diciembre 3, 2021

Suboficial Ramos revela afanes para convulsionar al país y pide a sus camaradas no dejarse engañar

La Paz, 24 jun (ABI).- El presidente de la Asociación de Suboficiales, Clases y Policías (Anssclapol), Edgar Ramos, que firmó el convenio de 8 puntos con el Gobierno para zanjar el pliego petitorio de ese sector, denunció la presencia de infiltrados en esa movilización con fines de convulsionar el país y desestabilizar al Gobierno, y pidió a sus camaradas no dejarse engañar ni manipular, rechazando un convenio logrado en muchas horas de negociación.

En una entrevista con los medios estatales, Ramos el principal negociador de los policías de baja graduación que se amotinaron en demanda de un incremento salarial y otros pedidos institucionales, testimonió que los puntos del convenio fueron establecidos sin ningún tipo de presión y denunció intentos de grupos «infiltrados y con tinten políticos» para que ese diálogo fracase.

«En muchas oportunidades han perjudicado para que no exista la reunión y que no exista un avance en los puntos presentados. Muy claramente fueron identificados, algunos que estaban buscando desestabilizar al Gobierno democráticamente elegido, lo que estaban esperando es convulsionar al país. Estaban esperando que algunos problemas como el Tipnis se estaban acercando y algunos problemas sociales», descubrió.

Explicó que esos intentos se identificaron desde que empezó el diálogo con autoridades del Gobierno para buscar soluciones al pliego petitorio y aseguró que esas personas, con evidentes intereses personales, «estaban conduciendo y engañando» a su camaradas como si «fueran sus líderes».

Precisó que la tarde del sábado, cuando se avanzaba en el acuerdo en oficinas del Viceministerio de Régimen Interior, se vieron obligados a decretar un cuarto intermedio por una violenta manifestación que llegó hasta esas instalaciones.

No obstante, dijo que se firmó un acuerdo conveniente con la presencia de los representantes de las distintas unidades policiales de La Paz y con la participación de la Presidenta de la Asamblea de Derechos Humanos de La Paz, Teresa Subieta, de quien dijo «es fiel testigo del desarrollo de la negociación», así como las filmaciones de muchos medios de comunicación que acompañaron la negociación.

«En ningún momento existió una presión como señala la señora Cárdenas (representante de las esposas de los policías, que firmó el documento y que posteriormente dijo que fue amenazada y presionada), el documento se rubricó de forma pública, con la participación de los medios», subrayó.

Respecto a la actitud de Cárdenas, dijo que su actitud vacilante y contradictoria, demuestra que «tiene algún interés», tomando en cuenta además su participación en un acto en el que un grupo de policías nombró coronel al ex capitán, David Vargas, quien posesionó a Cárdenas como la primera Defensora Policíal.

«Claramente demuestra que tiene algún interés, como se vio ayer que participó junto a un ex policía se uniforma y anuncia un golpe policial y se posesiona como la primera defensora policial», complementó.

«Yo veo que el acuerdo ha roto los planes y veo como se están organizando y quiero decir que algunos camaradas se están dejando llevar. Quiero decir que sean conscientes y que vuelvan a trabajar», urgió.

El Gobierno y los representantes de los policías amotinados firmaron la madrugada del domingo un acuerdo de 8 puntos que atiende la demanda salarial y establece un salario mínimo de más de 2.000 bolivianos y atiende las otras demandas de su pliego petitorio.
rsl                   ABI

Be the first to comment

Deja un comentario