diciembre 2, 2020

Día del periodista

La mañana del pasado lunes sorprendió a las y los lectores que se acercaban a los puestos de periódicos y sorpresivamente veían coincidir, punto a punto y coma a coma, los titulares de las variopintas publicaciones: “la oposición triunfa en Beni”.

Con un cómputo oficial que representaba apenas una tercera parte del electorado que acudió a las urnas un puñado de periodistas adjudicó la victoria al candidato de NACER. La irresponsabilidad fue grosera.

Al concluir la semana, tal como lo había señalado el presidente, conocimos los detalles de los comicios benianos: el MAS obtiene 85.598 votos (50,23%) y la oposición 84.809 (49,77%). La distancia entre ambos no alcanzó las ochocientas papeletas.

Los medios de comunicación se deben a la sociedad, a la entrega de información de manera oportuna y eficaz, abogando por la certidumbre de la misma, la fiabilidad de la fuente y, por supuesto, la transparencia y honestidad del trabajo realizado.

Todo periodismo es parcial aún cuando sea objetivo. Responde a intereses específicos y concepciones de mundo –a los que había que añadirles “proyectos políticos” – de quien lo ejerce. Como en los peores tiempos, el cúmulo de recientes desinformaciones o frases capciosas tuvo una sola dirección: poner en tela de juicio la credibilidad del partido gobernante en el marco del conteo de votos. Pero, ¿sobre qué base se sostenían esas afirmaciones? Sobre ninguna.

Hace 150 años el periodista Cirilo Barragán iba rumbo al patíbulo donde sería fusilado por órdenes del dictador Melgarejo. Le incomodaba al gobernante la independencia de criterio, opinión e información con que Barragán ejercía su labor. El periodismo existe antes que se abrieran las facultades que imparten esa carrera en las casas de estudio superior.

Nuestro periódico no ha ocultado nunca ser parcial en beneficio de las y los más humildes de nuestra población. Creemos en el proceso de cambio.

Saludamos a todos los colegas en un nuevo aniversario. Se hace urgente el ejercicio responsable de la función social que realizamos.

Be the first to comment

Deja un comentario