noviembre 26, 2020

“El mensaje del Papa es que huelan a oveja y no sean pavos reales”

por: Natalia Coronel

Señaló que la visita del pontífice movilizará a muchas personas, al tiempo que expresó su alegría por el reconocimiento a Luis Espinal.

“Llegué a Bolivia cuando, seguramente, tus padres ni habían nacido”, respondió Xavier Albó ante el interrogante de esta cronista. Sacerdote jesuita, emigró desde su España natal en 1952, en plena Revolución Nacional, nacionalizándose boliviano. Hoy es un referente clave de la Iglesia comprometida con los pobres y de la Teología de la Liberación. Sus títulos académicos abarcan antropología, filosofía y lingüística, y dictó clases en una infinidad de poblaciones y universidades alrededor del mundo, aunque para vivir eligió dos: El Alto y Jesús de Machaca. Observador minucioso de la realidad política-social boliviana, conversó con La Época sobre la inminente llegada del Papa al país. “Será una visita corta porque tiene deficiencia en un pulmón y la altura puede afectarlo”, señaló.

La visita de Francisco comenzará el 8 de julio y durará, apenas, 44 horas. Dentro de su atestada agenda, apuntó una escala para bendecir el lugar en el que fue asesinado el padre Luis Espinal, en 1980. “Para mí, lo central es el reconocimiento del martirio de Lucho”, expresó Albó.

Natalia Coronel (NC).- Falta poco para la llegada del Papa, ¿cómo lo recibirá el clero boliviano?

Xavier Albó (XA).- Creo que, sean de la corriente que sean, todos esperan esa visita con gran ilusión.

NC.- ¿Cree que el Papa buscará un acercamiento entre la jerarquía católica y el Gobierno de Evo Morales, para que se superen las actuales rispideces?

XA.- Jorge Bergoglio, ahora Francisco, ha sido y es un hábil político para acercar gente que por una razón u otra se han distanciado. Su rol eficaz en el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos es un ejemplo.

Parece claro que algo así está logrando ya con su inminente visita a Bolivia. Mucho antes de ser Papa ya había estado en La Paz y había prometido no volver más, por las insuficiencias que tiene en un pulmón. Por eso mismo será una visita muy corta menos de cuatro horas y durmiendo ya en Santa Cruz; el tiempo máximo que le han dado los médicos para no necesitar oxígeno.

NC.- ¿Cómo se logra la visita?

XA.- Evo fue quien logró la visita o supo de ella antes que la Conferencia Episcopal. Y en esa primera etapa será central la visita al Palacio de Gobierno. En cambio, en Santa Cruz alguna gente del Gobierno quería evitar que la gran misa y concentración fuera en el Cristo, por las connotaciones políticas que ha tenido en el pasado. Pero han debido ceder.

Ojalá el cardenal -Julio- Terrazas esté en condiciones para recibir al Papa.

NC.- Francisco suele decir que “le gustaría una Iglesia pobre y para los pobres”, ¿cómo separar esta premisa de una iglesia que siempre ostentó poder?

XA.- Eso deseamos que sea la Iglesia Católica y las demás.

Lo de que la Iglesia siempre ostentó el poder, depende de ciertos momentos. En la Independencia hubo conflictos mucho más fuertes que los actuales: muchos colegios fiscales eran partes de conventos. Y clérigos españoles debieron abandonar el país. Pero después, la Iglesia estuvo muy ligada al poder sobre todo hasta fines del siglo XIX, siendo a la vez la única religión constitucionalmente ligada al Estado.

Los jesuitas, que hacia finales de la Colonia ya habían sido expulsados e incluso suprimidos, recién retornaron en el último tercio del siglo XIX, traídos, al igual que algunas otras congregaciones, por el partido conservador para formar a sus nuevas generaciones.

Cuando la Revolución y Reforma Agraria de 1952-3 hubo cartas pastorales muy fuertes porque buena parte de la economía eclesiástica partía de haciendas.

Hasta la actual CPE de 2009 –si bien se reconocía ya la libertad de cultos desde 1904– se daba cierto “sustento” a la Iglesia Católica (art. 3 en CPE anterior) bajo la figura de compensación por los bienes que se le habían confiscado en la Independencia. Era también la única que tenía clases de religión dentro del currículo oficial. En el nuevo art. (ahora 4) ya desaparecen –a buena hora– esos privilegios y habla de forma más clara de igualdad de toda las religiones, espiritualidades y cosmovisiones, estas últimas en referencia a los pueblos indígenas que han preferido ser descritos con estos nombres y no “religiones” para resaltar que no quieren dogmas impuestos desde afuera sino lo que brota de ellos mismos y de las energías de la naturaleza.

NC.- Es posible que la revolución no solo se deba dar a nivel político, sino también a nivel “cultural y religioso”, ¿cómo se aplica este concepto con un Papa sudamericano en el vaticano?

XA.- Por supuesto, sea o no sudamericano el Papa. Francisco es el que más se parece al ya Santo Juan XXIII, italiano, en su estilo, que llega directo al corazón de la gente.

NC.- En términos simbólicos, será una visita movilizante pero, ¿cuál será el mensaje para la curia boliviana?

XA.- El mensaje para la curia boliviana es que “huelan a oveja”, que no sean “pavos reales”.

NC.- Durante su visita, Francisco se hará un espacio para rememorar y destacar el compromiso y el sacrificio del sacerdote jesuita Luis Espinal, ¿cuál es su apreciación al respecto?

XA.- Estoy muy contento por ello, aunque será muy breve por las restricciones de tiempo. Hay que preservar su estado de salud.

NC.- A su llegada hará una parada en la curva de Chacaltaya donde mataron a Espinal, ¿cómo será el pedido de beatificación?

XA.- Para mí, lo central es el reconocimiento del martirio de Lucho, que empezó más abajo, en el entonces matadero, que se ve más abajo, desde la autopista a mano izquierda, hasta que –seguramente, ya muerto– lo dejaron botado en un basural, unos dos kms. más arriba del sitio en que se hará ese recordatorio y bendición. Ello ocurrió en la madrugada del sábado y, por la tarde, cuando la multitud ya había retornado del cementerio, llegó la noticia que en San Salvador habían asesinado de un sólo tiro al corazón al obispo hoy conocido como “San Romero de América” y al que el pasado sábado 23 se reconoció ya oficialmente como beato.

Lo de ser beato, en el caso de Espinal, sería en todo caso una consecuencia casi automática de lo anterior.

NC.- ¿Qué opina sobre su injerencia en la política de algunos países como el caso de Cuba y EE.UU.?

XA.- Este tipo de alta política que acerca países antes en conflicto es muy cristiana. Ojalá logre algo comparable entre Israel y Palestina. Ya logró que rezaran juntos en los jardines del Vaticano, si no me falla la memoria.

NC.- ¿Cree que se pronunciará por el conflicto marítimo entre Bolivia y Chile?

XA.- Al menos, indirectamente, sí. Por ejemplo insistiendo en que el agua, el mar, la Madre Tierra (Pacha Mama) o el aire son bienes para todos que no pueden reducirse a mercancías para mayor lucro de algunos.

También podría referirse a que una victoria en guerra no es la fuente ética cristiana para obtener o perder ese tipo de bienes de utilidad y necesidad común. Para ellos se necesitaría un tipo distinto de legislaciones.

Be the first to comment

Deja un comentario