diciembre 8, 2021

La crisis del euro llega a la banca alemana

Según la agencia calificadora de riesgo económico Moody’s, la incertidumbre en la euro zona y la vulnerabilidad de la banca germana, producen la primera rebaja de su triple A, junto con Holanda y Luxemburgo,

Ante esta situación, el ministerio de finanzas dice que Alemania sigue siendo “puerto seguro” de la euro zona y que los riesgos citados por la agencia no son nuevos y no tienen en cuenta las “perspectivas de estabilidad a largo plazo”.

Sin embargo, al parecer la crisis está llamando a las puertas de Branderburgo, ya que como indicaban varios pronósticos, en una unión monetaria en la que bancos, riesgos y comercios están íntimamente ligados, los desequilibrios en alguna de sus partes acaban afectando al todo.

Según los últimos datos del Bundesbank del año pasado, Alemania ha dado créditos a varios socios de la eurozona. Los países mas problemáticos son Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España y la incertidumbre de estos ha creado una ruptura de la moneda única, afectando en un 5% la economía germana y dando paso a una caída de sus exportaciones a largo plazo.

“La considerable exposición de los bancos alemanes a países del euro, particularmente Italia y España, junto a su limitada capacidad de absorber deuda y sus débiles ganancias estructurales, los hacen más vulnerables ante una profundización de la crisis”, afirmó la Moody´s en su comunicado.

En el segundo día de negociaciones los bonos soberanos de España e Italia tocaron nuevos máximos, encareciendo el costo financiero de estos Gobiernos para conseguir recursos. Esto aumenta las probabilidades de que alguno de ellos deba pedir un rescate ante el resto de miembros de la Unión Europea. En el caso de España, la bolsa cayó y Cataluña planea pedir al gobierno central rescate financiero, como lo hicieron hace unos días las regiones de Valencia y Murcia.

En Italia el mercado de valores de Milán cayó un 2,7 por ciento y el resto de los mercados europeos registraron descensos moderados. La Bolsa de Nueva York sufrió un fuerte descenso esta semana ante la preocupación de la crisis de la deuda en Europa.

Según el analista Rafael Poch, “la serie de empresas que han quebrado afecta a más de 150.000 trabajadores/as, el doble que el año pasado. Insolvencias en la cadena de droguerías Schlecker, con 25.000 trabajadores/as, en la empresa de venta por correspondencia Neckermann, con 2400 empleados/as. Existen posibles reestructuraciones en el fabricante de camiones Iveco, en los supermercados Karstadt, en el energético RWE, primer emisor europeo de CO2, y en Deutsche Telekom. Problemas pendientes en Opel, reducción de plantilla en el segundo canal de televisión, ZDF, incertidumbre en el sector del automóvil y hasta en el gigante del acero Thyssen Krupp”. De esa manera, todos los días se informa sobre el cierre, quiebra, despido o reducción de plantillas de empresas alemanas.

Al parecer como lo dijo varias veces la canciller alemana Angela Merkel “las fuerzas de Alemania no son ilimitadas” y no son vulnerables ante un sistema financiero, internacional que está íntimamente interelacionado.

Be the first to comment

Deja un comentario