diciembre 5, 2020

Referendo para estatutos AIOC ¡Ya!

por: José Luis Exeni Rodríguez

Luego de dos prolongadas reuniones de “negociación”, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) determinó finalmente convocar al primer referendo aprobatorio de estatutos para el próximo 28 de junio. Ese domingo cinco departamentos (La Paz, Oruro, Potosí, Cochabamba y Chuquisaca), si acaso, votarán por la aprobación y puesta en vigencia de sus estatutos autonómicos. Buena nueva, importante señal, para el itinerario de las autonomías –en plural– en el país.

Es evidente que esta decisión del TSE tiene que ver, por una parte, con la capacidad de presión de las cinco asambleas departamentales y, por otra, con la forzada voluntad institucional de viabilizar la consulta luego de haberle puesto varias trabas. Claro que también implica una decisión política del Gobierno en el horizonte de la todavía pendiente construcción del Estado autonómico. Aunque se trata sobre todo de dar cauce a un derecho constitucional.

Pero no quiero ocuparme aquí de los estatutos departamentales, ya encaminados (excepto los de Beni y Santa Cruz, que de bandera/vanguardia pasaron a su bloqueo). Mi preocupación son las autonomías indígena originario campesinas (AIOC), que continúan retenidas. Lo diré claro y fuerte: sea por incompetencia, sea por decisión deliberada, o por ambas cosas, el TSE está boicoteando el ejercicio de los derechos a la libre determinación y el autogobierno.

Desde hace más de un año la AIOC de Totora Marka está “tramitando” ante el órgano electoral la convocatoria a referendo aprobatorio de su estatuto. Luego lo hizo Charagua. Y más tarde llegaron Mojocoya y Huacaya. El TSE ha respondido con evasivas, escollos e indolencia, amén del “impedimento” de las elecciones generales, primero, y las subnacionales, ahora. El resultado es dilación y bloqueo, como ocurrió/sigue ocurriendo con el Tribunal Constitucional Plurinacional.

¿Incompetencia? En efecto. Ante la solicitud de convocatoria a referendo realizada por Totora Marka al Tribunal Departamental de Oruro, que no sabía nada al respecto, se pasó en consulta al TSE. Meses después éste tampoco sabía ni decía nada. Incluso se hizo recriminar por el TCP por haber demorado el envío de la pregunta para control de constitucionalidad, incumpliendo la ley. Con decir que el TSE ni siquiera tiene un Reglamento para la supervisión del referendo.

¿Decisión deliberada? Así parece. Para empezar está el proyecto de ley canalizado por el TSE para elegir nuevamente “autoridades municipales transitorias” en las AIOC, incluso en aquellas, como Totora Marka y Charagua, donde debió alentarse más bien la aprobación y puesta en vigencia de sus estatutos y, con ello, la conformación de autogobiernos indígenas. Ya sabemos las consecuencias, como ocurrió el 2010: los nuevos alcaldes y concejales, para quedarse en el cargo, sabotean la autonomía.

Pero hay cosas peores. El TSE, en el extremo de la burocracia y la negligencia, no tramita ante Economía y Finanzas, desde hace varias semanas, el débito automático de los recursos para administrar los referendos de Mojocoya y Huacaya. ¿Por qué? Están esperando, sentados, que el TCP envíe el aval formal a la pregunta de la consulta, que es la misma para todos los casos y obviamente ya ha sido declarada constitucional. De verdad no pueden ser tan necios.

La buena noticia es que tras el acuerdo para el referendo de los estatutos departamentales, lxs vocales del TSE no tienen ningún pretexto para no convocar a referendo aprobatorio de los estatutos autonómicos indígena originario campesinos. ¿O estarán esperando que se los presione, se los encierre en su palacio, se los despierte de su letargo?

Be the first to comment

Deja un comentario