septiembre 26, 2021

4 MM de hectáreas quemadas con de Mesa

En los últimos días, la estrategia de Carlos de Mesa apunta a destruir a sus competidores usando el incendio en la Chiquitania, pero olvida que cuando fue presidente, por un lado, rechazó otorgar Bs 50 millones para atender un siniestro mucho más grande y, por el otro, se benefició con dinero para su canal PAT y para su gasto personal (gastos de representación).

Esta ofensiva del postulante de Comunidad Ciudadana (CC) consiste en culpar a Evo Morales y a Óscar Ortiz, candidato de la agrupación Bolivia Dice No (BDN), por su presunta complicidad en la pérdida de 1 millón de hectáreas del bosque chiquitano.

A esta arremetida contra BDN se suman las acusaciones de corrupción que realizó ayer Iván Arias, relacionado a CC, en contra del Frente Para la Victoria (FPV), presidido por Israel Rodríguez, organización que anunció un juicio contra el activista político.

El objetivo de Arias y de Comunidad Ciudadana parece ser derrumbar a todo partido político que le reste votos a Carlos de Mesa (es decir, BDN, FPV y otros).

En ese sentido, meses atrás CC compró al vicepresidenciable Edwin Rodríguez con el propósito de tumbar la candidatura de Óscar Ortiz y apropiarse de sus votos, según denunció hace poco este último.

Sin embargo, esta ‘canibalización’ de CC en contra de sus adversarios políticos que le puedan quitar votos, olvida un aspecto importante: el pasado y los pecados de Carlos de Mesa que muestran de cuerpo entero al postulante presidencial.

Por ejemplo, De Mesa culpa a Morales y Ortiz por los daños en la Chiquitania, pero olvida que cuando él fue presidente de Bolivia permitió la destrucción de 4 millones de hectáreas.

De acuerdo con el “Reporte de incendios y quemas en Bolivia-Análisis histórico desde 2000 a 2013” de la Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN), en 2004, cuando Carlos de Mesa era presidente se registró un récord histórico nacional con 4 millones de hectáreas quemadas.

Pese a la emergencia por el fuego, De Mesa no autorizó el uso de Bs 50 millones para combatir los siniestros, negativa que provocó un desastre ambiental, según informó el 15 de septiembre de 2004 la Agencia de Noticias Fides (ANF).

Su administración dijo que no contaba con dinero (debido a la crisis económica y de gobernabilidad que se vivía entonces), por lo que solo pudo solicitar ayuda internacional para combatir el desastre.

Sin embargo, mientras pedía la limosna internacional para combatir el fuego, Carlos de Mesa recibió 831.454 dólares a cambio de postular a la vicepresidencia en el binomio con Gonzalo Sánchez de Lozada, según denunció el periodista Emilio Martínez, quien publicó 53 boletas de depósitos.

La entrega de dinero a De Mesa fue confirmada por Mauricio Balcázar, yerno de Sánchez de Lozada, quien dijo que el ahora aspirante de CC “extorsionó” a Goni y al MNR.

Por si fuera poco, la periodista Amalia Pando, quien fue socia fundadora de PAT, denunció en el noticiero de Cadena A del 18 de diciembre de 2003 que Carlos de Mesa recibía 100 mil dólares al mes. La denuncia la hizo con base en la documentación del Ministerio de Gobierno.

“Carlos (de) Mesa, siendo vicepresidente de la República, también ha recibido un plus en su sueldo, que viene de los gastos reservados, y la Vicepresidencia de la República recibió 100 mil dólares para ‘caja chica’; con esos 100 mil dólares, Carlos (de) Mesa recibía un plus de 7.000 dólares”, dijo entonces Amalia Pando.

En síntesis, el candidato de Comunidad Ciudadana permitió el incendio de 4 millones de hectáreas cuando fue mandatario del país, rechazó dar dinero para combatir la quema y, mientras tanto, recibía recursos para su uso personal tanto de Goni (vía PAT) como de los gastos reservados.

Be the first to comment

Deja un comentario