diciembre 5, 2020

Descubriendo la pólvora

Veía el día lunes posterior a las elecciones subnacionales 2015, un video en el cual el señor Gonzalo Chávez se imaginaba (digo imaginaba porque no era ninguna propuesta concreta) un “modelo económico desde los barrios, desde lo local” que resuelva las necesidades de la población.

Hagamos un breve repaso a lo que dice la Constitución Política del Estado (CPE) en su Artículo 306, Parágrafo I: “El modelo económico boliviano es plural y está orientado a mejorar la calidad de vida y el vivir bien de todas las bolivianas y los bolivianos”. Hasta ahí nada nuevo, no vamos a descubrir la pólvora, no nos vamos a inventar modelitos nuevos toda vez que en la CPE ya está establecido cuál es este modelo y el fin que tiene el mismo.

Ahora bien, independientemente del partido o agrupación ciudadana que ocupe el poder en los Municipios o Gobernaciones, tiene que respetar las competencias que ya se establecen en la Ley 031, Ley Marco de Autonomías y Descentralización “Andrés Ibáñez”, independientemente quién esté en el cargo, y eso no significa que el modelo económico “cambie”, sino que se dé cumplimiento a esas competencias, toda vez que las Entidades Territoriales Autónomas (ETA’s) tienen como principal instrumento de gestión a la inversión pública, particularmente en la ejecución de proyectos de desarrollo productivo, social, etc.

Por ejemplo, si consideramos el Artículo 92, Parágrafo III, de la Ley Marco de Autonomías, ahí claramente se establecen que los Gobiernos Autónomos Municipales pueden “promover programas de infraestructura productiva con la generación de empleo digno”, “promover complejos productivos en su jurisdicción, en base al modelo de economía plural”, “formular, proponer y ejecutar planes, programas y proyectos de industrialización de la producción nacional, promoviendo la comercialización a nivel local”, “fomentar y fortalecer el desarrollo de las unidades productivas, su organización administrativa y empresarial, capacitación técnica y tecnológica en materia productiva a nivel municipal”, entre otras competencias.

En conclusión, las competencias ya están definidas en la norma, nadie puede venir a reinventar la rueda, más bien el desafío para las nuevas autoridades electas estará en cómo van a aplicar estas competencias, lo que no significa que se cambie el modelo económico, tal como sueña el Sr. Chávez.

Lo interesante será ver qué harán para ejecutar las autoridades entrantes, los casi 11.000 millones de Bolivianos que tienen los Municipios y Gobernaciones como recursos en saldos de caja y bancos, toda vez que las competencias ya las tienen y la plata también.


* Economista

Be the first to comment

Deja un comentario