noviembre 26, 2020

Rebelión estudiantil contra los contenidos curriculares en la London School of Economics

por: Gonzalo Gosalvez (traductor)

A continuación, deseamos compartir con los lectores un artículo muy interesante que publicará The Guardian, el 18 de marzo pasado con el título “Ocupa de estudiantes de la London School of Economics”. Esta es una más de las movilizaciones que estudiantes de economía de varias universidades se van delineando en un movimiento global por un tipo diferente de enseñanza de la economía.

Nadia Khomami (Miércoles 18 de marzo 2015)


Ocupa de los estudiantes de London School of Economics

Los estudiantes de la London School of Economics han ocupado una habitación de la administración central de la universidad en protesta por lo que ellos llaman la mercantilización de la educación superior.

El grupo de unos 40 estudiantes utiliza un bloqueo de bicicletas para atrincherarse en la sala Vera Anstey de la LSE permaneciendo allí desde la noche del martes.

Los dirigentes de la movilización dicen que la ocupación que ellos llaman la “Universidad Libre de Londres” tiene como objetivo crear un “espacio abierto, creativo y liberado, donde todos son libres de participar en el imaginario de una nueva educación directamente democrática, no jerárquica y universalmente accesible”.

Ellos sostienen que la ocupación es un intento de cambiar el “modelo de educación superior como negocio y burocratizado por empresas privadas”, hecho que significa un perjuicio a los estudiantes sumergidos en deudas para pagar su educación y que la perversión del propósito de la universidad.

Una lista de demandas fue presentada al LSE, publicada el miércoles, para presionar al gobierno para que se garanticen los derechos de matrícula para todos los estudiantes, la eliminación de los contratos extremos cero-horas para el personal universitario, se cortaron los vínculos con las organizaciones que participan en las guerras y ocupaciones militares, y se prohibió la entrada en el campus universitario a la policía.

Los estudiantes escribieron, “Exigimos una educación liberadora, que no tenga precio en una etiqueta. Queremos una universidad dirigida por estudiantes, profesores y trabajadores”.

“Cuando una universidad se convierte en una empresa transforma toda la vida de los estudiantes. Cuando una universidad se preocupa más por su imagen, su potencial de venta y el “valor agregado” de sus grados, el estudiante ya no es un estudiante, se convierte en una mercancía y la educación se convierte en un servicio y no un derecho. El sexismo y el racismo institucional, así como las condiciones de trabajo para el personal y profesores, se convierten en una distracción para una institución orientada por resultados”.

El espacio de la Ocupa está siendo utilizado como un centro de discusión y debate político, con talleres que funcionan durante todo el día, entre ellos uno titulado: “¿Por qué es necesaria la educación gratuita en el 2015?”.

Una de los ocupantes, Jade Jackman, dijo que el objetivo principal del grupo era iniciar un diálogo con la administración universitaria. Ella dijo: “Hemos abierto la puerta a una gran cantidad de estudiantes que están llegando a hablar de nuestras demandas. Queremos que ellos representen lo que piensan todos los estudiantes. Acabamos de tener un foro de economía y un montón de gente estábamos hablando sobre la insatisfacción con la forma en que se enseña la economía, porque significa que no podemos ver las finanzas de una forma diferente, y no predecimos las consecuencias”.

“Tenemos uno de nuestros profesores aquí en este momento, y vamos a tener una conversación con él, así como con un comentarista político: Owen Jones. El director de la administración nos llamó esta mañana, pero nos dijo que no tenía que haber ningún miembro del personal administrativo en la sala”.

Un comunicado de la LSE elogió el deseo de los estudiantes para lograr el cambio. “El martes por la noche un grupo de aproximadamente 20 estudiantes ocuparon la sala Anstey Vera en el Antiguo Edificio de la LSE, destacando una amplia gama de demandas relativas a la educación superior”, decía: la “LSE fue fundada por el mejoramiento de la sociedad y está claro que este principio sigue siendo una guía para muchos de nuestros estudiantes. Los intercambios entre el grupo y el personal administrativo de la LSE han sido positivos”.

La ocupación en la LSE viene acompañada de estudiantes en los Países Bajos que este mes pidieron cambios similares en el sistema de educación superior de su país. Estudiantes holandeses ocuparon el edificio Bungehuis en la Universidad de Amsterdam en febrero, lo que resultó en una junta universitaria de directores que inician una demanda contra los ocupantes que buscan una multa de 100.000 € por alumno y por cada día de ocupación.

En 2011, los estudiantes de LSE llevaron a cabo una ocupación que se podría decir que tuvo éxito para poner fin a la relación de la universidad con Saif al-Islam Gadafi, hijo del fallecido dictador libio, en medio de acusaciones de crímenes contra la humanidad. El año anterior, los estudiantes de la Universidad College de Londres ocuparon un área central de la universidad en protesta contra los recortes del gobierno y los impuestos.


* Economista, miembro de la “Red Boliviana de Economía Crítica”

Be the first to comment

Deja un comentario