noviembre 26, 2020

Respuesta presentada por Bolivia

por: Adriana Santos

El pasado viernes 7 de noviembre, en un medio día lluvioso, con neblina y mucho frío en La Haya (Holanda) el agente del Estado Plurinacional de Bolivia Eduardo Rodríguez Veltzé, acompañado del Ministro Consejero de la Embajada de Bolivia Farit Rojas, llegaron al Palacio de la Paz para presentar ante el Secretario de la Corte Internacional de Justicia la respuesta de Bolivia, denominada técnicamente Written Statement, a la Objeción Preliminar a la competencia de la Corte presentada por la República de Chile en el caso “Obligación de Negociar un acceso al Océano Pacífico (Bolivia c. Chile)”.

El documento fue preparado en La Haya con el apoyo de asesores bolivianos y extranjeros, coordinados por el agente Rodríguez y por DIREMAR.

Una vez entregada la respuesta, la Corte notificó y entregó a los representantes de Chile una copia de la respuesta escrita (Written Statement) presentada por Bolivia. Esto sucedió cerca de las 15:00 del mismo 7 de noviembre.

Con ello culminó la “fase escrita” de la Objeción Preliminar, y en el primer semestre del año 2015 se llevarán a cabo las audiencias públicas ante los jueces de la Corte. Tanto Bolivia como Chile expondrán oralmente sus escritos y sus complementaciones respectivas.

Bolivia obviamente ha presentado una serie de argumentos jurídicos y estrictamente técnicos para que se rechace la objeción presentada por Chile y en consecuencia se continúe con el proceso.

Si bien aun estos documentos son reservados, los argumentos jurídicos tanto de Chile como de Bolivia son eminentemente técnicos, y con seguridad giran alrededor del título de competencia y jurisdicción de la Corte, específicamente sobre el Pacto de Bogotá.

La discusión, como se verá en las audiencias orales, girará en torno a la interpretación de este Pacto, para determinar si la Corte posee o no jurisdicción para tratar este tema.

Chile la tiene muy difícil, dado que hace muy poco tiempo llevó adelante un juicio con Perú, y en el desarrollo de este proceso no objetó la competencia de la Corte, lo cual hace suponer que la aceptó tácitamente, pues el conflicto de delimitación marítima entre Chile y Perú surgía también de un evento anterior a 1948 (fecha de vigencia del Pacto de Bogotá).

Se eligen a los jueces de la Corte

Paralelamente a este evento que concentró la atención de la prensa, el mismo viernes 7 de noviembre, pero esta vez no en La Haya sino en Estados Unidos, en la sede de las Naciones Unidas de Nueva York, se elegían y re elegían a los jueces para la Corte Internacional de Justicia.

Una elección muy poco amable para los estados hispanoparlantes, pues pese a que la Corte Internacional de Justicia conoce muchos casos de países latinoamericanos, la presencia de jueces que provengan de estos estados es muy escasa.

Los jueces recientemente elegidos o confirmados para una nueva gestión son los que atenderán el caso boliviano, tanto el de la objeción preliminar que se desarrolla este año, como el caso mismo, de fondo, que demanda Bolivia: la obligación de Chile de negocair un acceso soberano al mar.

Se me puede llamar entusiasta y confiada en la demanda boliviana, y en ello no estarían equivocados, creo en la demanda boliviana por que considero que fue seriamente planteada y está responsablemente sustentada.

En menos de un año (2015) veremos como la Corte se declara competente y el juicio continua con la presentación de la contra memoria de Chile para el año 2016, la réplica boliviana y la dúplica de Chile para el 2017 (siendo amables con la celeridad de plazos), para finalmente ingresar de nuevo a audiencias orales para el 2019, pero esta vez para atender los alegatos finales antes de la sentencia de la Corte que posiblemente se la de a conocer el 2020.

Tiempo suficiente para que Bolivia empiece a preparar a sus mejores negociadores, en tanto Bolivia ha demandado que la Corte obligue a Chile a negociar, y si Bolivia no cuenta con buenos negociadores, todo este proceso ante la Corte no valdrá de nada.

Be the first to comment

Deja un comentario