noviembre 26, 2020

Foucault, su obra

Actualmente hay una tendencia a inscribir la obra de Foucault como un complejo pensamiento de la subjetividad que estaría atravesado por distintas preocupaciones no necesariamente lineales en el desarrollo de su obra. No creo que alguna de estas caracterizaciones sea definitiva, pero muestran de alguna manera la recepción de su obra.

La edición de los cursos de Michel Foucault en el College de France, así como de las conferencias en otras universidades transforman la manera de comprender la obra de Foucault.

Generalmente se distinguían tres etapas muy claras. La primera dedicada a la arqueología de los saberes, la segunda dedicada a la genealogía del poder, y una finalmente la tercera dedicada a la ética y estética. Ese fue el criterio que generalmente se asumía para pensar tres temporalidades en la obra de Foucault, la que va de 1961 a 1970 (Arqueología), de 1971 a 1977 (Genealogía) y finalmente la de 1978 a 1984 (Ética y estética). Otra estrategia era asumir sus preocupaciones por las psicología, la literatura, el saber, el poder y la ética como estética de uno mismo. Así se trató de ordenar las colecciones de sus escritos, y casi siempre se parcelaba sus textos y se los repartía en los distintos espacios disciplinarios, algo que contraintuitivo si se conoce la intención de Foucault para con sus textos.

Actualmente hay una tendencia a inscribir la obra de Foucault como un complejo pensamiento de la subjetividad que estaría atravesado por distintas preocupaciones no necesariamente lineales en el desarrollo de su obra, pero que si puede caracterizarse por una preocupación en relación a una historia crítica de la psicología y la psiquiatría, los saberes respecto a su historicidad y a las instituciones disciplinarias, así como en la representación de uno mismo en la literatura y en una historia del presente. Todas estas caracterizaciones alrededor de una preocupación central: como es que llegamos a ser lo que somos, es decir una obra dedicada a pensar la subjetividad.

No creo que alguna de estas caracterizaciones del pensamiento y la obra de Foucault sea definitiva, y mucho menos creo que se la correcta, sin embargo muestran de alguna manera la recepción de las obras de Foucault.

El grueso de su obra se inaugura en 1961 con la publicación de “Historia de la locura en la época clásica” (Dos tomos en su versión e castellano), que presenta una distancia de sus primeras publicaciones sobre Binswanger a finales de los años 50. “Historia de la locura” presenta una ruptura respecto a las lectura sobre la locura y la enfermedad mental, y constituye un testimonio de su estancia en Suecia, en tanto es su tesis doctoral escrita ante una de las bibliotecas más completas sobre medicina de los siglos XVII, XVIII y XIX.

En 1963 se publica “El nacimiento de la clínica”, un libro dedicado a la mirada y que se elabora con el rico material que habría dejado Foucault al escribir Historia de la locura en la época clásica.

En 1966 se publica el libro que dará popularidad y fama a Foucault, “Las palabras y las cosas” es en si un arqueología de las ciencias humanas, específicamente de la filología, la economía política y la biología. La preocupación sobre el poder ya se encuentra en el ensayo sobre el cuadro de Velásquez: “las meninas”.

En 1969 Foucault publica su discurso del método: “La arqueología del saber”, un trabajo en el que pretende dar cuenta de sus investigaciones anteriores. Este complejo libro da nombre en si a su preocupación central de su pensamiento: una arqueología de los saberes.

En 1970 Foucault ingresa al College de France a cargo de la cátedra denominada “Historia de los sistemas de pensamiento”, y se inaugura otro ciclo de publicaciones relacionados a su palabra dicha, a sus clases, a sus textos no publicados pero si pronunciados ante un público que abarrotaba las instalaciones del College. Como una inauguración de la palabra dicha en público se edita y publica “El orden del discurso”, su lección inaugural en el College de France, al cual asistió Lacan, Barthes, Bourdieu y otros intelectuales de la época.

En 1975 se publica una obra capital en el pensamiento de Foucault: “Vigilar y castigar, genealogía de la prisión” que coincide con una etapa de activismo en el llamado GIP o grupo de información sobre las prisiones. Su reflexión sobre el panoptismo, las sociedades de vigilancia atraviesan esta etapa de Foucault. Asimismo su acercamiento al estudio del Derecho como uno de los medios y mecanismos institucionalizados de represión.

Entre 1976 y 1984 se publican los tres tomos de Historia de la sexualidad. Un primer tomo en 1976 dedicado aun a las preocupaciones sobre el poder y la subjetividad, y dos tomos dedicados a la sexualidad en la Grecia y la Roma antigua. Cabe destacar que en esta etapa Foucault escribe un cuarto tomo que quedará (hasta el momento) inédito: Las confesiones de la carne, la enfermedad y la convalecencia evitará que Foucault termine sus últimas revisiones, pero se dice que es un libro que estaba listo para entrar a imprenta.

En junio de 1984 muere Michel Foucault.

