diciembre 1, 2020

Participación política juvenil y GeneraciónEvo

por: Denis Michel 

Las movilizaciones políticas juveniles de este último siglo han generado un interés especial, dadas las nuevas causas y estrategias de lucha y movilización que se han presentado en los escenarios cotidianos de diferentes grupos juveniles. En varios países de Latinoamérica se han producido múltiples manifestaciones anteponiendo principalmente una agenda general sobre los temas principales de interés para los jóvenes. Dentro de esta agenda pueden visibilizarse importantes temas que corresponden muchas veces a corrientes contraculturales juveniles, en la mayoría de los casos producto de la globalización; temas como tribus urbanas, cuestiones de sexualidad, el aborto, redes sociales e internet, etc., etc. Sin embargo, observamos que en estas últimas décadas las juventudes de la región también se han interesado de sobremanera por temas de carácter estructural para nuestros países; educación, salud, empleo, medio ambiente, ecosistema y contaminación, participación política, pobreza, democracia, identidad, machismo, inseguridad, discriminación, etc. La causa del traslado a estos intereses en dicha agenda juvenil corresponde al desgaste del sistema neoliberal que había destinado el interés juvenil hacia temas un tanto no estructurales.

Pensar en estos dos grupos de interés dentro de una agenda general, sin desmerecer la lógica de su importancia, ha generado dos desplazamientos muy importantes, que los describe Pablo Vommaro en la revista Nueva Sociedad No. 251. El primero consiste en entender que las juventudes, al contrario de lo que se piensa generalmente, han cobrado interés por los asuntos de carácter público en vez de constituirse como un sector apático y desinteresado respecto a temas comunes. En realidad, su presencia como cuestión biológica se pone en una situación de entredicho, dado que su participación se produce en tanto trascendencia al futuro, es decir, trascendencia a un tiempo de espera y de preparación. En realidad, su participación se constituye en el ahora y su influencia tiene efectos directos en el presente. Esto significa entender a las juventudes como una producción “sociohistórica y cultural” situadas más allá de plantear ver a los jóvenes como un grupo etario en un tiempo de espera, es decir, como lo que no se es. De esta forma llegamos a la noción de “generación”, la cual tiene su propia forma de producirse, de presentarse, de aparecer, de ser y estar, influenciada por la situación donde se produce. “Así la juventud se pluraliza y sus rasgos diversos y múltiples, lejos de constituir excepcionalidades o debilidades, emergen como características distintivas y potentes de las juventudes en la actualidad” y con poder de transformación.

Un segundo desplazamiento del interés de la juventud, viene a raíz de los cambios de gobiernos neoliberales a progresistas en la región. Esto ha generado que las y los jóvenes, giren la mirada hacia el Estado como un espacio de acción y de decisión directa. En el caso específico boliviano, la reciente participación de los movimientos sociales en la política institucional ha impulsado a que se creen organizaciones juveniles al interior de los mismos, pero también a la creación de movimientos sociales netamente juveniles, con intenciones de participar directamente en el Estado Plurinacional. Sus estrategias de acción se desenvuelven de forma significativa en espacios políticos donde antes no se tenía participación juvenil, gracias a normas específicas propuestas por este mismo sector, viabilizadas por el mismo Estado. Una muestra de ello es que en estas épocas electorales por ejemplo, se han gestado espacios históricos para la participación y representación juvenil, teniendo en la propuesta de varios partidos políticos, candidatas y candidatos jóvenes para el órgano legislativo.

También se han conformado diferentes estrategias para la elaboración de sus campañas, la más significativa que hasta ahora se visibilizó es la de GeneraciónEvo, que tiene como campo específico de acción a las redes sociales y a las calles. Dicho slogan es muy interesante porque hace alusión justamente a esta caracterización de “generación” como una producción sociohistórica y cultural, y al reconocimiento de un líder nacional y de las juventudes como Evo Morales. Esta propuesta se constituye en un escenario generacional muy diferente a los anteriores, cuyas características materiales y subjetivas son producto de un proceso de cambio con matices también diferentes. Este ánimo de participación política de las juventudes, constituyen la muestra de que las estrategias de acción juvenil son innovadoras y, de real importancia y trascendencia, para la situación actual de los países de nuestra región.


* Politólogo

Be the first to comment

Deja un comentario