noviembre 26, 2020

Atahualpa Yupanqui (1908-1992)

Héctor Roberto Chavero Aramburu, Atahualpa Yupanqui, nació el 31 de enero de 1908 en Pergamino, provincia de Buenos Aires, y falleció en Nimes, Francia, el 23 de mayo de 1992.

Su padre, al que llamaba Tata, era un humilde funcionario del ferrocarril, de sangre quechua y gaucha; y su madre, doña Higinia Carmen Haram, era de origen vasco.

Estudia violín con el cura de su pueblo natal. Más tarde hizo lo propio con la guitarra bajo la instrucción del concertista Bautista Almirón.

A los nueve años, junto a su familia, pasó unas vacaciones en Tucumán, sorprendiéndose con el paisaje y los géneros musicales de la zamba y la chacarera. Allí aprendió que el hombre canta lo que la tierra le dicta.

La temprana muerte de su padre lo hizo prematuramente jefe de familia. Juega tenis, boxea, se hace periodista, improvisado maestro de escuela, tipógrafo, cronista, músico y agudo observador del paisaje y del ser humano.

A los 19 años de edad compuso su canción “Camino del Indio” y emprendió un viaje hacia Jujuy, Bolivia y los Valles Calchaquíes.

En 1931 recorrió Entre Ríos, afincándose un tiempo en Tala. Participó en la fracasada sublevación de los hermanos Kennedy. Después de esta derrota debió exiliarse en Uruguay. Visitó Montevideo, para luego dirigirse al interior oriental y el sur del Brasil.

En 1934 reingresó a la Argentina y se radicó en Rosario (Santa Fe). Estableciéndose en Raco, provincia de Tucumán, al año siguiente.

Actuó en la radio de Buenos Aires y volvió al camino. Recorrió Santiago del Estero, Catamarca; nuevamente visitó el Altiplano en busca de testimonios de las viejas culturas aborígenes, y recorrió a lomo de mula los senderos jujeños, descansando por un tiempo en Cochangasta, provincia de La Rioja.

En 1945, junto a un grupo de intelectuales se afilia al Partido Comunista, compromiso político que rompería en 1952. Por esos años, su obra fue censurada y él detenido, torturado y encarcelado en varias ocasiones, pero estas circunstancias sólo lograron inspirarle y así le nació “El payador perseguido”.

En 1949 viajó a Europa y al año siguiente actuó con Édith Piaf en París. Años más tarde realizaría una extensa gira por Colombia, Japón, Marruecos, Egipto, Israel, Italia y España.

En 1967 se estableció en París, pero no dejó de visitar con frecuencia su tierra natal.

Recibió innumerables premios por sus composiciones, y homenajes por ser la mayor figura de la historia de la música popular argentina.

Zurdo y reacio a todo lo que rodea a la fama y el éxito, reivindicó por encima de todo su origen humilde, llevando por delante sus canciones criollas y su forma de pensar y decir lo que pensaba.

En 1989 presenta problemas cardíacos, pero no dejó por ello ninguna de sus presentaciones. Fiel a su destino de cantor, murió en Nimes, Francia y por su expreso deseo sus restos fueron repatriados y descansan en Cerro Colorado.

La Época.-

Be the first to comment

Deja un comentario