octubre 18, 2021

La periodización histórica de la economía y la política en el Abya Yala (Construir opciones alternativas al capitalismo significa ruptura epistemológica)

Entender la Historia Económica, Política y Social de Bolivia y los países de la región (América Latina y el Caribe) requiere de una periodización que identifique las rupturas epistemológicas que se dieron en las dimensiones de: la economía, la política y lo social.

En esta ocasión, haremos una propuesta respecto a la periodización histórica de la economía, con el propósito de cuestionar y reconsiderar las exposiciones que hasta ahora han realizado los economistas de nuestro medio respecto al devenir histórico de la economía. La mayoría de los escritos al respecto hacen mucho énfasis en la historia económica republicana. Al parecer se debe a que es posible explicar este periodo con el marco teórico convencional, el de la teoría económica oficial.

Pero hay un antes y un después del periodo republicano. Un antes poco reflexionado e interpretado en su verdadera dimensión, sobre todo el tiempo antes de la invasión colonial, se suele calificar a este periodo como primario, agrícola, pre-capitalista, modo asiático; todas estas categorías fueron impuestas por construcciones teóricas euro-céntricas. Un después que se encuentra en plena construcción, imposible de entender con las categorías convencionales de la teoría económica oficial de corte anglosajona. Propuesta que está en las nuevas constituciones de países como Bolivia, Ecuador y Venezuela. Propuesta que está a punto de marcar una ruptura epistemológica necesaria.

De manera comprimida veamos cual es la propuesta de esta nueva periodización:

Primer periodo: El precolonial

Poco conocido por la ciencia económica oficial, interpretada de manera muy simplista por el historicismo oficial, importantes avances desde la antropología económica y la arqueología, relatada por algunos cronistas de la época colonial. Periodo que requiere de otra lectura, una que recupere la memoria de los pueblos que preservaron sus formas organizativas bajo el telón de la simbiosis. Conjunto de prácticas culturales que encierran saberes ancestrales, potencialidad que pueden constituir fuerzas productivas positivas, que permitirán la construcción de sociedades del futuro.

La necesidad de una nueva lectura sobre el desenvolvimiento de las sociedades ancestrales, organizadas en región del Abya Ayala tiene por objetivo comprender el funcionamiento dinámico de sus estructuras económicas, políticas y sociales.

Muchos de los documentos referidos a esta época tienen algún grado de sesgos ideológicos, teóricos y de otra índole, producto de la intencionalidad del dominio occidental que se instalo con la invasión europea.

La lectura crítica de esta época debe tener como objetivo la reconstrucción de la doctrina y el pensamiento económico de estas sociedades. Aspectos que no podrían ser comprendidos sin haber asumido que todo ello responde a una forma distinta de comprender la vida, es decir la cosmovisión.

Segundo periodo: El colonial

El encuentro con el otro, significa una ruptura, una invasión al proceso de subsistencia de los pueblos originarios del Abya Ayala, uso de la violencia contra sus formas de vida.

Si bien existe información al respecto, pero es necesaria la reconstrucción histórica de este momento, tomando en cuenta la práctica del saqueo y la destrucción de los recursos de la Madre Tierra y de las estructuras económicas, sociales y políticas de sus poblaciones.

Comprender como la doctrina económica del invasor justificaba la economía de rapiña que ejercieron los colonizadores. Tal como comenta Wolf, en la cita de Gunder Frank:

La Conquista no sólo destruyó a las personas físicamente, sino que también despedazó la trama usual de sus vidas y los motivos que las animaban….El indígena explotado no podía hallar sentido universal alguno a sus padecimientos…Así, pues, los indígenas, no sólo fueron víctimas de la explotación y el derrumbe biológico, sino que también sufrieron una desculturación —”pérdida de cultura”—, y en el curso de tales maltratos vinieron a sentirse ajenos a un orden social que tan mal empleaba sus recursos humanos. Eran extraños a él, y un abismo de desconfianza los separaba de los fines y los gestores del mismo. La nueva sociedad podía disponer del trabajo de ellos, pero no de su lealtad. Esta sima no se ha cerrado con el paso del tiempo. (Wolf, 1959: 199). 1

Tercer periodo: El republicano o postcolonial

El tiempo republicano no fue otra cosa que la continuidad del periodo colonial, por las características que se le imprime a la economía y mantención de las estructuras que impusieron los invasores. En términos del bloque social dominante o fracciones de clase que asumieron la conducción de la política de las republicas, fueron los herederos de los invasores. Fue el proyecto de las oligarquías el que asumió el mando y los resultados de la dependencia y el subdesarrollo se lo debemos a esa fracción de clase. En términos de Gunder Frank se este periodo se la caracteriza como:

El desarrollo del capitalismo industrial y el libre comercio implicaron, más que la apertura de América Latina al comercio, le adaptación de toda su estructura económica, política y social a las nuevas necesidades de la metrópoli. El capital extranjero compensatorio fue necesariamente uno de los instrumentos metropolitanos para la generación de este desarrollo del subdesarrollo latinoamericano. 2

Durante este periodo el capitalismo articuló a la región a su proceso de acumulación y expansión mundial. Las inversiones extranjeras del capitalismo tuvieron el objetivo de potenciar a las corporaciones internacionales. Según Gunder Frank:

El principal impulso a estas formas neoimperialistas de desarrollo mundial desigual y de subdesarrollo latinoamericano desequilibrado, viene de la expansión y monopolización incesante de las corporaciones internacionales de base norteamericana y su nueva revolución tecnológica. Las consecuencias de este desarrollo capitalista en América Latina van mucho más allá de una benévola inversión de capital y una provechosa introducción de adelantos tecnológicos. 3

Cuarto periodo: ¿Ruptura epistemológica?

Corresponde al periodo que se apertura por la acción de las organizaciones populares y los movimientos sociales y que oficialmente se inaugura con las Nueva Constituciones Políticas del los Estado, de aquellos países que proponen nuevas formas de organización económicas y políticas.

Nos encontramos frente a una urgencia de cambiar el futuro, que nos obliga entender que somos producto de un pasado, y que estamos frente a una situación en la que se abren posibilidades no previstas, y que existe potencialidades que nos obligan ver al pasado originario para construir el futuro como realidad posible, como alternativa potencial y alterativa al sistema vigente, el capitalista.

Tomando en cuenta que el proceso de transición hacia esa nueva sociedad debe expresarse en políticas claramente dirigidas hacia ese objetivo.

Los aportes a esta construcción de futuro deben tomar en cuenta, con mucha claridad, que se trata de una RUPTURA EPISTEMOLÓGICA. Ruptura con el pensamiento y doctrina económica que ha sido impuesto por la teoría económica capitalista. Estamos obligados a contribuir a la construcción del orden civilizatorio alternativo. Puesto que la crisis del capitalismo es estructura, es decir multidimensional, es una crisis de su desorden civilizatorio.

*          Docente Investigador Titular de la UMSA, economista subversivo.

1          GUNDER FRANK. op.cit. p. 106

2          GUNDER FRANK. op.cit. p. 214

3          GUNDER FRANK. op.cit. p. 223-224

Be the first to comment

Deja un comentario