización de la Cumbre la misma actitud que mantiene ante cualquier iniciativa del gobierno. Pero esta vez la equivocación es muy grande, pues jugaron con la sensibilidad de la población. Sin embargo, lo que hicieron era previsible. Se trata de un grupo conformado por gente hecha para cosas pequeñas en un momento en que Bolivia está para cosas grandes.

Be the first to comment

Deja un comentario