septiembre 27, 2021

Venezuela representa la dignidad de América Latina y el mundo

Por Víctor Góngora-.


Venezuela atraviesa la crisis política, social y económica más profunda de su historia reciente. Un escenario que pone en cuestión a las bases mismas del modelo chavista.

Con una inflación de la más alta del mundo y una moneda devaluada por las políticas de bloqueo del gobierno de Estados Unidos, el día a día de los venezolanos y venezolanas se ha vuelto cada vez más complicado. Esta situación que a empujado a miles de personas abandonar el país y generado la corriente migratoria más grande de América Latina de los últimos 50 años, a obligado al gobierno del Presidente Nicolás Maduro, habilitar técnicamente un proceso de dolarización de la economía sin dejar su moneda oficial como “válvula de escape» y «mecanismo de resistencia» para que funcione el comercio, ante la guerra económica y los mecanismos de sanciones del gobierno estadounidenses que en medio de la pandemia a evitado la compra de insumos médicos, las vacunas que tanto requiere el pueblo Bolivariano.

Venezuela entre el 2004 al 2014, tuvo el más alto índices de desarrollo y bienestar de América latina y el Caribe, muchos de estos logros aún se defienden, como el derecho a la salud pública, educación, vivienda, cultura, trabajo etc. A pesar de ser golpeados como el salario de los trabajadores, se ve a un pueblo que resiste sin perder las esperanzas de levantarse y fomentar una economía mixta y competitiva.

En este contexto, del 21 al 24 de Junio del 2021, Venezuela abre sus puertas al Congreso Bicentenario de los Pueblos del Mundo en homenaje a la histórica batalla de Carabobo, la cual fue decisiva para su independencia y para el proyecto de Bolívar de unificar toda la Patria Grande.

Con la participación de más de 600 delegados, de ellos más de 340 de 50 países del mundo debatieron sobre las estrategias de lucha de las fuerzas progresistas, socialistas y comunista, la unidad y otros temas de interés común para los pueblos.

El trabajo de conexión, discusión y propuestas que iniciaron también en el Foro de San Paolo y han madurado en los últimos años, ha involucrado a cientos de organizaciones, partidos, sindicatos y movimientos populares a nivel mundial y nacional, con el objetivo de construir una agenda de lucha común contra el capitalismo y el imperialismo, articulando las diferencias, pero con espíritu unido y organizado.

El Congreso Bicentenario de los Pueblos del Mundo, se inspira en este sueño. Es un esfuerzo colectivo en función de la vida. Una apuesta ante el colonialismo aún existente y por consiguiente, acompaña las luchas de los pueblos por su soberanía. Este Congreso fundamenta su esperanza en la memoria histórica de las naciones y hace un llamado a la unidad ante el imperialismo. Unir a los pueblos se hace impostergable para enfrentar la globalización neoliberal. Se hace imprescindible trascender la solidaridad para desarrollar un internacionalismo militante capaz de coordinar las luchas, retomar la iniciativa desde una agenda de los pueblos y cambiar la correlación de fuerzas a su favor.

Aquellos medios de comunicación tradicional, mercantilistas y maliciosos que impulsan campaña para difamar al gobierno Bolivariano, de seguro no van dar a conocer las resoluciones del congreso Bicentenario, intentarán degradarlo sin saber que no podrán con Venezuela. Más de 8 millones de venezolanas y venezolanos se inscribieron en al proceso bolivariano para el Congreso, inaugurado por Maduro el 4 de febrero, a través de la plataforma Sistema Patria. 41 movimientos de todos los sectores políticos, sociales y culturales discutieron y presentaron propuestas, expresión de la vivacidad política de la revolución, cuya principal fortaleza radica en el poder popular: Mujeres, Trabajadores, Campesinos, Pescadores, Indígenas, Afrodescendientes, Comunas, Comunicación, Cultura, Intelectuales y Pensadores, Educación, Misiones, Militares en Reserva Activa, Adultos mayores, Juventud, Personas con Discapacidad, Animalistas, Movimientos de la sexo-diversidad, Científicos e Innovadores, pero también Clase Media y Movimientos de Religiosos, Técnicos y Profesionales, y Empresarios “Que estén unidos por la voluntad de recuperar la amada Patria”.

Hoy la Patria de Bolívar continúa demostrando en medio de la pandemia y el cruel bloqueo, el ejemplo de unidad nacional e internacional y los seres humanos que decimos amar la vida y los medios de comunicación que defienden el artículo 18 de la ONU, tienen el compromiso de posicionar su ejemplo que solo busca aportar a un mundo mas justo, lleno de amor y paz.

¡Viva Venezuela Libre!

¡Viva Simón Bolívar¡

Viva Hugo Chávez!

Be the first to comment

Deja un comentario