octubre 28, 2021

Por principio de ética, Bolivia pide a periódico chileno retractarse de falacias publicadas

La Paz (ABI).- El Ministerio de Comunicación de Bolivia pidió el viernes al periódico chileno El Mercurio se retracte de los conceptos falaces que publicó en su edición impresa de la víspera sobre la legitimidad del presidente Evo Morales y el estreno de la Casa Grande del Pueblo que servirá de sede al Ejecutivo boliviano en La Paz.

Luego de reconocer la publicación, hoy mismo, de un comunicado en el mismo espacio y en arreglo a los valores de la ética periodística «pedimos que se retracte» de los conceptos reñidos con la verdad y la realidad material sobre Bolivia, «y no lo ha hecho», dijo la titular de esta cartera de Estado, Gísela López en declaraciones a la ABI.

Este mismo viernes, El Mercurio dio espacio, también en su edición impresa, a un comunicado firmado por el Ministerio de Comunicación de Bolivia en que rechazó los conceptos «tendenciosos» sobre la nueva sede del Ejecutivo boliviano, la popularidad y legitimidad del presidente Evo Morales y el estado de la economía boliviana, en cabeza de fila de las comparaciones regionales hace casi un lustro.

Bolivia rechazó, de plano, la publicación del estándar, el decano y de mayor tirada de Chile, rotulado «Presidente de Bolivia tiene un nuevo y lujoso palacio de 28 pisos en La Paz», aparecida el jueves en su sección de internacionales.

La nota en cuestión da a entender al lector desapercibido que se trata de un bien personal y no público, como realmente es y a contrapelo de la realidad palpable encastra al país andino amazónico como el más pobre de Sudamérica, siendo que las cifras señalan que dejó de serlo hace ya 7 años.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe, con sede en Santiago de Chile, viene de reconocer que Bolivia volverá a encabezar en 2018 la tabla del crecimiento económico regional.

«El Mercurio usa ese dato artificial para generar un contraste con el especulado costo de la Casa Grande del Pueblo y, a su vez, provocar un rechazo a la misma, cuando organismos internacionales como la CEPAL, el FMI y el Banco Mundial, ubican a nuestro país como primero en crecimiento económico en la región, porcentaje superior al de Chile», ejemplificó al tiempo se subrayar el concepto como «embuste elocuente».

A pocos meses de la formulación del fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, donde se ventila el juicio plantado a Chile por Bolivia, para obtener, por la vía pacífica y negociada una salida propia al mar, El Mercurio, en cuya tradición también se inscribe un record de publicación históricamente alejado de los asuntos bolivianos, publicó un enfoque «tendencioso» de la actualidad de Bolivia signado por un contexto político y electoral.

La publicación está «destinada a forzar una valoración negativa de la construcción de la Casa Grande del Pueblo», dijo el Ministerio de Comunicación boliviano.
cite declaraciones actuales y pertinentes del Gobierno boliviano que contrasten las cifras y aseveraciones falsas irresponsablemente difundidas y hace aparecer a la Casa Grande del Pueblo como si fuera de propiedad y uso personal y no público de Morales».

«En lo que podría calificarse como ensayo apócrifo de periodismo de ficción, El Mercurio», desde su sala de redacción en Chile, testimonia en su escrito que «las palomas vuelan por debajo del piso 26, adonde (el presidente Evo) Morales mudará su despacho y desde cuyos ventanales blindados se ven de fondo los barrios pobres apiñados en las laderas que circundan la ciudad», agrega.

También denuncia que, en una emulación de la retórica política de opositores de derecha de la región, el diario chileno menciona que la Casa Grande del Pueblo es reflejo de «monumentos faraónicos» construidos por un gobierno minado por los mismos males del pasado.

Por otra parte, afirma que ese diario chileno conservador, con un sesgo racista, califica a Orinoca, pueblo natal de Morales como «aldea» y miente reiteradamente al informar que la habilitación a una postulación en las próximas elecciones nacionales fue tramitada por el primer mandatario, cuando la realidad y la historia establecen que ese proceso de interpretación constitucional fue motivado por legisladores nacionales en favor de todas las autoridades electas del país.

El Ministerio de Comunicación también establece que la publicación chilena falta a la verdad cuando menciona que «las denuncias de corrupción han mermado la popularidad de Morales», e ignora que es precisamente una decisión política del primer mandatario la que ha abierto en Bolivia un proceso de cero tolerancia a ese flagelo que en Chile ha llegado a involucrar a la familia de una ex presidenta.

Además, cita que el párrafo 11 describe de manera engañosa que Morales ha sufrido «sucesivas derrotas en comicios regionales», cuando las votaciones a favor del primer mandatario (54%, 64% y 61%) lo han consolidado como el líder con el respaldo electoral más importante de la historia del país.

Be the first to comment

Deja un comentario