diciembre 3, 2020

Camino de dichos y sobre dichos en el Pacto Fiscal

por: José Luis Nina Choque 

Dentro de los dichos populares se dice que conocer una verdad a medias es una mentira doble, o desconocer una verdad me hace esclavo de una mentira, estos aspectos en los últimos meses se han sentido mucho con relación al Pacto Fiscal.ºf

Actualmente en nuestro país muchas de las organizaciones sociales, políticas y población en general piensan que el pacto fiscal debe determinar cómo se debe distribuir los recursos fiscales a favor de Gobiernos Departamentales, Gobiernos Municipales, Universidades Públicas, la Administración Central y efectivamente a la población boliviana.

Se define como Pacto Fiscal, en Wikipedia como a las políticas de Gobierno que procuran influenciar la dirección de la economía a través de cambios en los impuestos (ingresos públicos) y sus usos (gastos públicos). Por otra parte, el Comité Económico para América Latina y el Caribe (CEPAL) la define como el acuerdo sociopolítico básico que legitima el papel del Estado y el ámbito y alcance de las responsabilidades gubernamentales en la esfera económica y social.

El objetivo que busca el Estado Plurinacional es proponer al Pacto Fiscal como un proceso de concertación e implementación de acuerdos entre el nivel Central del Estado y las Entidades Territoriales Autónomas con participación social de los ciudadanos para el buen uso de los recursos públicos con el fin de hacer efectivo el “Vivir Bien” conforme a los principios, garantías, derechos y obligaciones establecidos en la Constitución Política del Estado. Considerando que el proceso de dialogo debe estar orientado a mejorar la forma en la que se utilizan los recursos públicos bajo un marco de responsabilidad (competencias) asignadas a los diferentes niveles de gobierno.

En este sentido se debe implementar los mandatos normativos de la Constitución Política del Estado que son: la implementación de un Estado con Autonomías, respetando los derechos y garantías de los habitantes, ciudadanos y colectividades reconocidas en el texto constitucional y finalmente, la gestión de recursos y la priorización de sectores. Asimismo, muchos de estos aspectos son reforzados por el marco normativo vigente.

A efecto de no caer en los múltiples ataques de las regiones por el aumentar su participación en recursos y sus criterios de distribución, que saltan desde los 50 – 50 de la Gobernación de Santa Cruz una proporción que nadie sabe de dónde salió, toda vez que ellos son beneficiarios de la mayoría de los gastos del Estado por transferencias, por la ejecución de programas y proyectos en las regiones y además de transferencias indirectas.

Para la gestión 2014 se han transferido a favor de los Gobiernos Departamentales Bs9.817 millones, los Gobiernos Municipales Bs15.427 millones y las Universidades Públicas Bs3.976 millones; de los cuales, la ejecución de sus gastos porcentualmente alcanzo a 79%, 67% y 61%, respectivamente. Asimismo, la Administración Centra adicionalmente a transferido aproximadamente en Gastos en programas y proyectos de Inversión Bs7.495 millones y como transferencias Indirectas Bs28.997 millones.

Finalmente, es preciso que el pacto fiscal refleje los acuerdos necesarios que beneficien y respondan a las necesidades más que las regiones a la población boliviana en su conjunto, que se volverá abordar después de las elecciones.



*    Economista

Be the first to comment

Deja un comentario