diciembre 2, 2020

El acceso soberano a una costa de Bolivia y su contribución a la economía nacional


Por Pedro Blanco Tancara *-.


Estamos a puertas de que se de lectura al veredicto que surge como resultado de la demanda boliviana que solicita a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) falle y declare que Chile tiene la obligación de negociar de buena fe con Bolivia un acuerdo pronto y efectivo que le otorgue una salida plenamente soberana al Océano Pacífico.

Este litigio tuvo varias etapas, incluyendo la excepción preliminar presentada por Chile el año 2014, alegando que CIJ no era competente para dirimir el conflicto entre nuestro país y Bolivia, situación que fue rechazada finalmente por la Corte, y previamente a este esperado fallo la presentación de los alegatos orales donde Bolivia y Chile expusieron sus argumentos.

Sin embargo hoy a partir de los diferentes posibles escenarios descritos por analistas y exautoridades de Bolivia podemos advertir tres escenarios:

  1. La primera posibilidad, la más adversa para los intereses nacionales, es que los magistrados concluyan que no ha nacido ninguna obligación de negociar una salida soberana al mar y se dé por cerrado el tema.
  2. Como segunda opción es que la Corte obligue a Chile a negociar, pero sin un plazo establecido y sin incluir la palabra “soberanía”. Se trataría de un veredicto creativo y que implicaría, en parte, darle la razón a Bolivia.
  3. La tercera alternativa, la más favorable para el país, es que los tribunos determinen que sí existe una obligación de negociar de buena fe hasta que Bolivia recupere una salida soberana al océano Pacífico.

A partir de esta última nos permitimos desglosar como Bolivia se favorecería en el ámbito económico.

Tomando en cuenta que la falta de litoral le genera a Bolivia pérdidas millonarias desde hace 139 años, y esto le impide un desarrollo comercial pleno.

Es así que de acuerdo al informe de la Organización de Naciones Unidas (ONU) de noviembre de 2014, establece que los países sin salida al mar pierden un 20% de su potencial económico y que esta condición obstaculiza su desarrollo, dicho informe hace referencia a la suma de 32 países sin litoral, entre ellos Bolivia.

A la vez según este organismo multilateral, establece que el avance real del Producto Interno Bruto (PIB) per cápita en las naciones en desarrollo sin litoral es incluso más bajo que el promedio de aquellas calificadas como menos adelantadas.

Por otra parte, un estudio de la organización no gubernamental (ONG) Oxfam revela que la falta de acceso soberano al océano pacífico impide a Bolivia crecer hasta 1,5% al año, es decir, deja de percibir cerca de 1.500 millones de dólares por su situación de mediterraneidad. Esto debido a trabas burocráticas y a los costos en el tránsito del comercio de importación y exportación por puertos chilenos.

En la misma línea el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) en marzo de este año, estableció que el país generaría anualmente más de 300 millones de dólares si tuviera un puerto marítimo propio, por el cobro de atraques de los buques y otros servicios portuarios.

También en la investigación llamada “Bolivia: un país privado de litoral”, se revela que el traslado de carga de China a Bolivia tiene un costo de $us. 0,31 por kilómetro, frente a $us. 0,14 que cuesta llevarla a Colombia. Develando que el costo del transporte puede llegar a incrementarse hasta un 75% respecto a los países con costa. Sin embargo a ello se debe adicionar los costos por los retrasos en frontera, cobros e imposiciones a la carga, los problemas en las naciones de tránsito y la ausencia de infraestructuras adecuadas, que generan un aumento desproporcionado de los costos del comercio para las exportaciones e importaciones para el Estado Plurinacional de Bolivia.

Finalmente de acuerdo al gobierno boliviano, se calcula que el impacto económico de la falta de un acceso soberano al mar es grande para el país, alcanzando una pérdida anual del crecimiento de aproximadamente 2,7% sobre el PIB.

Conforme a estos datos nos permitimos determinar que Bolivia con una salida al océano pacifico lograría:

En primer lugar el crecimiento anual de Bolivia en promedio oscilaría entre el 7% y más, situándola en la categoría de crecimiento de las grandes potencias como la Republica de China y se igualaría a las economías de crecimiento rápido como Nepal, Tanzania e India. En el ámbito Latinoamericano superaría al nivel de crecimiento económico de Panamá, Republica Dominicana y en el ámbito Suramericano a la de Paraguay, Perú y el mismo Chile.

Por otra parte, permitiría superar la desventaja al momento de competir con sus bienes en mercados internacionales. Conforme a la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) en el 2016 presentó un estudio denominado “El costo de la mediterraneidad: Los casos de Bolivia y Paraguay”. Aclarando la corrección en el título, Bolivia es un país enclaustrado y no mediterráneo.

Dicho estudio demuestra que el enclaustramiento geográfico causa que el costo de transporte boliviano, en términos globales, sea superior al promedio regional en un 33,2%. Si se comparan los costos de transporte calculados en el caso de Bolivia respecto al de Chile, se llega a la conclusión que el costo de transporte boliviano es 135,5% mayor que el chileno, un país con más de 8.000 kilómetros de costa marítima. No queda lugar a dudas de que el enclaustramiento geográfico hace que los costos de transporte sean más altos respecto a países costeros.

Finalmente los ingresos que resultarían de contar con un acceso a costa marítima, permitiría cubrir en un año los costos por la implementación seguro universal de salud en todo el país. Así mismo permitiría incrementar en 41 veces más los bonos sociales como Juancito Pinto, Juana Azurduy de Padilla, Renta Dignidad y el Subsidio Universal por la Vida. Permitiendo reducir la tasa de deserción escolar, reducir la mortalidad materna infantil, acortando más aun la brecha de desigualdad y generando una redistribución delos ingreso como se viene realizando hoy en la Bolivia de Evo Morales.


*         Es analista.


 

Be the first to comment

Deja un comentario