noviembre 29, 2020

Re postulación y democracia

Los indicadores más tradicionales para medir la democracia señalan como requisitos: 1) la realización de elecciones libres, periódicas, informadas e incluyentes; 2) la protección de libertades civiles y derechos políticos de la población; 3) la separación de poderes en la estructura del Estado.

Se puede estar de acuerdo o no con la democracia liberal como forma de organización política de nuestro Estado, pero indudablemente es el tipo de régimen más popular en el mundo, e hizo posible varias conquistas en favor de los habitantes del Estado moderno.

No obstante, aún no existe pleno consenso sobre la figura de la reelección en una democracia, ni sobre cómo influye ésta en su calidad. Existe la idea, casi un mito, que la prolongación en el poder conlleva a su excesiva acumulación en las manos de unos pocos. Pero también existen hipótesis de que los gobernantes tienen más incentivos para ser corruptos cuando su permanencia en el poder tiene límites fijos y de corto plazo.

Se trata de un debate que debe ser abordado sin dogmas ni prejuicios. Después de todo, no se puede acusar a la población boliviana de carecer de impulsos democráticos, no después de las olas revolucionarias de 1952 y 2003. Somos un país con poca tolerancia para los tiranos y sabemos ejercer nuestros derechos tanto en las urnas como en las calles.

Por eso, tal vez lo más recomendable (y de hecho lo que se piensa hacer) es dejar que el pueblo decida lo que le resulta más democrático, sin prestar mucha atención a lo que dicen las agencias ni los gobiernos que se creen con el derecho de calificar quién es democrático y quién no, mientras sus drones bombardean poblaciones civiles al otro lado del mundo.

Be the first to comment

Deja un comentario