noviembre 30, 2020

Entre la realidad y las supuestas congojas

por: Naira Escobari

El pasado 15 de septiembre el Sr. Roger Cortez, publicó un artículo titulado “Congojas ministeriales en tiempos de reelección”, donde manifiesta que estamos pasando por una coyuntura de escasez en el país, además de otros ensalces fatídicos, situación por la cual me veo obligada de mostrar de manera mesurada algunos aspectos a considerar.

La crisis económica internacional por la que atraviesa la región y el mundo, no es reciente, son coletazos que vienen desde el 2008, con la crisis financiera de los Estados Unidos; sin embargo, al parecer existe el anhelo de algunas personas de querer ver que nuestro país pase por una crisis de igual o mayor magnitud.

Algo que desconoce el Sr. Cortez es que a pesar de que año tras año, los opinadores continúan vaticinando que la crisis llegará al país, lamentablemente para ellos, Bolivia continúa creciendo de manera sostenida. En efecto, al primer semestre de esta gestión el Índice Global de la Actividad Económica, muestra un performance del 5,2% y, de continuar con esa tendencia, el país sobrepasará fácilmente el 5%; asimismo, en el 2009 el país obtuvo el primer lugar de crecimiento en la región, en un contexto donde economías como Chile, Perú y Colombia, que hasta ese momento mostraron tasas moderadas de crecimiento, presentaron una desaceleración incluso con tasas negativas.

Respecto a los proyectos que hace mención, los mismos no son producto de la actual coyuntura, pertenecen a un Plan de Gobierno que responde a una política de Estado y que tiene por relevancia mejorar el bienestar de la sociedad e incrementar la inversión pública (Agenda 2025); es importante esta aclaración porque al parecer confunde las políticas actuales con el tratamiento que se daba en otrora.

En lo relacionado con las contrataciones directas, al parecer desconoce que estas representan una proporción pequeña del total de procesos de contratación del sector público, mientras que alrededor del 90% se rige en el marco del Decreto 181 del Sistema de Administración de Bienes y Servicios, según el SICOES.

Cuando el Sr. Cortez comenta sobre los contribuyentes, es irónico que en su redacción deja entrever que se debiera dejar de pagar impuestos cuando esto es una obligación para cualquier Estado. Parecería que añora volver a los años 80`s, cuando nuestros gobernantes de turno iban al Club de París para extender la mano.

Donde también se denota la falta de análisis, es que insiste que en los países que están pasando por una crisis económica tienen que empezar a devaluar su moneda, algo que estaría ahondando más la crisis como es el caso de Brasil, de acuerdo a los últimos indicadores de organismos internacionales. Contrario a lo que sucede en el país, puesto que si bien las exportaciones disminuyeron eso no implica que se devalúe nuestra moneda, por cuanto generaría efectos inflacionarios o pérdida del valor adquisitivo para la población, situación que sí generaría una crisis.

Es evidente que desconoce que Bolivia como nunca antes ha presentado los mejores indicadores económico-sociales, algo que no le sienta bien a la oposición y por lo visto tampoco al Sr. Cortez. Al margen de aquello se ha recuperado el Estado en términos políticos, económicos y sociales, aspecto que es reconocido a nivel nacional e internacional.

Be the first to comment

Deja un comentario