agosto 3, 2020

Policía boliviana reprime a recolectores de basura en K´ara K´ara

En Cochabamba, los pobladores de K´ara K´ara denunciaron que hay «autoatentados» de parte del Gobierno de facto.

Un contingente policial intentó desbloquear el ingreso al botadero de K´ara K´ara en Cochabamba, en el centro de Bolivia, mientras los llamados bloqueadores “autoconvocados” lanzaron piedras a los uniformados haciéndolos retroceder.

La policía y elementos del ejército iniciaron una arremetida contra los recolectores de la basura que mantienen un bloqueo en la zona con gases lacrimógenos y balas, además amedrentando a los lugareños que pedían agua gratis para combatir la pandemia.

En Cochabamba, los pobladores de K´ara K´ara denunciaron que hay «autoatentados» de parte del Gobierno de facto. Mientras helicópteros de ejército sobrevolaron la zona para intimidar a la población.

Desde mediados de junio, más de 300 trabajadores de la empresa Colima, encargada de la recolección de basura en la ciudad de Cochabamba, bloquean los accesos al botadero municipal en K´ara K´ara, tras el anuncio de despidos de personal.

El paso de motorizados fue bloqueado desde la noche del jueves con promontorios de tierra, paralizando las actividades de la Empresa Municipal de Servicios de Aseo (EMSA).

“Queremos hacer una denuncia en contra del alcalde que está atentando contra nuestro trabajo. Mire a cuantos trabajadores nos quieren dejar en la calle”, dijo uno de los trabajadores que participa del bloqueo.

Hasta la fecha el Gobierno de facto de la autoproclamada presidenta Jeanine Áñez no ha instalado ni propiciado una mesa de diálogo, por el contrario, ha priorizado intervenciones policiales y militares en ya más de dos ocasiones.

En un pliego petitorio de 10 puntos, los demandantes exigen liberación de tres dirigentes detenidos y llevados a La Paz; rechazo a la cuarentena rígida; libertad de trabajo para los mototaxis de la zona sur; renuncia del alcalde José María Leyes; reactivación de la construcción del tren metropolitano y Cumplimiento de la subvención a la luz.

Otras demandas son rechazo de las brigadas de rastrillaje (del SEDES en busca de casos de coronavirus) hasta que se socialice la medida; la realización de las elecciones generales hasta el 6 de septiembre; pago a los bancos seis meses después de concluida la cuarentena y Conformación de brigadas vecinales para repartir medicina natural a los pobladores.

Los habitantes de K´ara K´ara, un barrio en el sur de Cochabamba, conocido por ofrecer resistencia al golpe de Estado contra el presidente Evo Morales, en noviembre pasado, presentaron denuncia por la agresión policial.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, amenazó con una intervención y responsabilizó de lo sucedido al Movimiento Al Socialismo (MAS).

“Quieren prohibir el ingreso de la basura a K´ara K´ara para que haya doble pandemia. Es admisible, no es permisible y vamos a caerles con toda nuestra fuerza a estos grupos delincuenciales”.

Este sábado, la autoridad central con apoyo de la policía intentó romper el bloqueo impuesto por los trabajadores de la basura en K´ara K´ara, pero fracasaron en su intento.

Según las autoridades locales, el operativo militar y policial para despejar la ruta al botadero municipal de K´ara K´ara, en Cochabamba, terminó con uniformados heridos y vehículos destrozados.

Según la denuncia del Gobierno de facto, un contingente escoltó una caravana de camiones de basura para depositarla en el vertedero, que se encuentra cerrado por seis días, ello derivó en un enfrentamiento con los “autoconvocados”, quienes les lanzaron piedras y otros objetos.

Por otra parte, el gerente de la Empresa Municipal del Aseo (Emsa), Christian Cuéllar, denunció este sábado que al menos 15 trabajadores, técnicos y él fueron secuestrados por más de 300 personas que bloquean el ingreso al botadero de K´ara K´ara, en Cochabamba.

“Sigo retenido, esperando que me rescaten, junto al gerente técnico y personal de la empresa, estamos rodeados por todo lado”, informó Cuellar a la ABI.

El ejecutivo de Emsa, junto a personal de la empresa de aseo arribó al botadero con 60 carros basureros, luego de un operativo policial de desbloqueo, ejecutado la madrugada del sábado.

No obstante, fueron sorprendidos por otro grupo de pobladores del lugar, quienes armados con piedras y palos, hicieron retirar a los uniformados de la Policía.

“Fuimos atacados a pedradas, estamos siendo amenazados, no podemos ni movernos del lugar porque nos apedrean, no podemos acercarnos a la puerta, estamos vigilados”, relató.

Be the first to comment

Deja un comentario