diciembre 3, 2020

Carlos Mugica (1930-1974)

Nació en Buenos Aires, el 7 de octubre de 1930, y fue asesinado en Villa Luro, Argentina, el 11 de mayo de 1974.

Su padre, Adolfo Mugica, fue fundador del Partido Demócrata Nacional y Canciller en el gobierno Arturo Frondizzi, y su madre, Carmen Echagüe, fue descendiente de acaudalados estancieros bonaerenses.

Cursa sus estudios secundarios en el Colegio Nacional de Buenos Aires, donde se gradúa con 17 años. En seguida matricula estudios de derecho en la Universidad de Buenos Aires, donde cursará los dos primeros años de la carrera.

En 1951, luego de un fugaz viaje a Europa junto a amistades del mundo religioso, ingresa al Seminario Metropolitano de Buenos Aires.

Tras su ordenamiento como sacerdote, el 20 de diciembre de 1959, comienza a trabajar como secretario del obispo capitalino Juan José Iriarte y del cardenal Antonio Caggiano; al mismo tiempo, asesora a jóvenes estudiantes, imparte clases de teología y se vincula a organizaciones políticas peronistas que rescatan el pensamiento de Ernesto Che Guevara y el teólogo Helder Cámara.

Tiempo antes de ordenarse en el sacerdocio se sorprende al leer un rayado en la pared de un conventillo que sostenía: “Sin Perón no hay Patria ni Dios. Abajo los cuervos”. Entonces, comprende que restringiendo su labor a los pasillos de la curia le impediría vivir el evangelio del lado de los pobres.

En 1966, en una misión en Santa Fe, se encuentra con sus antiguos pupilos del Colegio Nacional de Buenos Aires, y futuros fundadores del Movimiento Montoneros, Carlos Ramus, Fernando Abal Medina y Mario Firmenich. En los años siguientes, bajo la dictadura del militar Juan Carlos Onganía, redirigirá su praxis eclesial a la llamada Iglesia del Tercer Mundo, o “de los pobres”.

En 1968 estudia en Francia epistemología y comunicación social. Allí conoce a uno de los fundadores del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, padre Rolando Concatti, y al propio Juan Domingo Perón.

En su regreso a la Argentina es destinado al Barrio Comunicaciones –hoy Villa 31 de Retiro–, donde funda la parroquia Cristo Obrero. Paralelamente, prosigue ejerciendo docencia en teología en la Universidad El Salvador.

Con la llegada a la presidencia de Héctor José Cámpora, el 25 de mayo de 1973, comienza a trabajar como asesor del Ministerio de Bienestar Social, renunciando tempranamente tras discrepancia con el ministro José López Rega, futuro fundador del órgano represivo derechista argentino conocido como “Triple A” (Alianza Anticomunista Argentina).

En sus prédicas suele intensificar un discurso social en que integra pasajes del evangelio con reflexiones de Camilo Torres, Che Guevara o Mao Zedong.

En 1974, el ministro del interior Alfredo Rocamora manda a destruir las copias del disco “Misa para el Tercer Mundo”, donde al ritmo de sonoridades americanas, africanas y asiáticas, se musicalizan sermones de Mugica.

Durante el primer semestre de ese mismo año, el gobierno, y grupos peronistas afines, incrementan las amenazas contra su persona, cuestionándole públicamente en la revista “El Caudillo” de que “está al servicio de los pobres o tiene a los pobres a su servicio”.

La noche del 11 de mayo de 1974, luego de terminar de dar una misa en la iglesia de San Francisco Solano en Villa Lauro, cuando se disponía a abordar su auto, fue metrallado por Rodolfo Eduardo Almirón, jefe de la “Triple A”.

Desde 1999 sus restos descansan en la parroquia Cristo Obrero.

La Época.-

Be the first to comment

Deja un comentario