noviembre 27, 2020

Cristina deja mal parado al imperio

El martes 30, en la Casa Rosada, la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, le puso el cascabel al gato. Sin mayor vuelta lo que hizo, con firmeza e inteligencia a la vez, es desnudar al imperialismo por su activa campaña desestabilizadora contra el pueblo y gobierno argentinos.

Es más, a propósito de la decisión del juez de Nueva York, Thomas Griesa, de declarar en desacato a la Argentina en el caso de los fondos buitres, la presidenta argentina, en una intervención calificada de histórica por amplios sectores de la población, incluso de los que no pueden compartir políticamente con ella, denunció que hay en marcha un proyecto que quiere voltear al gobierno con ayuda extranjera. Y por si quedara dudas a donde apuntaba, Cristina Fernández sostuvo “y los buitres se parecen también a las águilas, tienen el mismo perfil”.

La soberana reacción argentina, sintetizada por la presidenta de ese país, se registra en reacción a la posición del juez estadounidense que calificó de “ilegal” la ley de Pago Soberano aprobada por el Congreso Nacional argentino para negociar y honrar al 100 por ciento de los bonistas.

Pero obviamente el imperio necesita de operadores locales para concretar sus planes. La jefe de Estado tampoco dio lugar a la duda y con valentía denunció a “sectores concentrados de la economía” e identificó a varios bancos que están trabajando activamente para desestabilizar a su gobierno por la vía de la especulación financiera.

Be the first to comment

Deja un comentario