mayo 16, 2022

Gobierno de Cuba exige el fin del bloqueo estadounidense contra esa nación

Se trata de una política genocida, ilegítima y extraterritorial, que no cumplirá su propósito de aislar a Cuba y se estrellará contra la voluntad de lucha de su pueblo.

El Gobierno de Cuba reclamó el cese del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos (EE.UU.), al que calificó en una declaración emitida por su Cancillería como política genocida, ilegítima, amoral y extraterritorial, que este jueves llega a sus 60 años tras sancionarse oficialmente por John F. Kennedy en su proclama presidencial 3447 del 3 de febrero de 1962.

«El Gobierno Revolucionario, en nombre del pueblo de Cuba, reclama enfática y enérgicamente una vez más el fin del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los EE.UU.», publicó el ministro de Relaciones Exteriores cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, en su cuenta en Twitter.

De acuerdo con la declaración, el bloqueo es «una política esencialmente extraterritorial, violatoria del Derecho Internacional, que busca, mediante presiones, chantajes y penalidades, aislar a Cuba y castigar a quienes establezcan cualquier vínculo económico, comercial y financiero con el país”.

De igual forma, el documento asegura que con esa estrategia la Casa Blanca pretende «coartar el derecho legítimo de los cubanos a defender su soberanía y forjar un proyecto emancipador, ajeno a la dominación imperialista».

Por otra parte, denuncia su carácter genocida, pues “constituye una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos de todas las cubanas y cubanos. Califica como un acto de genocidio en virtud de la Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio de 1948”.

Subraya que “desde el año 2019, las medidas de coerción económica alcanzan una agresividad cualitativamente superior. Se aplican medidas de guerra no convencional, impropias de tiempos de paz, en el empeño de privar a Cuba de suministros de combustibles”.

La declaración de la Cancillería cubana subraya que, en el contexto de la Covid-19, el bloqueo llegó «a límites insospechados de crueldad, al obstaculizar donaciones solidarias, tratar de entorpecer el desarrollo de las vacunas cubanas y limitar las posibilidades de acceder a medicamentos e insumos básicos”.

El texto recuerda que el bloqueo no cumplirá sus propósitos pues continuará estrellándose contra la voluntad del lucha del pueblo cubano, y recuerda que en en la lucha para derrotarlo es vital el rechazo prácticamente unánime y universal que concita.

En ese sentido, destaca que además «del apoyo abrumador a la resolución que cada año aprueba la Asamblea General de las Naciones Unidas, son constantes los reclamos y acciones de denuncia por parte de personas, organizaciones e instituciones de todo el mundo, incluso dentro de EE.UU.».

Se calcula que desde su imposición hasta la fecha, los daños ocasionados por las medidas de bloqueo estadounidense a Cuba superan los 144.413 millones de dólares a precios corrientes, precisa la declaración.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario