diciembre 4, 2020

El proceso de industrialización en Bolivia

El 8vo. Encuentro de Economistas de Bolivia, cuyo tema central de convocatoria fue “Industrialización: Rumbo a la diversificación de la Matriz productiva”, se realizó en la ciudad de Sucre los días 10 y 11 de septiembre del presente. Dicho evento es convocado por el Banco Central de Bolivia y auspiciado por una de las universidades del sistema universitario, esta vez por la Universidad Mayor Real y Pontificia de San Francisco Xavier de Chuquisaca.

El Instituto de Investigaciones Económicas de la UMSA (IIE-UMSA), participó con la presentación de una ponencia cuya temática está relacionada al tema central de la convocatoria, La Industrialización, aspecto que es de relevancia fundamental en el país y en la región.

América Latina y el Caribe, no han renunciado, ni lo harán, a sus procesos de soberanía y liberación económicas mediante el fortalecimiento de sus procesos de industrialización. Claro está que el desafío supone una mayor responsabilidad en el diseño y la ejecución de sus modelos industriales. No debemos repetir aquellos modelos industriales del capitalismo salvaje que han contaminado el medio ambiente y destruido las fuentes de recursos naturales, todo con el afán de concentrar y centralizar el capital para el beneficio de unas pocas élites.

Desde esa perspectiva de reflexión, la ponencia presentada por el equipo de investigación del IIE-UMSA, cuyos integrantes son: Ninette Cornejo Imaña, Cynthia Colque Ramos y Abraham Pérez Alandia, tiene que ver con una propuesta de modelo industrial para nuestro país. Documento del cual extraemos la parte introductoria, a fin de que sea conocida por nuestros lectores:

Presentación de la Ponencia

La historia de la industrialización en Bolivia data del siglo XX. Vinculada inicialmente a la posibilidad de sumar valor agregado a los minerales que se explotaban y exportaban desde los principales centros mineros, ideas o proyectos que fueron inmediatamente evitados por la oligarquía minera que tenía sus compromisos con empresas fundidoras de Inglaterra.

Un segundo intento, también frustrado, fue la industrialización que se intentó implementar, al influjo del modelo “Industrialización por Sustitución de Importaciones” (ISI). Propuesta que proviene de la CEPAL, desde finales de la década de los 40’s del siglo anterior, para toda le región. El modelo ISI será frenado por el advenimiento de la década perdida, década de los 80’s, caracterizada por la crisis de la deuda externa. A raíz de los desequilibrios en los indicadores macroeconómicos, que causaron las dificultades de cumplir con las cuotas de esta deuda, se obligó a la enajenación de proyectos industriales en marcha, rentables y no rentables.

Después de un silencio académico y ausencia de producción intelectual, surgen los debates y las propuestas de retomar la tarea de la industrialización en la región. Propuestas y debates que se publican desde la CEPAL y trabajos independientes como la de Oswaldo Sunkel. En Bolivia el profesor Machicado y los trabajos de Carlos Villegas constituyen los aportes más importantes en la primera década del presente siglo.

El debate en torno a la industrialización considera, en primera instancia, la crítica al proceso del modelo ISI y los esfuerzos que se hicieron para conseguir la introducción de técnicas caras y modernas, sobre todo en la segunda fase del modelo, fase a la cual pudieron acceder pocos países, como Brasil, Argentina y México.

El hecho de que se retome, en el marco de las propuestas actuales, la industrialización en los países de la región, debe considerar dos vías: la primera se refiere a una tosca imitación a la industrialización de los países del este asiático y, la segunda, diseñar nuestro modelo industrial propio a las potencialidades y necesidades de la región y de la población nacional. Esta última opción requiere de un diseño previo de modelos alternativos de industrialización, tal que los productos industrializados logren efectos que el desarrollo cultural a lograrse pueda satisfacer las aspiraciones de desarrollo que requiere la región y la población.

La presente ponencia tiene por objetivo evaluar los proyectos de desarrollo industrial en curso, y los que están en la propuesta estatal, para identificar si el modelo industrial se aproxima a cumplir las condiciones consideradas en párrafo anterior.

Comenzando por una breve crítica a la teoría de polos, advertimos que la realidad de nuestra economía es más explicable mediante la teoría de los enclaves. En un segundo aspecto se considera la reflexión que hace Machicado en relación a la necesidad de industrializar la economía boliviana. También consideramos la propuesta del modelo que propone Sunkel desde su teoría del “Desarrollo desde adentro”.

El extenso de esta ponencia presentada y debatida en el 8vo. Encuentro de Economistas de Bolivia, será publicado por el BCB. Felicitamos al BCB y a la UMPSFXCH por la brillante organización del encuentro y a los asistentes: docentes, estudiantes y ponentes, les animamos a que este encuentro tenga la participación masiva en las próximas convocatorias. El próximo encuentro será en Cochabamba.


* Docente investigador titular del IIE-UMSA, economista subversivo, miembro de la “Red Boliviana de Economía Crítica”.

Be the first to comment

Deja un comentario