octubre 21, 2020

Representación política y oposición (2009-2010) 1

por: Dunia Sandoval Arenas*

El fin de la polarización

Se ha transformado la coyuntura de polarización entre “gobierno y oposición” y la ubicación territorial de zonas afines (occidente) y zonas opositoras (media luna). Debido a que los sectores con mayor capacidad de movilización, han sido sectores populares organizados. Los gremios de periodistas (conflicto nacional), CIDOB, en 2010 y en la coyuntura inmediata, conflictos de unos sectores contra otros, por ejemplo gremialistas, transportistas, versus Juntas Vecinales. Es decir, no es evidente en Santa Cruz, un Estado totalitario tenga la capacidad de imponer, y que la sociedad civil sea totalmente pasiva. Sino que diversos sectores reaccionan de acuerdo a sus intereses particulares, como señaló Mayorga.

La oposición, tanto cívica, como partidaria ha demostrado poca capacidad organizativa dentro del departamento de Santa Cruz, para aprovechar el impacto de incremento de precios de los combustibles y su repercusión en otros productos. En otras coyunturas políticas, el “dieselazo”, (Gob. De Carlos Mesa), fue un elemento detonante de movilización ciudadana para avanzar hacia demandas autonómicas.

En la coyuntura más reciente, entre fines de 2010 y principios de 2011, los efectos del incremento de carburantes, la escasez de azúcar y el ocultamiento de algunos alimentos, demuestran que el control de la inflación es muy importante para evitar protestas sociales, porque no es comprendido como efecto de varios factores, entre ellos, el propio crecimiento económico. Este contexto de crecimiento es favorable para la estabilidad política departamental, considerando que a pesar de que los ingresos per cápita se acercan al promedio de Bolivia (Santa Cruz, ya no lideriza el IPC, ahora lo hace Tarija), el departamento mantiene su liderazgo económico. Este hecho condiciona a que los sectores empresariales institucionalizados, evadan nuevos escenarios de confrontación.

La descentralización de competencias, también implica la desagregación de conflictos como los actuales del sector salud contra el gobierno municipal. Por otro lado, ante la existencia de excedentes del Estado (reservas) y liquidez circulando en la economía, los conflictos por la apropiación de estos excedentes está latente entre distintos sectores, debido a una “inflación por expectativas”. Es decir, cada sector, transportistas, comerciantes, sectores de servicios querrán aumentar sus utilidades a partir de incremento de precios.

La ineficiencia de la gestión estatal y corrupción (caso EMAPA), complica aún más la percepción de inestabilidad económica, en un departamento con una mayoría de oposición.

Por otro lado, ante la existencia de excedentes del Estado (reservas) y liquidez circulando en la economía, los conflictos por la apropiación de estos excedentes está latente entre distintos sectores, debido a una “inflación por expectativas”. Es decir, cada sector, transportistas, comerciantes, sectores de servicios querrán aumentar sus utilidades a partir de incremento de precios.

La ineficiencia de la gestión estatal y corrupción (caso EMAPA), complica aún más la percepción de inestabilidad económica, en un departamento con una mayoría de oposición.

El poder en pugna

Los conflictos que se han dado en la coyuntura inmediata, posterior a las elecciones de abril, responden a contradicciones internas dentro del bloque en el Poder del MAS, por un lado, y la más evidente, los indígenas de tierras bajas, solicitando la efectividad de sus derechos establecidos en la Constitución, expresando así, la contradicción entre los pueblos étnicos y sus demandas de participación en el Estado. La CIDOB se convierte así en un actor efectivo, porque es capaz de ejercer presión por sus demandas y hacerlas cumplir, a diferencia de los actores cívicos, municipales y de la gobernación quienes se abstuvieron de participar en el debate por la Ley Marco de Autonomías.

La dirigencia Cívica de Núñez, se ha separado de la dirigencia empresarial. ANAPO, la CAO y la CAINCO establecen acuerdos de convivencia que son convenientes tanto para mantener la seguridad alimentaria, por un lado, como para continuar con procesos productivos con apoyo estatal.

Predominan pequeños conflictos por espacios de poder

Predominan los temas sectoriales, como se sectores educativos y de salud, Por ejemplo, los conflictos con los gremiales, para mantener el Régimen Simplificado y la Ley contra el contrabando. Pero, que no son estructurales, en la relación Región-Estado, ni cuestionan el modelo económico de fondo.

Otro tema constante son los conflictos municipales, que se dan desde que en 1994, manejan recursos, los más recientes, la destitución de Mario Cronenbold, Alcalde interino de Warnes y de Buenavista, Vladimir Chávez, por distintas razones

Es importante la transformación de la Prefectura en Gobernación y la elección de Asambleístas Departamentales, quienes han asumido una posición de polarización, y de poca operatividad en su trabajo. La sola presencia de los Asambleístas Indígenas, también es un salto cualitativo respecto a la democracia participativa y la inclusión de sujetos colectivos. Es un proceso que se inicia con conflictos y que todavía no está consolidado.

Es innegable el impacto económico y sobre la sociedad que ejercen las actividades ilegales, narcotráfico, delincuencia y contrabando. Los aspectos de mayor tolerancia al narcotráfico y la sensación de inseguridad son aspectos, tomados por la oposición y por la Jerarquía de la Iglesia Católica, que influyen en la sensación de bienestar de la población y un mayor rechazo al gobierno nacional.

En síntesis, las características de la representación política en Santa Cruz ya no se han dado en la coyuntura más reciente, a través de los partidos políticos, ni a través del Comité pro Santa Cruz. Sino que diversas organizaciones que representan sectores asumen posiciones de defensa de sus interesesinmediatosy pugnas por la distribución del excedente. Los ejes discursivos que definen el campo político regional, siguen siendo los de defensa de la identidad cruceña y autonomía, sin embargo no existe una dirección unida que los enarbole o dirija, así el discurso mayoritario es de oposición en el conjunto del departamento, con matices de acuerdo a las autoridades municipales en cada caso. Sin embargo, no existe una total hegemonía de “verdes” en los municipios, y los concejales responden a MAS y a nuevos grupos para la región, como MSM.

En este sentido, la aplicación de la nueva Constitución, no encuentra una oposición capaz de organizar resistencia para cada uno de los temas, como se demostró en el conflicto con los periodistas. Los espacios departamentales como la Asamblea, no logran cohesionarse para representar y defender los intereses del departamento y no son foco de propuestas, más que para reflejar conflictos internos, tanto entre miembros de la oposición, como entre representantes del MAS y opositores.

Los escenarios prospectivos dependen de la capacidad de la oposición de reunificarse y reorganizarse, a través de cierta “modernización”, la elección de Vaca Diez en el Comité pro Santa Cruz, podría incidir en una mayor apertura. Por otro lado, el desenvolvimiento de la economía y los pactos entre gremios empresariales agropecuarios con el gobierno Central, por intereses comunes, junto al fracaso de opciones violentas, estaría marcando un pacto de conveniencia entre grandes sectores. Sin embargo, las reacciones de sectores diversos de la sociedad civil ante percepciones de incertidumbre económica son impredecibles y podrían resultar en conflictos callejeros, un conflicto latente se daría entre vecinos y transportistas, por ejemplo.

*     Economista, comunicadora social e investigadora cruceña.

1    Síntesis de la investigación: “Análisis político situacional del departamento de Santa Cruz” 2009-2010, que incluyó grupos focales con analistas, entrevistas, monitoreo de medios y cuadros de análisis de discurso de actores políticos.

Be the first to comment

Deja un comentario