octubre 27, 2020

Ministro Arce Catacora: Los pobres del mundo terminan pagando los costos de la crisis originada por el capitalismo

por: Carlos Quiroga Santa Cruz

La máxima autoridad económica del Estado Plurinacional de Bolivia participó en la sesión especial de la ONU por el Día Internacional de la Madre Tierra, donde criticó al capitalismo, al colonialismo del siglo XXI y propuso la construcción de una economía para la vida.

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Alberto Arce Catacora, durante su intervención señaló que la generación de una conciencia respecto a la vida en armonía con la Madre Tierra, pasa necesariamente por la toma de conciencia respecto a un modo específico de producción que apareció en un momento en la historia de la humanidad y que en esencia es desestructurante de la vida; el capitalismo.

“Estamos ante una profunda crisis ideológica, ética y moral, estamos ante la degradación de la civilización capitalista, y no sólo estamos poniendo en peligro el único hogar que tenemos sino la vida misma sobre el planeta, nuestra propia existencia como humanidad —señaló Arce—, por eso es que muchos economistas y cientistas, hoy están desempolvando al viejo Marx, para entender lo que está sucediendo en el mundo capitalista, pues él incluso llegó a ver el antagonismo que existe entre capitalismo y naturaleza; la contradicción básica entre el carácter potencialmente ilimitado de la acumulación de valor, y el carácter limitado de algunos recursos naturales”.

El Ministro manifestó que nuestro planeta se encuentra amenazado por múltiples crisis que confluyen y se retroalimentan, tales como la crisis financiera, crisis climática —que se está convirtiendo en un colapso ecológico—, crisis acuífera, crisis energética, crisis alimentaria y crisis de políticas macroeconómicas, pues ha quedado claro el fracaso de las políticas aplicadas para resolver la crisis financiera de 2008.

“Esta reciente crisis financiera —declaró el Ministro— se ha trasladado al ámbito real de la economía, con el consecuente impacto en las economías nacionales; y una vez más, es la población, son los pobres del mundo los que terminan pagando los costos de las crisis originadas por el capitalismo y una minoría que privatiza las ganancias del sistema y socializa sus pérdidas. Ese es el capitalismo, un sistema en el que no cabemos todos, un sistema en el que siempre habrá unos pocos ganadores y muchos perdedores, incluyendo a la Madre Tierra”.

Para sustentar su exposición, Arce Catacora recordó que gracias al sistema capitalista en este momento subsisten en el planeta “840 millones de hambrientos”, pese a lo cual “los países desarrollados desperdician 220 millones de toneladas de alimentos anuales, que equivalen a la producción anual de alimentos de África Subsahariana”.

“Existen —añadió el Ministro— 1.300 millones de pobres, 900 millones de personas que no acceden al agua, 2.600 millones de personas que no acceden al saneamiento y más de 200 millones de desempleados agravados por la crisis financiera”.

Mencionando datos de la ONU, anunció que “en los próximos veinte años, el mundo necesitará al menos un 50% más de alimentos, un 45% más de energía, un 30% más de agua y muchos millones de nuevos empleos”.

Consideró que ante esta realidad, espacios como la plenaria de la ONU “no pueden convertirse en simples foros internacionales de buenos deseos, donde todos coincidamos en que es necesario vivir en armonía con la Madre Tierra; pero en definitiva no cambie nada, o sólo cambie el maquillaje de un sistema de producción y consumo perverso”.

El colonialismo del Siglo XXI

El Ministro Arce Catacora, explicó que la lógica mercantilista en la que opera el mercado capitalista, hace parecer que el error de la humanidad es no poner precio a los recursos naturales, no poner precio a la Madre Tierra, cuando el error principal es no poner fin al capitalismo.

Cuestionó la política que pretende compensar el impacto de la depredación de la naturaleza, con la adopción de un sistema de comercio de emisiones de carbono, basado en más mercado capitalista. Asimismo, cuestionó la llamada ‘Economía verde’ que “forma parte de ese colonialismo del Siglo XXI que mercantiliza las fuentes naturales de vida, obligándonos a los países del sur a ser sus guardabosques pobres, como ha señalado el presidente Evo Morales en diversos foros internacionales”.

