octubre 22, 2020

Un sacerdote le dice sus verdades al régimen de Añez (+ video)

El Monseñor Ricardo Centellas, presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), cuestionó al Gobierno de facto de Jeanine Añez por el manejo poco transparente en el enfrentamiento de la Covid-19 en el país y lo denunció de pretender perpetuarse en el poder.

“¿Realmente cuántos reactivos se compraron, dónde están?, exigió el prelado en la homilía de la misa por el Día del Periodista Boliviano, celebrada este domingo en la catedral de Potosí.

“Nos han anunciado que han comprado 500 camas para terapia intensiva ¿dónde están?”, insistió.

“Hasta ahora no sabemos, no podemos vivir de intenciones, las intenciones no son la verdad, la verdad son los hechos”, reflexionó Centellas, al tiempo que pidió que el “periodismo tiene que ayudarnos” a mostrar la realidad de estos hechos.

“Y ahí está el periodismo”, precisó.

En otro parte de la homilía el prelado denunció al Gobierno de facto de pretender afianzarse en el poder, con acciones que no se ajustan al período de tránsito.

“Un Gobierno de transición que se preocupa demasiado por colocar su gente en instituciones públicas, no es Gobierno de transición”, fustigó.

Asimismo abundó, que ahora aparece un Gobierno que quiere instalarse (en el poder), pero no es ético, y el periodismo tiene el trabajo de desenmascarar esta realidad”.

“Es muy difícil”, valoró el también arzobispo de Sucre.

Además, reclamó que los bolivianos tienen que saber exactamente lo que le interesa a este Gobierno, si cumplir con su discurso de palabras o no.

“Nos dice (el Gobierno) la vida es lo primero, pero por detrás no obra así”, aseguró la autoridad religiosa.
El presidente de la CEB fue más allá y pidió que se esclarezcan algunos hechos recientes vinculados al narcotráfico en el país andino.

“Hace poco aparece un narcojet, ¿cuál es la verdad detrás de esta acción del narcotráfico? El gobierno no puede callar, tiene que explicarnos a los bolivianos qué es lo que pasa”, volvió a interpelar.

Situación de Bolivia con la pandemia

La víspera Bolivia reportó un acumulado de 2 mil 556 personas contagiadas por el nuevo coronavirus y 118 decesos, a dos meses del inicio de esta pandemia el país.

Fuentes oficiales aseguran que hay 273 personas recuperadas y 9.115 casos descartados a través de las pruebas en laboratorio.

Contrario a lo que implementa el resto del mundo para combatir la enfermedad, el ministro de Salud, Marcelo Navajas, declaró que “el 80 por ciento de las personas que se infecten con el COVID no van a necesitar ni hospital, pero si necesitarán el aislamiento para no contagiar a otras personas», según un despacho de ABI.

De acuerdo con Navajas, el aislamiento se circunscribirá a “albergues y casas”.

Asimismo, explicó que “solo el 15% de la población afectada por el virus requerirá ser internada en un centro de salud”, lo que disminuye el papel del estado como garante de salud y atribuye la mayor responsabilidad a la sociedad.

“Para mitigar el incremento de casos debe existir responsabilidad de toda la ciudadanía, que debe aplicar todas las medidas de bioseguridad, como el lavado de manos, el uso de alcohol en gel y el distanciamiento social”, precisa la fuente.

Recientemente, en otras declaraciones el titular de esta cartera había sugerido que “los bolivianos tenemos que aprender a convivir con este virus”.

Be the first to comment

Deja un comentario