diciembre 8, 2021

Reabren Museo Nacional de Arte con gran muestra de Imaná y Córdova

Luego de tres meses, hoy se reabren las salas del Museo Nacional de Arte (MNA) con una exposición de más de 200 obras de arte de los insignes maestros bolivianos Gil Imaná (1933) e Inés Córdova (1927-2010).

El palacio Diez de Medina, estructura principal del MNA, permaneció cerrado desde inicios de junio para instalar una nueva museografía en sus salas de exposición permanentes dedicadas al arte virreinal y republicano, así como para realizar trabajos arquitectónicos de refuncionalización de sus instalaciones.

Entre los espacios readecuados del edificio patrimonial se encuentran el vestíbulo para la recepción del público, la instalación de una sala para mediaciones, el rediseño de la boletería con amplio acceso e información, la instalación de una tienda de souvenirs y el acceso al Patio de Piedra, consignó una nota de prensa del MNA.

Según la misma fuente, con motivo de la reapertura de estos espacios, el acceso al público será gratuito todos los jueves hasta finales de año.

IMANÁ Y CÓRDOVA

En la exposición de la obra de Imaná y Córdova titulada Homenaje a un amor se expondrán más de dos centenares de obras en dibujo, pintura, cerámica, collage, textil y esculturas en orfebrería.

Las obras de ambos artistas se encuentran agrupadas según temáticas, como La tierra, Revolución del 52, Grupo ANTEO, Guerra del Chaco y Movimientos sociales. Asimismo, se anunció la exhibición de un mural en cerámica titulado Pachamama, de las series Gil es a Inés como Inés es a Gil, Expo 101, Obsesiones, Ser, y de autorretratos de los dos artistas.

Según explica la nota curatorial de la muestra, “Gil e Inés fueron artistas comprometidos con las causas sociales y sus obras son una búsqueda de la “Consciencia nacional”, el pasado prehispánico, el paisaje andino y las raíces telúricas, representadas en la cerámica, collages y planchas de cobre esmaltadas, destacando las formas y colores de las montañas del altiplano (…) “Sus obras visibilizan al campesino y al proletario, en su entorno de paisaje, en la faena diaria, con la familia, en asambleas comunales y en la protesta social”.

Imaná y Córdova fueron dos de los artistas bolivianos más importantes e influyentes de la segunda mitad del siglo XX. Imaná obtuvo el primer premio en pintura, en grabado, el Gran Premio y el premio Obra de una Vida del Salón Pedro Domingo Murillo. Asimismo fue condecorado con el Cóndor de los Andes, el Premio a la Cultura de la Fundación Manuel Vicente Ballivián, la Orden de Gran Mariscal de Ayacucho, la Tea de la Libertad y el escudo de Armas Medalla Pedro Domingo Murillo por parte del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz.

Por su parte, Córdova expuso su obra en importantes muestras colectivas en Suiza, Italia y Francia, y ganó numerosos concursos y encargos oficiales en Bolivia. En 1990 recibió la Orden de Artes y Letras por el Gobierno de Francia.

En 2004 recibieron juntos el Premio Nacional de Cultura, máximo galardón cultural otorgado por el Estado boliviano.

Be the first to comment

Deja un comentario