El Ministro hizo notar que “es más fácil, y muy cómodo, hablar de armonía con la Madre Tierra para quienes tienen alimento todos los días, vivienda, luz, agua potable, servicios de salud y educación”.

En este sentido, precisó que “no compartimos una militancia medioambientalista lírica, asumida por muchos países que habiendo depredando irresponsablemente la naturaleza para desarrollarse y teniendo sus necesidades básicas satisfechas, ahora pretenden que países como el nuestro, se conviertan en sus reservas ecológicas. No es justo”.

“Mientras los países llamados desarrollados tienen niveles elevados de ingresos y de satisfacción de necesidades —acotó Arce Catacora—; los países en vías de desarrollo aún tenemos que generar las condiciones materiales para seguir resolviendo necesidades históricamente insatisfechas, para acabar con la pobreza y la dependencia económica en la que nos sumió el capitalismo”.

Transferencia de industria limpia a costos subvencionados

El ministro Arce Catacora, manifestó que países como Bolivia, necesitan industrializar sus recursos naturales, y desarrollarse para dejar de ser simples proveedores de materias primas de los países industrializados; sin embargo precisó que la industrialización tiene un impacto en la Madre Tierra; y que si bien lo que tenemos que hacer es potenciar un modo de producción ecológico, una industria limpia; ésta tiene un costo muy superior a la industria tradicional, y ese es un costo que muchos países no pueden asumir, “esa es la realidad a la que nos enfrentamos”, precisó Arce.

En este contexto hizo un llamado a los países desarrollados a reafirmar, con acciones concretas, el compromiso y responsabilidad con la construcción de una economía en armonía con la Madre Tierra, y para ello “la tecnología de punta, utilizada para la generación de industria limpia, debe ser transferida a los países en vías de desarrollo a costos subvencionados por quienes depredaron por cientos de años la naturaleza, y nos han llevado a esta crisis estructural en la que nos encontramos”, indicó Arce.

El Vivir Bien y una economía para la vida como alternativa al capitalismo

El Ministro de Economía y Finanzas Públicas dijo que el Estado Plurinacional de Bolivia propone a todos los pueblos del mundo el Vivir Bien como horizonte político, económico y civilizatorio. “Es una alternativa al capitalismo que nace desde las culturas ancestrales —señaló Arce— desde los pueblos indígena originario campesinos”, y busca la producción y reproducción de la vida, no de la ganancia; como sucede en el capitalismo.

Esta propuesta complementa el interés individual con el Vivir Bien colectivo, y apuesta a la construcción de una economía para la vida, que supere no sólo la explotación del hombre por el hombre, sino también la explotación de la naturaleza por el hombre; una economía en armonía con la Madre Tierra, “una economía donde quepamos todos”, expresó el Ministro.

Por otro lado, dijo que desde el año 2006 el gobierno del presidente Evo Morales ha implementado un nuevo Modelo Económico Social Comunitario Productivo, construido por bolivianos y para los bolivianos.

En este sentido Arce Catacora, recordó que “los modelos deben responder a las condiciones y características propias de cada país, pues las ‘recetas económicas’, como las que impuso el neoliberalismo y los intereses económicos de las empresas transnacionales a través de algunos organismos internacionales, también han fracasado”.

Asimismo, indicó que el nuevo Modelo Económico Social Comunitario Productivo, ha tenido importantes resultados, especialmente en la reducción de la pobreza, en el acceso universal a los servicios básicos, en la redistribución de los ingresos, generados gracias a la nacionalización y el aprovechamiento de nuestros recursos naturales estratégicos.

Finalmente, el Ministro precisó que “no podemos disociar los enfoques económicos que buscan la armonía con la Madre Tierra, de los enfoques económicos anticapitalistas, que pretenden rescatar el sentido originario de la economía y la sociedad”.

Minutos antes de que el ministro Arce Catacora se dirigiera a la plenaria, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, resaltó las medidas legislativas (que incluyen la nueva Constitución Política del Estado) que el Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia adoptó en los últimos años para proteger a la Madre Tierra.

Be the first to comment

Deja un comentario