En 1994, al recordarse diez años de su muerte se publica “Dichos y Escritos” (dos grandes tomos) que abarcan ensayos, entrevistas, columnas, conferencias y otros textos diseminados de Foucault que van desde 1954 a 1988. Esta recopilación pretendía traer un “todo Foucault” sin embargo empezaron a aparecer en versiones piratas las clases, las conferencias y otros textos que no se encontraban en esta famosa compilación. Desde cintas que traían conferencias como “La gubernamentalidad, hasta entrevistas en videos, el debate con Chomsky, se vendían paralelos a estos dos grandes tomos. En castellano la editorial Paidós seleccionó un tercio de esta obra y lo publicó en tres tomos denominados Obras esenciales. Entre el 2012 y el 2013 la editorial Siglo XXI complementó esta publicación incorporando parte del material inédito en castellano en tres libros: El poder una bestia magnífica; ¿Qué es usted, Profesor Foucault?; y la Inquietud por la verdad.

En 1997 se inaugura la publicación de los cursos dictados por Foucault en el College de France. El primer curso (1975-1976) en publicarse se denomina “Defender la Sociedad”.

En 1999 se publica el curso (1974-1975) llamado “Los anormales”.

En 2001 se publica una nueva edición de los “Dichos y Escritos” esta vez con la advertencia de que no se encuentra en los dos tomos de esta publicación el “todo Foucault” que se pretendía. Asimismo en 2001 se publica el curso (1981-1982) “La hermenéutica del sujeto”.

En 2003 se publica el curso (1973-1974) titulado “El poder psiquiátrico”, en el cual busca ajustar sus investigaciones actuales a lo producido en “Historia de la locura en la época clásica”.

El año 2004 se publican dos de los cursos más importantes de Foucault para comprender la dimensión de su concepto de biopolítica, nos referimos al curso (1977-1978) “Seguridad, territorio y población” y al curso (1978-1979) “Nacimiento de la biopolítica”. En este último Foucault se adelanta a su época y analiza el devenir de los gobiernos neoliberales a finales del siglo XX. Ambos cursos dan un giro a la comprensión de su obra.

El año 2008 se publica el curso (1982-1983) “El gobierno de sí y de los otros”, con un acento muy fuerte en las nociones de subjetividad y poder.

El año 2009 se publica el curso (1983-1984) “El coraje de la verdad”, un curso que es suspendido por una gripe muy fuerte que sufre Foucault. En meses más, después de haber culminado el curso, Foucault muere.

El año 2011 se publica el curso (1970-1971) “lecciones sobre la voluntad de saber”, el único curso que no cuenta con grabaciones de las clases. Lo que se reproduce es el manuscrito preparado por Foucault para dictar la clase. Este curso se complementa con otras conferencias de Foucault de 1971 que permiten una mayor comprensión de las lecturas que ensayaba sobre Nietzsche.

El año 2012 se publica el curso (1979-1980) “Sobre el gobierno de los vivos”.

El 2013 se publica el curso (1972-1973) “La sociedad punitiva”.

El año 2014 se publica el curso (1980-1981) “Subjetividad y verdad”.

Y se espera para el año 2015 la publicación del último curso (1971-1972) que quedaría de los dictados por Foucault “Teoría de las instituciones penales”.

En castellano este año (2014) se ha publicado un curso de Foucault en la Universidad Católica de Lovaina el año 1981 denominado “Obrar mal, decir la verdad” dedicado a una reflexión crítica sobre la criminología.

Es lógico que hay otras obras de Foucault publicadas en español, como las “7 sentencias del séptimo ángel”, o entrevistas como “Un peligro que seduce” que salió a la luz recién el año 2011. Y se publicarán aún más y más libros. Se anuncia la publicación de sus cursos en la Universidad de Dartmouth sobre la gubernamentalidad y el Estado, y hace poco Daniel Defert heredero de los escritos y papeles de Foucault vendió a la biblioteca nacional de Francia aproximadamente 37.000 folios que incluyen documentos, borradores y el cuarto tomo de Historia de la sexualidad: “Las confesiones de la carne”.

Hay Foucault para rato. Pero es importante continuar sus enseñanzas y lecciones.

Foucault es un verdadero maestro del pensamiento y estos 30 años de distancia de su muerte deben servirnos para leerlo y releerlo cuantas veces sea posible.


El legado de Foucault

La influencia de Foucault se da en muchas áreas del conocimiento. Hay una influencia muy fuerte de Foucault en la manera de concebir la teoría jurídica, la teoría política, las discusiones sobre medicalización y psiquiatría, la antipsiquiatría, incluso en el campo de la Arquitectura hay un debate sobre el uso del espacio y la noción misma de territorio.

Pensadores como Hardt y Negri le deben mucho a las categorías de Foucault para sus textos Imperio, Multitud y Commonwealth.

Giorgio Agamben ha continuado el trabajo de genealogía arqueología de los saberes, su colección Homo Sacer es un homenaje a Foucault y las formas de repensar el concepto de biopolítica.

Roberto Espósito y su trilogía de textos: Communitas, Inmmunitas y Bios, presentan una relectura desde Foucault de las formas en las que la cooperación y las sociedades contemporáneas se han desarrollado.

Tiqqun y la manera en la que piensan el Estado, el poder y la biopolítica tienen una gran herencia Foucaultiana, no en vano este medio Tiqqun han sido alumnos de Foucault en la Universidad de Vicennens.

El legado de Foucault se lo puede encontrar incluso en pensadores contemporáneos a él como Bourdieu, Deleuze y Derrida. Otros tan variados como Gayatri Spivak, Peter Sloterdijk o Slavoj Zizek asumen la herencia foucaultiana a su manera.

Be the first to comment

Deja un comentario